Gilmore Girls: A year in the life – Spring

Los Lunes Seriéfilos Gilmore Girls: a year in the life
La mezcla de géneros es una de las joyas que nos dejará en herencia la televisión moderna. Series y producciones incalificables como Orange Is The New Black que empujan las fronteras de lo establecido. Gilmore Girls también es una de ellas. Su capacidad de hacer comedia del drama y drama de la comedia es una de sus mejores armas. No te dejes engañar por la primavera, sus flores también arrojan sombras.

Homenaje

Los Lunes Seriéfilos Gilmore Girls: a year in the life
Si “Winter” era esencia, “Spring” es nostalgia y homenaje. Daniel Palladino, marido de la creadora de Gilmore Girls, es el encargado de hacer florecer la primavera en Stars Hollow en la segunda entrega de Gilmore Girls: a year in the life. Un capítulo cargado de recuerdos, en el que la serie, conocedora de su éxito, popularidad y aceptación crítica, se alaba a sí misma, a sus personajes y diálogos. “Spring” es el resultado de un equipo técnico y creativo que disfruta haciendo su trabajo, con complicidad y con una idea intimista de lo que es hacer televisión.

Así, Palladino recupera las reuniones de vecinos en el ayuntamiento, el pequeño y acogedor cine, los estrambóticos cortos cinematográficos de Kirk, las festividades en la plaza del pueblo, los pasillos y clases de Chilton... También le hace un hueco en su guión a personajes secundarios típicos, que tan buenos momentos han protagonizado. Gypsy, Babette, la señora Kim e incluso el inédito señor Kim, Lulu, Taylor… Muy hábilmente, guionistas y creadores, se guardan las grandes bazas aún bajo la manga: Sookie, Jess y Dean continúan en la lista de espera. Pero hay sitio para hacer un guiño a Parenthood, el otro gran trabajo de Lauren Graham para NBC, con el cameo de Mae Whitman, que interpretó a su hija ficticia en dicho drama familiar. Con ello une en el tiempo y el espacio a sus dos retoños televisivos, antítesis el uno del otro, pero perfecto retrato ambos de las relaciones paterno filiales.

Los Lunes Seriéfilos Gilmore Girls: a year in the life
“Spring” es nostalgia no solo por estos pequeños detalles, sino por sus tramas y arcos de personajes. Aquí es cuando el homenaje peca de reiteración y volvemos a encontrarnos con Lorelai y Emily enfrentadas por acontecimientos pasados y remotos, enfrascadas en unos dolores enquistados que siguen cobrándose víctimas en el presente, especialmente Luke. La diferencia ahora se encuentra en la voluntad de ambas por encontrar una solución civilizada. Como ya sabemos, tras siete años de episódicas lecciones, la situación entre ambas repercute directa y proporcionalmente en la  relación amorosa entre Lorelai y Luke, que se hunde cada vez más en una oscura espiral de secretos sin confesar. Todo esto se acerca peligrosamente a esa infame séptima temporada que dejó tocada, y prácticamente hundida, a la serie.

Luces y sombras en Stars Hollow

Los Lunes Seriéfilos Gilmore Girls: a year in the life
Del mismo modo, como adelantaba “Winter”, se produce el esperado y necesitado “meltdown” o desestabilización emocional de Rory. En un viaje a Nueva York en el que la joven Gilmore persigue sus sueños laborales, todo se viene abajo romántica y profesionalmente. Como resultado, para cuando llegue verano, tendremos de nuevo a madre e hija viviendo bajo el mismo techo. Esto parece poner fin a sus idas y venidas entre Londres y Stars Hollow y, como consecuencia, también a Logan. “Spring” cierra con una Lorelai, y una audiencia, preocupada por todas las batallas abiertas en varios frentes.  

“Spring” tiene luces y sombras en muchos aspectos. El colorido del vestuario, del decorado e, incluso de la fotografía, contrasta con los tonos oscuros de la trama, cargada de dramatismo y recuerdos negativos. El guión y los diálogos son espléndidos, como no podía ser de otra forma, pero en un determinado momento a “Spring” le queda grande el formato de 90 minutos y le falla el ritmo, aunque se recupera rápidamente. Alexis Bledel le hace justicia a su personaje en un episodio del que es absolutamente protagonista. Sin embargo, Liza Weil la ensombrece y roba la atención del espectador en un par de escenas en las que Paris está absolutamente sublime. Graham y Bishop, aunque espléndidas, quedan relegadas a un inmerecido segundo plano. Scott Patterson parece anquilosado dando vida a Luke, un personaje ya de por sí desaborido.

Los Lunes Seriéfilos Gilmore Girls: a year in the life
“Spring” es el recuerdo en sí mismo de Gilmore Girls. Una recreación en sus habilidades narrativas y televisivas. Una incalificable pero sabrosa mezcla de géneros, tramas y personajes. Un viaje emocional y emocionante al pasado de sus personajes y un atisbo de su incierto futuro. Todo cambia, pero todo vuelve a su lugar. Las flores perderán sus pétalos y las chicas Gilmore se enfrentarán al calor veraniego. Las estaciones siguen su curso y la vida continúa en Stars Hollow.


Foto:

COMENTARIOS