Cine 2016: Batman v Superman, X-Men: Apocalipsis y otros fracasos inevitables


Hace un par de meses los medios estadounidenses especializados en el séptimo arte dejaron circular una información bastante alarmante de acuerdo a la venta de entradas. El verano de 2016 se convirtió en el verano con ingresos más bajos en taquilla desde hace veinticuatro años. Muchas personas se precipitaron en decir que el cine está muerto (cinema is dead como se leía en twitter) pero no olvidemos que 2015 significó un gran año en blockbusters -tanto en taquilla como en crítica- Universal Studios tuvo su mejor año de la historia y en 2016 tres películas lograron superar el billón de dólares a nivel mundial. El cine no está muerto, está enfermo por películas innecesarias (muchas de ellas secuelas que nadie pidió ver). En este post se resumen aquellas películas que significaron un rotundo fracaso y que sin querer o no terminaron siendo perjudicial para la salud del cine.



COMEDIAS SIN GRACIA... NO, GRACIAS

01. Dirty Grandpa.
Robert De Niro es, probablemente, el mejor actor de su generación pero desde hace más de una década su filmografía va en picada. Zac Efron es una estrella versátil y con mucho potencial. Además de Dirty Grandpa ambos tienen algo en común: un pésimo manager. Tanto De Niro como Efron están muy (pero muy) por encima de esta pseudo comedia sexual llena de clichés y falta de gracia que además de ser un fracaso en taquilla, se convirtió en una de las peores películas del año (estrenándose apenas en enero).

02. Fifty Shades of Black.
El hecho de que Fifty Shades of Grey fuese una de las películas más taquilleras de 2015 no significa que el público estuviese interesado en ver una parodia de la misma. Una parodia que incluso es menos chistosa que la cinta original.

03. Mi Gran Boda Griega 2.
Una de las secuelas innecesarias de 2016 por excelencia. En su momento Mi Gran Boda Griega fue un éxito dentro de su género pero desde entonces han transcurrido casi veinte años y si el público no había reclamado una segunda parte es porque el público no quería una segunda parte. Su fracaso en taquilla no significó mayor sorpresa. El de las críticas tampoco.

04. Día de las Madres.
Gary Marshall nos dio Pretty Woman y El Diario de una Princesa pero eso no significa que le debamos perdonar el hecho de querer destrozar todas las fechas festivas. Día de los Enamorados, Año Nuevo y ahora El Día de las Madres donde Julia Roberts lleva una película que usó en Notting Hill hace casi veinte años tal vez porque la película parece haber sido rodada hace veinte años. Lamentablemente Gary murió en Julio de este año, su último dejó un sabor agridulce. Pero le recordaremos por sus mejores cintas.




GRANDES PRESUPUESTOS... PEQUEÑOS RESULTADOS

05. La Quinta Ola.
En el Festival de Toronto de este año Chloë Grace Moretz anunció que dejaba la actuación por un tiempo para pensar en el camino que quería tomar respecto a su carrera y aunque una semana después se dio a conocer que formará parte del remake de Suspiria, seguramente La Quinta Ola tuvo mucho que ver con su decisión de reinventar su carrera. La película supondría el inicio de una nueva saga Young-Adult pero se quedó en nada. Una película con notorios problemas de guión y producción que espantó tanto a la crítica como al público.

06. Jane Got a Gun.
Natalie Portman es probablemente la mejor actriz de su generación con la carrera más torpe. Por una buena película hace cinco malas. Desde Cisne Negro la intérprete encadenó una serie de proyectos en su mayoría mediocres uno de esos es Jane Got a Gun que además de padecer para lograr ser estrenada, la cinta consiguió recaudar menos de 2 millones de dólares y contaba con un presupuesto de 15 millones.

07. La Leyenda de Tarzan.
Otra película que le costó tiempo ser estrenada y no precisamente porque fuese buena. Warner la tuvo bajo llave por más de un año hasta que decidieron estrenarla, probablemente aprovechando el buen momento que vive Margot Robbie gracias a Suicide Squad, pero ni ella pudo salvar una cinta que carece de alma, de emoción y que al verla solo nos hace pensar en una cosa: Esta (otra) película sobre Tarzan, no debió existir.

08. Pete's Dragon.
Disney estaba confiando demasiado en su suerte. Hasta la fecha la jugada de realizar la versión live-action de cada uno de sus clásicos le estaba saliendo muy bien pero siempre hay una excepción. Pete's Dragon pasó sin pena ni gloria por las carteleras de cine y su taquilla no recaudó ni 300 millones de dólares.

09. Miss Peregrine's Home for Peculiar Children.
La película suponía el regreso del mejor Tim Burton pero esa mezcla de X-Men con Harry Potter (descrita así por la crítica) se quedó en tierra de nadie sin fascinar ni disgustar al gran público. Ni siquiera superó la semana en el primer lugar de taquilla (puesto que le arrebató La Chica del Tren).

10. Nacimiento de una Nación. 
En enero, desde Sundance, la película nos la vendieron como la película que arrasaría en los Oscar 2017, Fox Searchlight la compró por 17 millones y medio de dólares pero al momento de su estrenó la distribuidora tuvo bastante dificultades para recuperar la inversión en la cinta. Los motivos: los escándalos de abuso sexual perpetuado por Nate Parker -director, productor, guionista y protagonista de la cinta- hace 18 años.



LA SECUELITIS.

11. London Has Fallen.
Olympus has Fallen fue un éxito inesperado y sus productores quisieron repetir la hazaña pero el rayo no cae en el mismo lugar dos veces. Con una taquilla decepcionante y una crítica devastadora, London inauguró esa larga lista de secuelas que no debieron suceder.

12. La Saga Divergente: Leal.
Probablemente sea la saga americana con mejor elenco (Shailene Woodley, Miles Teller, Naomi Watts, Kate Winslet, etc...) pero la calidad de las películas está lejos de ser equitativa a la de sus estrellas y como dividir el final de una saga no siempre es buena idea, los creadores de Divergente han decidido trasladar el último capítulo de la franquicia... a la televisión. Shailene Woodley se rehúsa y no es para menos pero tampoco es de extrañarse que tomasen tal medida desesperada luego de la terrible recepción que tuvo Leal.

13. Batman v Superman.
Warner produciendo una película sobre dos de los superheroes más famosos de todos los tiempos y con un presupuesto de 250 millones de dólares. Nada podría salir mal, pensaron muchos. Qué equivocados estaban. La cinta de Zach Snyder fue maltratada por la crítica de una forma que nadie vio venir y a pesar de que la película recaudó poco más de 900 millones de dólares, los expertos aseguran que debía sobrepasar el billón de dólares para generar ingresos a su productora.

14. La Leyenda del Cazador.
Cuando el director de una película te vende el material como una presecuela sabes que algo va mal. La leyenda del Cazador no terminó de definirse entre ser una precuela o secuela de lo visto en su primera parte, de lo único que estamos seguros es que el público no estaba interesado en esta película que por su paso en taquilla no quedó ni las sobras.

15. X-Men: Apocalipsis.
Han pasado 16 años desde la primera entrega de los X-Men y su director, Bryan Singer, se empeña en dirigir como si estuviese en la década pasada. Apocalipsis es una cinta rancia, torpe, con un villano mediocre y pasado de moda. Ni siquiera el público más fan de los mutantes estuvo contento con esta secuela que quedó muy por debajo, tanto en calidad como en taquilla, de su antecesora Días del Futuro Pasado, tal vez la única película buena de Singer desde X2
.
16. Alicia a través del Espejo.
Nadie se explica cómo Alicia en el País de las Maravillas consiguió un billón de dólares en taquilla hace cuatro años. Disney solo pensó que la gente quería más. Vaya error. El batacazo de Alicia 2 se le atribuyó a los escándalos de Johnny Depp y su divorcio, lo cierto es que a veces el público no quiere segundas partes de nada mucho menos si terminan siendo peor que la película original.

17. Las Tortugas Ninjas 2.
Otro claro ejemplo de que un éxito en taquilla no siempre equivale a que el público quiera más. Tarde o temprano Hollywood tiene que entender. Ojalá 2016 les sirva de lección. Una segunda parte del revival de las tortugas ninjas sobraba.

18. Día de Independencia.
Una secuela de Día de la Independencia veinte años después de la primera y sin Will Smith. Alguien pensó que era buena idea y se equivocó. El resultado fue un blockbuster fallido que no pudo ni salvarse a si mismo ante una debacle inminente.

19. Ghostbusters.
Aunque nos la vendieron como secuela (y solo por eso la incluyo en este apartado) no lo es pero su lamentable fracaso no radica en ello sino en algo más alarmante. Desde que se dio a conocer que ahora serían las Cazafantasmas el proyectó se vio enfrentado a detractores que no querían ver un remake de un clásico contemporáneo, mucho menos protagonizado por mujeres; luego cuando se liberó el primer trailer los comentarios sexistas fueron brutales e incluso se convirtió en el vídeo con más 'No me gusta' en YouTube. Lastimosamente todo ese odio surtió efecto, gran parte del público se rehusó a verla en el cine a pesar de sus muy buenas críticas. La cinta apenas superó los 200 millones de dólares y no se le permitió que fuese proyectada en China.

20. La Era de Hielo 4.
La película se convirtió en la peor de toda la serie de la Era de Hielo, a todos los niveles. Si planeaban una quinta entrega ojalá hayan desistido de la idea o por lo menos reinventen la estrategia que ya no les funciona.

21. Jason Bourne.
Han pasado casi diez años desde que vimos a Jason Bourne por primera vez en la pantalla grande, hasta la llegada de esta nueva entrega que, aunque pudo ser un nuevo comienzo para la saga, se quedó en una más del montón con un rendimiento inferior a su antecesora. La crítica no la trató muy bien y en cuanto a la recepción del público, sus 300 millones en taquilla se acercan más a los resultados de la infame El Legado de Bourne que a los casi 600 millones que consiguió el Ultimátum.

COMENTARIOS