Review Westworld 1x04 y 1x05- 'La teoría de la disonancia' y 'Contrapasso'


Westworld sigue adentrándonos en un torbellino de emociones y preguntas que aumentan cada semana. Si creíamos que la espera a que las inteligencias sean conscientes del verdadero significado de Westworld era apremiante, aún lo es más crear un contexto sobre todo lo que envuelve al parque. (SPOILERS).

Dolores, quien se ha convertido en una reflexión sobre la muerte para Bernard Lowe, comienza a ser consciente de que hay algo que no encaja en su mundo o en ella misma. Para ser libre, Lowe le propone un juego: El laberinto. Exactamente aquello que busca el Jinete Negro con gran anhelo que, con Lawrence aún preso, sigue en busca de pistas que le lleven a su entrada.

Ed Harris interpretando al Jinete Negro
Siguiendo las indicaciones de la hija de Lawrence, debían bajar el Arroyo de Sangre hasta encontrar la Serpiente, quien no es otra que una mujer con el cuerpo tatuado con este animal, jefa de unos bandidos, a punto de ejecutar una misión. A las preguntas sobre quién es el Jinete, se suma la formulada por el propio personaje a la Serpiente: Arnold, el fallecido co-creador del parque quien “rompió su propia regla. Murió en este parque”. Para obtener sus respuestas, el Jinete deberá rescatar a Hector Escaton, el líder de los bandidos. Tras esto, el Jinete obtiene su siguiente pista: Wyatt, aquel antiguo militar que sufrió un ataque de locura. Allá donde empieza su territorio, encontramos a un malherido Teddy. Para salvarlo, el Jinete mata a Lawrence, haciendo una improvisada transfusión de sangre.

Dolores y William
Despertando en mitad del desierto, Dolores comienza su nuevo viaje sin un patrón marcado, buscando su lugar en el mundo, la verdad a sus visiones sobre muertes, conversaciones sin sentido o extraños uniformados. Cuando llegan a un pueblo apartado, Dolores se cruza con una niña, la hija de Lawrence. “¿De dónde eres?” Le pregunta Dolores. “Del mismo lugar que tú, ¿no recuerdas?”. Estas palabras activan en ella una serie de recuerdos con el dibujo de un Laberinto. ¿Es posible que Dolores ya haya visitado el Laberinto anteriormente? El sheriff se acerca a ella y le pregunta si es la hija de los Abernathy que ha desaparecido. Todos son conscientes de que ella no debería estar allí. Sin embargo, William es su protección, mientras que Logan quiere jugar a ser el malvado en Westworld. 

Hector Escaton
Maeve tampoco se libra de sus extraños recuerdos. Frente al espejo, se observa la piel en busca de heridas. No hay nada. Mientras, no deja de dibujar a uno extraños seres, que no son más que los encargados del control de calidad. Sus recuerdos la persiguen y, de hecho, comienza a predecir lo que va a suceder, como la llegada de Héctor y su banda al pueblo. Al reconocer todos los sucesos, se acerca al forajido con preguntas a cambio de la caja fuerte. Cuando le enseña uno de los dibujos, Héctor clama que se trata de una Sombra, una leyenda de los Indios nativos que explican que son seres enviados desde el infierno para observarlos. “Es una bendición ver a los amos que mueven los hilos”. Tras hacerse una herida en el vientre con ayuda de Héctor, descubren una pieza: una bala incrustada. Maeve se da cuenta de que ya nada importa y de que no está loca. 

Mientras tanto, Dolores, William y Logan se adentran en su nueva misión: El Lazo. Alejados de Sweetwater, los viajeros participarán en una de las misiones más complejas de Westworld. Desmayándose en mitad del bullicio, Dolores despierta en una conversación con Ford, quien le pregunta si lo recuerdo. Ante su negativa, Ford revela que fue Arnold quien la creó, con quien tuvo su último contacto 34 años antes, el día que murió. Descubrimos aquí que Arnold le pidió a Dolores que le ayudara a destruir Westworld, pero no lo hizo. Cuando Ford se retira, Dolores revela que ha mentido y no le ha dicho algo importante. 

Logan
Al despertar, Dolores vuelve con William y Logan, que están a punto de reunirse con El Lazo, quien no es otro que Lawrence. EL Lazo les presenta a Los Confederados, dispuestos a atacar a La Unión y robarles nitroglicerina. Al hacerse con el cargamento, vemos como William dispara a los soldados, pero sigue sin estar cómodo con la situación. Logan, por otro lado, disfruta con la violencia, sin carga ni remordimientos. Esta situación de extremo, lleva a Logan y a William a enfrentar sus realidades: Por un lado, Logan confiesa haber elegido a William como Vicepresidente de su compañía por considerarlo débil. William, ofuscado por haber trabajado tanto y ser considerado tan poco, lo golpea. 

Dolores dispara a los bandidos
Durante uno de sus paseos entre recuerdos, Dolores presencia como a uno de los forajidos caídos le introducen la nitroglicerina robada. Alarmada, Dolores corre a contarle todo a William, quien está desencantado con la realidad del parque: todo lo que conlleva a llevarlos al extremo, a su lado más salvaje. Dolores le dice que lo necesita a su lado para continuar, fundiéndose ambos en un beso. En mitad de la huida, descubren que Logan está siendo golpeado por los Confederados, quienes han descubierto la verdad sobre la nitroglicerina. Logan le pide ayuda a William, pero este se niega, dejándolo atrás. Acorralados, William y Dolores se encuentran en peligro. Algo se activa dentro de Dolores y mata a todos los enemigos. William asustado, pregunta cómo ha podido hacer eso: “Dijiste que la gente viene aquí para cambiar la historia de sus vidas, Me imaginé una historia en la que no era una doncella”. 

La sirena del tren los alerta de que esa es su única salida para escapar. Al entrar, tratan de detener a El Lazo, que lleva el cargamento de nitroglicerina insertado en un montón de cuerpos. Los tres se detienen, esperando el nuevo lugar al que los llevará ese tren. El símbolo del laberinto aparece pintado en una de las cajas. “Ya voy”, murmura Dolores. 

Ford habla en el laboratorio con una IA
Mientras tanto, Teddy y El Jinete llegan a una posada. Al pedir una botella de whiskey, un hombre se sienta con ellos: Robert Ford. El Jinete le pregunta a Ford si se encuentra cerca de lo que está buscando y le espeta que Wyatt se trata de algo nuevo en su camino, un nuevo villano que puede intentar evitar que encuentre el centro del Laberinto, donde parecen encontrarse la claves de Arnold sobre Westworld. El Jinete acusa a Ford de intentar detenerlo. Sin embargo, hace totalmente lo contrario: activa la misión de Teddy en busca de Wyatt. 

En conducta, Elsie sigue obsesionada con el caso de la inteligencia extraviada que se automutiló destrozando su cabeza. Desobedeciendo las palabras de Control de Calidad, Elsie amenaza a uno de los trabajadores para que le deje inspeccionar el cuerpo. Dentro de él encuentra un extraño aparato, un aparato que envía datos del parque por satélite:Westworld está siendo espiada. 

El capítulo finaliza cuando uno de los trabajadores vuelve a su laboratorio para intentar mejorar su descubrimiento sobre reanimación. Intentando que un pajarillo vuelva a la vida, este emprende el vuelo. Fascinado, sigue su recorrido con la mirada. Sin embargo, el pájaro se posa sobre la mano de Maeve, que estaba siendo reparada, y quien desnuda y completamente consciente dice: “Hola Félix, es hora de que tengamos una charla”.

COMENTARIOS