Review The Vampire Diaries 8x01 - "Hello, Brother"


Es el principio del fin. Después de una larga espera, The Vampire Diaries regresa para su temporada final. A pesar de que las últimas temporadas, no han estado a la altura, los seguidores de siempre estamos ansiosos por estos últimos episodios, ¿no es así?

Esta season premiere ha traído un ambiente  de nostalgia ya que nos trasladó directamente a esa primera temporada, a esa escena donde un coche para en la oscuridad al ver a alguien tumbado en medio de la carretera y se levanta como tal cosa para atacar a su víctima.

Damon y Enzo siguen en forma

Damon es uno de los buques insignia que se han mantenido firmemente en la saga todos estos años, el aprecio de los matices del personaje y su crecimiento estos años ha sido increíble. Pero debo confesar que verlo de nuevo fuera de control, con su sarcasmo aún más marcado debido a la nueva situación en la que se encuentra , fue uno de los aspectos más destacados de esta season premiere.

El hecho de poner juntos en esta situación a Enzo y Damon fue un acierto, después de todo trabajan muy bien juntos y ver que Enzo es el más preocupado por la situación fue una sorpresa.

Por otro lado tenemos a Stefan obsesionado por un lado con la búsqueda de su hermano y por otro disfrutando en cada momento de su relación con Caroline. Ambos junto con Bonnie, que sigue sin poderes, siguen documentando todo lo que sucede en el diario de Elena.

En este episodio Alaric fue el gancho para introducir dos nuevos personajes: Georgie, una estudiante becaria que esta ayudando a Alaric en su nueva faceta de investigador de la Bóveda (que parece que  va a ser el  nuevo interés  amoroso) y Seline la niñera de Josie y Lizzie.

La Sirena, nuevo enemigo de la Temporada
El episodio terminó dando un vuelco en su trama dando a conocer la identidad de la criatura que habitaba en la famosa Bóveda: una Sirena. Aunque conociendo como se las gastan en esta serie seguro que darán una vuelta de tuerca a la mitología de las Sirenas tal y como la conocemos para que encaje con el espíritu de la serie. Solo espero que The Vampire Diaries, finalmente, después de todos estos años, sepa cerrar su ciclo de una manera digna.



COMENTARIOS