'Marcella': Quien mucho abarca, poco aprieta


'Marcella' ha querido ser muchas cosas. Ha querido ser tan humana como Sarah Linden, con una personalidad tan peculiar como la de Saga Norén, tener un abrigo tan estiloso y definitorio como el de John Luther e, incluso a veces, jugar con su sexualidad como si de Stella Gibson se tratase. El problema es que más allá de ser un batiburrillo de todos los grandes detectives televisivos de los últimos tiempos, Marcella Backland no tiene un rasgo diferenciador que te atrape como todos los anteriormente citados.

Pero el problema de esta serie no reside únicamente en la falta de identidad de su protagonista, ya que alrededor de ella se encuentra la nada más absoluta. Partiendo de un crimen de lo más anodino que recuerdo (¿ningún asesino conoce un método que no sea la asfixia?), que conforme avanzan los capítulos se vuelve más y más caótico e incoherente, vamos pasando por una amplia colección de sospechosos, que entran, salen, mueren o se involucran en ridículas tramas secundarias, cuyo único fin es el de insultar a la inteligencia del espectador y hacer que al tercer giro en la trama, te dé igual quién es el asesino y sólo quieras que se acabe la serie.

Para ayudar a Marcella a resolver este crimen relacionado con su pasado (¡faltaría más!), tenemos al muestrario de detectives más insípido y plano que ha pasado por la televisión. Para la función que tienen, habrían hecho bien sustituyéndolos por maniquíes.

El caso es que llegamos a la innecesaria/inevitable trama secundaria, en la que gracias a la más estúpida de las confusiones, veremos involucrado al reciente exmarido de Marcella en el asesinato de un concejal de urbanismo. Ni que decir tiene, que gracias a la extrema originalidad de la serie, el citado exmarido será uno de los ejes centrales de la investigación principal.

Pero no todo va a ser negativo en 'Marcella'. Me gusta la cabecera de la serie, que aunque visualmente no sea una maravilla, me ha descubierto una buena canción. "Fall" de The Bug feat. Copeland, para el que quiera escucharla y ahorrarse el resto.

En definitiva, si quieres ver una buena investigación criminal y unos detectives inolvidables, hay muchas opciones, pero desgraciadamente 'Marcella' no es una de ellas.

COMENTARIOS