Crítica: 'No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas' (2016), de Maria Ripoll




Sara es una joven muy inteligente que, desafortunadamente, la vida le ha jugado muy malas pasadas. El Karma va en contra de su buena voluntad y, de repente, se encuentra atravesando por momentos bastantes complicados en su vida. En primer lugar, lucha para sacar a su novio adelante mientras intenta lidiar con la ruptura de sus padres. En segundo lugar, ha estado alejada de su novio durante un año entero y, por si fuese poco, la guinda del pastel es que su hermana acaba de anunciar su boda con el que ha sido el gran amor de Sara desde el instituto. ¿Realmente la suerte va en contra de nuestra protagonista o tal vez todo es puro azar?




'No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas' surge a raiz de la novela escrita por Laura Norton, la cual aterriza en nuestras pantallas en este mes de noviembre. Afortunada o desafortunadamente, a cuenta de los diversos gustos personales de cada individuo, el público se encuentra ante una llamativa comedia romántica formada por los típicos gags del género, los cuales a veces se llegan a pasar demasiado de cuerda. Aceptando que, una vez más, estos esterotipos no pueden ser cambiados o alterados tan inoportunamente, el público acaba aceptándolos universalmente, asumiendo así la posición de espectador "disfrutón".

En 'No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas' todavía se pueden ver referencias al género mediante otros ejemplos como 'Ahora o Nunca' o incluso de otras comedias románticas anglosajonas y francesas como 'El Diario de Bridget Jones' o 'Amélie'. A pesar de ese tono hipster tan característico marcado por un reparto de infarto, el filme no acaba de cuajar y pretende ser gracioso constantemente sin realmente serlo. No sabemos si es culpa del Karma o no, pero, definitivamente, 'No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas' se queda estancada y no acaba de despegar tal y como le ocurre a su ingenua protagonista.

NOTA: 6.5/10

COMENTARIOS