Crítica: 'Land of mine, bajo la arena' (2016), de Martin Pieter Zandvliet


Si creíamos que ya habíamos visto todo en el cine bélico, 'Land of mine (Bajo la arena)' ha llegado para dejarnos boquiabiertos y quitarnos esa idea de la cabeza. Esta increíble historia nos muestra la crudeza de la guerra, otra de las historias que aún quedan sin contar y que, sin duda, quedan grabadas en la retina del espectador. 



Oscuridad. Solo una pantalla en negro y el sonido de una respiración. Es 1945 y acaba de finalizar la ocupación alemana en Dinamarca. El sargento Carl Leopold Rasmussen (Roland Møller) grita al ejército alemán, que se retira de suelo danés cabizbajo. La guerra ha acabado, pero aún queda mucho por hacer. Durante la estancia de las fuerzas nazis en las zonas, las tropas llegaron a enterrar más de dos millones de minas terrestres, esparcidas a lo largo de la costa occidental. Para desactivarlas, el ejército danés utilizará a los prisioneros de guerra alemanes, la mayoría unos simples niños. 

Bajo la promesa de que, una vez se hayan limpiado las playas podrán volver a casa, un grupo de jóvenes a cargo del Sargento Rasmussen, tendrá que encargarse de esta peligrosa tarea en la arriesgarán su vida. Son sobrecogedoras imágenes que mantienen en vilo al espectador en un suspense extremo, una intranquilidad continua a la espera de lo peor. Solo tenemos que remitirnos a unos minutos de secuencia para experimentar el horror: cuando los jóvenes practican, uno a uno, cómo se desactiva una mina. Solo un suave “clic” y una mano firme podrán salvarlos. 

Más allá de esta cruel tarea, los jóvenes sentirán el odio acumulado por los cinco años de ocupación. Sin comida ni buenas condiciones de vida, el grupo alemán espera sobrevivir día tras día entre humillaciones. Sin embargo, con el primer incidente en el grupo, el sargento sufrirá un pequeño cambio que comenzará a despertar en él otros pensamientos: el hecho de que se tratan tan solo de niños. 

La crueldad, la rabia y el miedo son sentimientos patentes en cada minuto. Los sueños por volver a casa de los jóvenes se derrumban día a día, muerte tras muerte, aunque lo único que les queda es la esperanza y volver a reconstruir su hogar. A través de los ojos del sargento podremos observar aquello impensable entre enemigos: compasión. La belleza de la playa queda patente en la maravillosa fotografía de la película, siendo el escenario perfecto para esa película. No necesitamos más, tan solo la arena, las minas y el grupo liderado por Rasmussen. 

'Land of mine' es una trepidante historia que te dejará con el corazón en un puño. Basada en hechos reales, la obra del director Martin Pieter Zandvliet, se ha convertido en una de las grandes sorpresas del Festival de Cine Europeo de Sevilla, donde hemos podido disfrutar de este film bélico que, esperemos, coseche grandes éxitos. 

Nota: 10.

COMENTARIOS