Crítica: "Cuando tienes 17 años" de André Téchiné (2016)


André Téchiné dirigió la película “Los juncos salvajes” hace ya más de veinte años, una de las películas clave de su filmografía y máximo exponente del cine sobre la homosexualidad.

Ahora vuelve con “Cuando tienes 17 años” que de nuevo pone el punto de mira sobre esa época de la vida tan complicada, la adolescencia.

Damien y Tom son dos jóvenes que están en su último año de instituto, ninguno de los dos es demasiado popular y no tienen amigos, entre ellos surge una relación de rivalidad que desemboca en situaciones muy violentas entre ambos.
Para mediar entre ellos aparece la madre de Damien, que acoge a Tom en su casa cuando la madre de este es ingresada en el hospital. La convivencia entre los jóvenes es difícil, pero pronto Damien empezará a sentirse atraído por Tom.

La película aborda temas como la violencia o la sexualidad, ese rencor que llevamos dentro cuando tenemos 17 años, que aflora en forma de violencia contra quien menos nos esperamos. Una etapa de la vida difícil de superar.

Damien y Tom han decidido estar solos, no tienen amigos a su alrededor, pero pronto descubren que se necesitan el uno al otro más de lo que ellos piensan.
La evolución de la trama se sucede de invierno a verano, un invierno que encierra irá y sentimientos retenidos y un verano con las hormonas a flor de piel que será el punto de encuentro entre los protagonistas.

Excelentes interpretaciones de sus dos protagonistas, Kacey Mottet Klein y Corentin Fila, también de la madre de Damien que sirve como nexo entre los dos chicos y que está interpretada por la actriz francesa Sandrine Kiberlain.


Una estupenda película que nos hará trasladarnos a ese momento de la vida, “Cuando tienes 17 años”.


Nota: 8/10

COMENTARIOS