Crítica: 'Comanchería' (2016), de David Mackenzie


Tras la gran 'Starred Up' o también conocida como 'Convicto', David Mackenzie vuelve a las pantallas de cine con 'Comanchería', un thriller westerniano en el que Chris Pine, Ben Foster y Jeff Bridges dan mucho de que hablar. Este drama, el cual llega a España el próximo 30 de diciembre, narra la historia de un padre divorciado y su hermano ex-convicto, los cuales trazan un plan para salvar su granja familiar al oeste de Texas. Desafortunadamente, los planes no siempre salen como uno espera y ambos hermanos deben enfrentarse a muchos obstáculos en el camino. ¿Lograrán salir adelante?




A pesar de que 'Comanchería' pueda estar considerada como el típico western, se debe hacer saber al público que nada está más lejos de la realidad. De hecho, éste puede que sea uno de los proyectos dramáticos más interesantes de los últimos años. Además, también se puede confirmar que este es el mejor papel de Chris Pine hasta la fecha. De repente, el espectador deja de ver al pretencioso de James Kirk para observar a un Toby Howard con muy malas pulgas.  

Con un guión bastante solido compuesto por escenas y giros memorables y una banda sonora atrayente, 'Comanchería' se ha convertido en una de las sorpresas de cine independiente de este año, donde Mackenzie ha vuelto a demostrar quién es el que manda. Este western moderno con pinceladas de cine clásico es un filme donde la familia juega un papel muy importante y toda la carne queda expuesta en el asador. Sin duda, un proyecto entretenido, disfrutable y, sobre todo, muy recomendable, el cual merece ser visto más de una vez en nuestras vidas. 

NOTA: 8.5/10

COMENTARIOS