Crítica: ‘American Honey’ (2016), de Andrea Arnold

Retratando a una juventud abandonada a su suerte, ‘American Honey’ representa la búsqueda de la libertad, el deseo onírico de un futuro mejor. La nueva película de Andrea Arnold nos retrata la caída del sueño americano y el anhelo por volver a él. 

Star, interpretada por la debutante Sasha Lane, está atrapada en una familia desestructurada donde ella es la única que se responsabiliza de sus hermanos y el bienestar del hogar. Desatendida por sus padres, Star siente el impulso de buscar nuevas oportunidades cuando conoce a Jake (Shia LaBeouf), un joven que viaja por Estados Unidos acompañado de un pintoresco grupo, quienes estafan a personas mediante la venta y suscripción de revistas. Su repentino enamoramiento la impulsará a subirse a su caravana, viajando por todo el país al acecho de nuevos objetivos que estafar y sentir bocanadas de libertad.

La complejidad de su pasado se unirá a los problemas de su pasional enamoramiento y su ética. Contrariada por la forma de vender revistas, Star utilizará la verdad durante sus turnos, alejándose de las mentiras que emplean los demás integrantes del grupo. Las ansias de libertad se volverán cada vez más necesarias cuando su relación con Jake va profundizándose. Unidos por un sueño común, ambos se encuentran como lobos solitarios en una jungla de incomprensión. ¿Hasta dónde son capaces de llegar para alcanzar la libertad?

Pero la culpa no deja de perseguirla durante su viaje, viendo imágenes de familias en cada pequeña parada que hacen. Y la libertad, las ansias de libertad, se fusionan con las imágenes de pequeños animales a los que libera de sus ataduras. La música también jugará un papel muy importante en la película, retratando los pensamientos de Star a lo largo de sus viajes. 

El problema principal de la película es que, como sus protagonistas, caminamos sin rumbo en busca de algo que aporte sentido a sus acciones. ¿Qué pretenden los personajes? ¿Hacia dónde vamos? Cuando acabamos de visionarla, no comprendemos si querían transmitirnos ese sentimiento de completa desorientación o que no hay un destino marcado. No queda claro cuál será el siguiente paso de Star, pero sí sus deseos de aspirar a la libertad. 

Rodada en formato cuatro tercios, ‘American Honey’ nos muestra el lado dramático de una Spring Breaker, donde la diversión y la fiesta se tiñen de un tono dramático al conocer una realidad. Star ha huido de su tortura pero no tiene a dónde ir ni sabe qué hacer. Solo un sueño: encontrar un lugar al que llamar hogar. 

Nota: 7

Lo mejor: la actuación de Shia LaBeouf, las imágenes y la originalidad del montaje.

Lo peor: un guion que divaga sin rumbo.

COMENTARIOS