Crítica: 'Aliados' (2016), de Robert Zemeckis




Robert Zemeckis vuelve a la gran pantalla con su nuevo filme, 'Aliados', el cual está protagonizado por Brad Pitt y Marion Cotillard, entre otros. La película sitúa la historia en el año 1942, en plena Segunda Guerra Mundial. Max (Brad Pitt) es un espía del bando aliado que se enamora de Marianne (Marion Cotillard) tras una peligrosa misión en el norte de África. La pareja comienza una relación amorosa hasta que Max se entera de que Marianne puede que sea una agente doble que trabaja para los nazis. Conseguirá nuestro protagonista descubrir quién es su mujer de verdad?




Tras ver 'Aliados', se podría decir que el filme es un híbrido entre 'El Aviador', 'Malditos Bastardos' y 'Sr. y Sra. Smith'. En efecto, los tres proyectos no tienen nada que ver entre sí, pero el espectador es capaz de identificar ciertos códigos propios de cada género al que pertenecen dichos filmes. Robert Zemeckis se ha convertido en un ídolo de masas tras hacer la gran trilogía de 'Regreso al Futuro', pero, independientemente de estos tres grandes proyectos, y volviendo a lo que nos acontece, ¿Es 'Aliados' realmente tan potente como la quieren hacer ver en los tráilers? Por supuesto que no. 

Una vez más, el espectador se deja embaucar por la promoción antes que por el verdadero evento. Aun así, no es culpa de éste, ya que la credulidad viene acompañada de la cantidad de material promocional exparcido por las distribuidoras. Muchas son las veces (por no decir la mayoría) en la que en los tráilers o spots publicitarios se nos muestra una película que después, en las salas de cine, no es ni por asomo la misma. Con 'Aliados' ha crecido un sentimiento agridulce en mi; una especie de amor-odio que me hace dudar sobre si en realidad he disfrutado la película o hay algo que se me escapa. 





Con un director como Robert Zemeckis, uno no tiene duda; el filme no puede fallar. Un reparto de infarto, la música deslumbrante de Silvestri, un guión de Steven Knight y una idea potente, pero que, de alguna forma u otra, resulta ser en este caso una idea fallida y poco aprovechada, convirtiéndose así en un cliché y en algo que el espectador ya ha visto en más de una ocasión. El proyecto en sí es contradictorio y confuso tal y como lo son sus protagonistas y muy posiblemente las críticas del público convencional. 'Aliados' es un thriller intenso y absorvente que atrae al público solo con visionarlo, pero la química dudosa entre sus protagonistas (acompañado de toda la farándula que ha sucedido en el último mes acerca de la relación entre Cotillard y Pitt, así como su ruptural con Jolie), y esa intención de no destacar mediante el realismo o el formalismo acogiéndose al clasicismo, no termina de conseguir que la película se muestre calibrada y despegue como debería hacerlo. 

Aun así, es inevitable mencionar que, a pesar de que ésta comienza de manera un tanto decepcionante y monótona, 'Aliados' consigue tener uno de los finales más sorprendentes con uno de los giros de guión más radicales que he visto en los últimos años. Puede resultar predecible, pero, al final, es deslumbrante y eficaz y eso da que pensar al público, planteándose una pregunta: ¿Realmente se tenía que haber dado más importancia a la guerra y al género del thriller o espías en general? o ¿'Aliados' va más allá de las convenciones de género y es un filme más emocional que narrativo? Sea lo que fuese, el público puede amarla u odiarla. Es más, tiene sus cosas positivas y negativas, pero, al final, la simplicidad propia del filme hace que el espectador acabe planteándose ciertas cuestiones que le tienen en vilo pensando en el proyecto durante días y eso es digno de admirar.

NOTA: 8.5/10

COMENTARIOS