5 razones para seguir a… Jeremy Irvine



Entramos en noviembre y con ello seguimos recomendado actores a nuestros lectores. Esta vez, Jeremy Irvine es el encargado de inaugurar el mes previo a la Navidad. Este británico es conocido por haber saltado a la industria del cine gracias a Steven Spielberg y su grandísima 'Caballo de Batalla (War Horse)', no obstante, Irvine ha progresado bastante desde entonces y ha hecho otros proyectos muy buenos. ¿Queréis saber más? ¡Seguid leyendo!


1. ÁRBOL GENEALÓGICO 

Jeremy nació y se crió en Gamlingay, Cambridgeshire. Es el primero de tres hermanos. Su madre, Bridget, se dedica a la política mientras que su padre, Chris Smith, es ingeniero. Su hermano Toby también es actor que interpretó la versión joven de Pip en 'Grandes Esperanzas', donde Jeremy interpreta la versión adulta del mismo personaje. Irvine comenzó a actuar a la edad de 16 años. A los 19, lo dejó temporalmente para alistarse en el ejército británico, pero fue rechazado tras mentir acerca de su diabetes (tipo 1).


2. UN "NO" POR RESPUESTA

Después de completar un curso básico de un año en la Academia de Londres de Música y Arte Dramático (LAMDA), Irvine pasó dos años enviando su CV de puerta en puerta con el fin de conseguir trabajo en el mundo de la actuación. Tras hacer varias pruebas de casting y ponerse en contacto con empresas, todas le dijeron que no. Por tanto, estaba a punto de renunciar cuando le llegó su gran oportunidad y Steven Spielberg le contrató para 'Caballo de Batalla (War Horse)'. Aun así, en más de una entrevista ha confesado que se había llegado a plantear trabajar de soldador en la empresa de su padre, en caso de no haber triundado en el mundo de la interpretación.


3. UPS AND DOWNS

Jeremy se ganó una reputación como actor después de estar algo más de dos meses sin probar nada de comida, perdiendo así alrededor de 13 kg, para interpretar a Eric Lomax en 'The Railway Man'





4. TO THE BATTLE

Las audiciones para 'Caballo de Batalla (War Horse)' se prolongaron durante más de dos meses en las que Jeremy tenía que mostrar sus habilidades varias veces por semana. A Irvine se le pidió leer una parte del guión ante la cámara con el fin de comprobar su acento. En un intento de prepararse para el papel de Albert, Jeremy se sometió a dos meses intensivos de clases de montar a caballo. Además, la escena de la batalla de Somme se hizo tantas veces que el actor terminó contrayendo pies de trinchera tal y como les pasaba a los soldados durante la Primera y Segunda Guerra Mundial


5. DISCRECCIÓN POR ENCIMA DE TODO

Jeremy evita todo punto de mira y trata de mantener su privacidad a toda costa. Es más, ha confesado que prefiere pasar tiempo en su ciudad natal que en el caos que supone vivir en Hollywood.


COMENTARIOS