11 películas que se la juegan en el Festival de Cine Europeo de Sevilla para ir a los EFA


A falta de unas horas para que de comienzo la XIII edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla hacemos un repaso de las 11 películas que se podrán visionar durante los días del festival y que están prenominadas a los premios de la European Film Academy. 




1. A war, 2015. Tobias Lindholm (Dinamarca)


Nominada al Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa en 2016, la última película de Lindholm (R, guionista de La caza) aborda el espinoso tema de los conflictos éticos que se plantean en tiempos de guerra. Claus Pedersen es un comandante danés en primera línea de batalla en Afganistán, que en cuestión de segundos debe tomar una decisión de drásticas consecuencias, bien para su tropa, para los civiles afganos o para su propia familia. Lindholm nos sitúa del lado de Pedersen, procesado como criminal de guerra, en un juicio en el que más de una pregunta incómoda despunta.




2. Chevalier, 2015. Athina Rachel Tsangari (Grecia)


Athina Rachel Tsangari (Attenberg) construye en Chevalier uno de esos juegos entre el desconcierto, la comedia absurda, la distopia y la alegoría que caracterizan al cine griego reciente del que es punta de lanza junto a Lanthimos. Seis hombres en un barco, en el que la alta concentración de testosterona precipita una competición constante, a ver quién es el mejor en todo: caminar, hablar, bucear, lo que sea. El ganador se lleva el anillo que le convertirá en Chevalier.




3. El día más feliz en la vida de Olli Mäki, 2016. Juho Kuosmanen (Finlandia/ Suecia/ Alemania)


Premio Un Certain Regard en Cannes y apuesta de su país para los Oscar. Desde la tierra de Kaurismaki llega esta película que, con un pellizco de humor y sensibilidad, se mete en el bolsillo los tópicos del género del cine de boxeo. Verano de 1962. Finlandia se prepara para acoger el campeonato mundial. Todas las miradas se posan sobre OlliMaki, excampeón amateur que se las verá con un imbatible oponente americano. Para poder competir Olli se tendrá que someter a un duro entrenamiento y bajar de peso para alcanzar la categoría pluma. Pero algo más está ocurriendo en su vida: está enamorado.




4. Europe, she loves, 2016. Jan Gassmann (Suiza/ Alemania)

Una película sobre el amor, y sobre la lucha cotidiana para mantenerlo con vida en una Europa depauperada por la crisis. Un retrato generacional de las relaciones en el que Gassmann se introduce en la intimidad de cuatro parejas jóvenes en sus conflictos, preocupaciones, esperanzas y vida sexual. La joven pareja sevillana, entre la pasión y los celos, lidiando con la falta de perspectivas tras acabar la universidad; la pareja de Dublin ha de vérselas con un pasado de adicción a las drogas; la de Tallinn, vive agobiada por la crianza de un hijo en común y otro de una pareja anterior de ella, y la de Tesalónica, en la que la diferencia de edad entre ambos empieza a hacer mella.




5. Land of mine: Bajo la arena, 2015. Martin Zandvliet (Dinamarca

La guerra no acaba cuando se firma la paz. Cuando Alemania se rindió en 1945, un grupo de prisioneros alemanes fue entregado a las autoridades danesas para retirar las más de dos millones de minas que habían colocado a lo largo de las playas de Dinamarca. Adolescentes, casi niños, que tuvieron que arrastrarse por la arena en busca de los peligrosos artefactos, en una tarea cuya presión psicológica, unida a los traumas de guerra, generará una compleja relación con el sargento a cargo. Un film que arrasó en los premios del cine de Dinamarca (y está prenominado a los Oscars por su país), que rescata un turbio y olvidado incidente de la postguerra.




6. Miss Impossible, 2016. Emilie Deleuze (Francia)

Aurore se encuentra en lo más crudo de la edad del pavo. Está repitiendo curso, en constante enfrentamiento con sus padres y profesores. Su hermana mayor, ausente, y su hermana pequeña, doña perfecta, no ayudan a suavizar sus entuertos, ni tampoco su desparpajo y su carácter endemoniado. Pero el nuevo curso depara un nuevo profesor de literatura, su pelea con su mejor amiga le lleva a ser cantante en un grupo, y cantar en el grupo a interesarse por los chicos... Un film basado en la popular trilogía de novelas adolescentes Nunca contenta, Mención Especial en la Berlinale y Premio del Público a la Mejor Película Juvenil de la Academia de Cine Europeo.




7. One of us, 2016. Stephan Richter I. (Austria)


La vida de unos adolescentes en el extrarradio no ofrece muchos alicientes ni puntos de encuentro más allá de un centro comercial, donde Julian, de 14 años, conoce al inadaptado Marko. Una tarde, en un momento de euforia y descontrol entre las ordenadas estanterías del supermercado, sucede algo que marcará el resto de sus vidas. Una afilada ópera prima emparentada con el Gus Van Sant de Paranoid Park y Elephant, inspirada también como ésta última en hechos reales, que compitió en la sección de Nuevos Realizadores de San Sebastián.




8. Sieranevada, 2016. Cristi Puiu (Rumanía/ Francia)

La última películas de Cristi Puiu (La muerte del Sr. Lazarescu) tiene lugar en una accidentada reunión familiar para conmemorar el fallecimiento del padre de Lary, médico de mediana edad, tan solo tres días después de la tragedia de Charlie Hebdo. Según Manu Yáñez, un film que “(des)organiza el absurdo cotidiano con el ingenio de Berlanga, radiografía hostilidades con la precisión de Haneke, juega con las puertas que se abren y cierran con el brío de Lubitsch y es capaz de desvelar secretos de un matrimonio con la inteligencia y emotividad de Bergman”.




9. Suntan, 2016. Argyris Papadimitropoulos (Grecia)


Prenominada a los EFA y nominada a los Premios LUX, la última película de Papadimitropoulos (WastedYouth), provoca emociones fuertes: esa mezcla de empatía dolorosa con vergüenza ajena que despierta Kostis, médico solitario al que le toca ejercer en una isla griega. Cuando llega el verano, los turistas y las noches locas, nuestro héroe no cejará en sus cada vez más espeluznantes intentos de enchufarse a la pandilla de veinteañeros que acompaña a Anna, joven que le obsesiona, y que le da una de cal y otra de arena. Un “coming of middle age film” no exento de un humor negrísimo.




10. The Lure, 2015. Agnieska Smoczynska (Polonia)

Dos sirenas, tan bellas como terroríficas, protagonizan este extravagante musical a medio camino entre el cine de terror Fassbinder y el electroclash, premiado en múltiples festivales (de Sundance a Sitges). Silver y Golden son los nombres de estas criaturas que aterrizan entre la brillantina y el neón
de la Varsovia de los 80, y empiezan a trabajar en un cabaret gracias a las piernas que les crecen cuando están secas. Pero mientras una se enamora de un hombre, a la otra solo le interesan los humanos para engullirlos a modo de cena.





11. Toni Erdmann, 2016. Maren Ade (Alemania)


Si hubo un éxito rotundo en esta edición de Cannes fue el de Toni Erdmann, que más allá de su premio Fipresci fue una de las películas más comentadas y valoradas, capaz de arrancar aplausos a la audiencia profesional más atocinada y recalcitrante, como “una de las experiencias cinematográficas más emocionantes desde hace mucho tiempo” que es. Inés, una ejecutiva exitosa pero infeliz, recibe una visita de su padre. Con el objetivo de devolverle el sentido del humor, el padre se inventa a Toni Erdmann, un burdo personaje ficticio que crea con una peluca y unos dientes postizos, y que se cuela cual elefante en cacharrería en el entorno laboral de Inés.

COMENTARIOS