Pitch, home run por la igualdad de género.

Los Lunes Seriéfilos Pitch

Aún no sabemos si estamos en la tercera edad de oro de la televisión pero, sin duda, estamos en el mejor momento para la representación de identidades en el audiovisual. Fox sorprende apostando por la igualdad de géneros y etnias y batea fuerte a favor de Pitch. ¿Conseguirán los aplausos de la grada y anotar un home run?

Punto para la Fox

Los Lunes Seriéfilos PitchCuando uno ve los noticiarios del canal Fox (Fox News) puede asegurar que se encuentra ideológicamente en el Mississippi de 1950. Pero, afortunadamente, su línea editorial en ficción corre un camino casi opuesto… a veces. Fox nos dio Glee, abanderada de los derechos del colectivo LGBT, y también Empire, con un sólido discurso sobre la comunidad afroamericana. Ahora, con Pitch aboga por la igualdad de género, el feminismo y otros muchos valores que revuelven nuestra conciencia social actual.

Todo ello a través de Ginny Baker, interpretada por una emergente Kylie Bunbury, una aclamada jugadora de béisbol que va a convertirse en la primera mujer en jugar en la Major League Baseball. Pitch cuenta con el respaldo del equipo San Diego Padres, que ha puesto a disposición de la producción estadio, equipamiento y, por supuesto, nombre y marca. Además, la práctica totalidad de los profesionales del periodismo especializado en este deporte cuentan con su correspondiente cameo.

Los Lunes Seriéfilos PitchBunbury defiende dignamente un personaje interesante y sólido, pero no lo eleva hasta hacerlo fuerte. Lo mismo le ocurre, en general, a Pitch, que aguanta esta potente y enriquecedora premisa pero no termina de anotar el home run que podría grabar su nombre en los anales de la historia. Su mensaje termina por diluirse en el canal y la forma y se deja llevar por melodramas y tintes culebrunescos que, a pesar de todo, quedan muy gratamente rebajados para tratarse de un producción marca Fox.

Pitch, ya era hora de cambiar el juego

Acompañando a la protagonista, encontramos a su manager, una Ali Larter (Heroes) encasillada en el papel de ejecutiva agresiva sexy. El resto del reparto lo completan compañeros de equipo, ejecutivos, periodistas y más managers. Cada uno de ellos encarna una postura diferente en relación a Baker, a la figura de la mujer y, por extensión, al feminismo. A pesar del discurso progresista de Pitch, la serie se ve víctima de sí misma y encadena a la protagonista a la eterna figura de un padre fallecido, pecando en exceso de paternalista. Esto, unido a la presión por convertirse en un modelo a seguir para la juventud, conforma el conflicto interno del personaje.

Pitch quiere, salvando mucho las distancias, rellenar el hueco del drama deportivo dejado por la exquisita y añorada Friday Night Lights. El espíritu de ésta e, incluso, el de The West Wing o la cinematográfica MoneyBall, son sus claras inspiraciones. A pesar de que hace grandes esfuerzos por profundizar en el lado oscuro del negocio del béisbol y la prensa, termina prevaleciendo el discurso patriótico y deportivo.

Los Lunes Seriéfilos Pitch
El piloto de Pitch, y el resto de episodios que le siguen, construyen su estructura en torno a los consabidos flashbacks del pasado de Ginny Baker, con la fuerte presencia del padre. Con ello consigue dinamismo y ritmo, su gran punto fuerte junto a la ambientación. Su punto débil lo constituye una mejorable elección musical.

Pitch es una serie que ha pasado y, probablemente, pase desapercibida porque no cuenta con grandes estrellas, ni con una interpretación magistral, ni sus guiones ni diálogos son extraordinarios. Pero sin duda es una serie en la que hay que fijarse, que hay que conocer y a la que, por supuesto, hay que apoyar. Es un paso en esa larguísima carrera por abrir un hueco para todo tipo de personas e individuos en la representación audiovisual. Un punto a favor de la mujer en el deporte y en la televisión. Un home run para la conciencia social. Pitch, cambia las reglas del juego.

COMENTARIOS