Crítica: 'Trolls' (2016), de Mike Mitchell y Walt Dohrn



¿Quién no ha tenido alguna vez, durante su infancia, el típico troll con los pelos de colores cuyos ojos brillaban en la oscuridad? Sí, esos personajillos que nos causaban pesadillas porque no había forma de que dejaran de observarnos. Al parecer, teníamos un vago concepto sobre ellos y son todo lo contrario a "terroríficos". 'Trolls', el nuevo filme de Mike Mitchell y Walt Dohrn, el cual se estrena en España el próximo 28 de octubre, es pura magia y diversión. Sin duda alguna, no dejará indiferente al espectador. Es más, hablando desde una perspectiva personal, creo que es la mejor película de animación de este año después de 'Del Revés' ('Inside Out'), al menos desde un contexto visual. Lo narrativo es otro punto y aparte. 





'Trolls' narra la historia de unas criaturas conocidas por sus pelos de colores. Los Trolls también son los seres más alegres del planeta. No obstante, su felicidad se ve interrumpida cuando un malvado Bergen, la criatura más vil y triste del universo, se adentra en su territorio para cazarlos a todos. Se dice que si, una vez al año, un Bergen se come a un Troll, éste será feliz para siempre. Por tanto, la líder de la manada, Poppy (Anna Kendrick), tiene que armarse de valor para irse más allá del mundo que conoce y salvar a todos sus amigos de una muerte casi segura. ¿Lo conseguirá?

A decir verdad, debo confesar que 'Trolls' no estaba dentro de mi radar. Es más, no había mostrado ningún tipo de interés por ver su tráiler ni por su reparto. No obstante, el otro día, y por primera vez, perdí el miedo y decidí darle una oportunidad. Ahora puedo decir, con total seguridad, que no me arrepiento de haber visto esta magnífica película. 'Trolls' es mágica y todo un espectáculo visual, donde cada componente narrativo se muestra con una calidad visual excepcional. Desde los pelos locos hasta los detalles del vestuario; el público se queda prendado de lo que aparace en pantalla y casi puede sentir la textura aterciopelada de cada uno de los personajes que habitan dicho mundo.





'Trolls' es uno de esos proyectos de los que nadie espera nada y, sin embargo, una vez se visiona, todas las opiniones y percepciones que uno tiene en mente son completamente contradictorias y se acaba cambiando la visión sobre el mismo. De un muñeco clásico, acaban creando todo un mundo lleno de fantasía en el que al espectador le gustaría vivir. Definitivamente, tanto los niños como los adultos van a disfrutar muchísimo de estas pequeñas criaturas. 

Desde el punto de vista narrativo, el género no arriesga demasiado. Es más, se podría decir que el propio proyecto es en sí bastante predecible y con un guión más que aceptable. No obstante, innova con sus códigos estilísticos, donde los colores y las playlists, así como su reparto (Justin Timberlake y Anna Kendrick, entre otros) son de infarto. En definitiva; 'Trolls' es inteligente y muy entretenida, donde las risas y el pasar un buen rato están más que asegurados. 


NOTA: 9/10

COMENTARIOS