Crítica: "Tarde para la ira" (2016), de Raúl Arévalo


Raúl Arévalo ha debutado en la dirección con muy buen pie. Con "Tarde para la ira", su ópera prima, ha demostrado, además de bastante talento detrás de las cámaras, que sabe muy bien lo que quiere contar y la manera en que quiere contarlo.

No sobra nada en los apenas 90 minutos que dura la película (metraje ajustado, pero efectivo, no necesita más) Creo que es de estas cintas en las que destaca más como te cuentan la historia que lo que te cuentan en sí. Y eso que la historia, aunque sencilla, tiene su miga. Se dice que la venganza es un plato que se sirve frío, y la película es un buen ejemplo de ello: un thriller que esconde sus cartas al inicio (tiene un formato de narración dividido en episodios, tres más cortos al principio y un cuarto mucho mas largo donde ya explota todo. No era necesario dividirla en capítulos, realmente, pero supongo que ayuda a situar al espectador) y que va "in crescendo", alcanzando buenos momentos de tensión y suspense (esa escena del gimnasio...), a lo que ayuda la escasa presencia de la banda sonora, en esta ocasión para bien. Su curva narrativa me ha parecido muy buena: al principio no tienes mucha idea de lo que está pasando y de por qué está pasando, pero cuando ya estás empezando a asentar cosas, todo estalla y ya no para hasta el final. 


Además de saber contar bien la historia, Arévalo acierta con la atmósfera de la película: la forma en la que se ha rodado recuerda a cintas más clásicas, lo que ayuda a conseguir una ambientación más sucia, sórdida y en algunos momentos opresiva. Muy buen trabajo también en la composición de muchos planos (la escena de la habitación del motel, contraponiendo luz y sombra, por ejemplo, o los seguimientos de espaldas), que en general ayuda a definir a los personajes con apenas un par de pinceladas. Por otro lado, el reparto está magnífico. Antonio de la Torre y Luis Callejo bordan sus personajes, Ruth Díaz también hace muy buen trabajo, y secundarios como Manolo Solo son oro puro.


En definitiva, muy buen trabajo de Raúl Arévalo en su primera cinta. El tiempo dirá si esto ha sido la suerte del principiante o si Arévalo se convertirá en un director a seguir, pero creo (y espero) que será lo segundo.

Nota: 7/10

COMENTARIOS