loslunesserifilos

Crítica 'El gruñón' (2014), de Dome Karukoski

Finlandia, 2014. Un hombre de avanzada edad vive sólo en su casa en medio de ninguna parte, con ...


Finlandia, 2014. Un hombre de avanzada edad vive sólo en su casa en medio de ninguna parte, con una rutina marcada por el paso del tiempo y la mente anclada en el pasado. Con esta premisa el chipriota afincado en Finlandia, Dome Karukoski, intenta vendernos 'El gruñón', una comedia con grandes tintes de drama que narra la historia de un hombre mayor que vive convencido con que los viejos tiempos eran mucho mejores que los actuales.

Todo lo ocurrido después de 1953 es incomprensible para él, no puede significar nada bueno. Hasta que un día, en medio de su rutina diaria, se cae por las escaleras del sótano y se rompe un tobillo. A partir de aquí su vida dará un giro, tiene que mudarse a la casa de su hijo a la ajetreada Helsinki y lidiar con los problemas del primer mundo. La rapidez con la que se vive hoy en día, los trabajos manuales que se hacían antaño ahora lo hacen asistentes, o la simpleza de hacer un café "de pucherillo" ahora se hace con complejas y sofisticadas máquinas cafeteras.

La película bien podría dividirse en tres partes bien diferenciadas entre sí con su moraleja final.

Acto primero: La narración de la vida del anciano y cómo se ve anclado en esa mentalidad de que todo tiempo pasado fue mejor. Ha hecho todo lo que se esperaba de él en la vida: conoció a una mujer con la cual se casó, formó una familia y ahora se encuentra en la etapa final de su vida, esperando que el tiempo pase. Lo que hay a su alrededor no le perturba, el sólo sigue su rutina mientras ve pasar la vida ante sus ojos. 




Acto segundo: Se muda a la casa de su hijo para asistir a rehabilitación por el tobillo roto, pero en esta nueva aventura su compañera de viaje será su nuera, una agresiva Mari Perankoski que dará vida a una mujer de negocios que vive su vida para y por el trabajo. Llegados a este punto Karukoski nos mostrará una realidad, que aunque a muchos no nos guste reconocer, sucede. Los hijos se hacen mayores, tienen sus propias obligaciones y lo viejo parece una carga. Bien es cierto que nos intentan vender a un hombre malhumorado y que lo intenta hacer todo a su manera, el propio título de la película te hace una idea de lo que vas a ver, pero llegados a este punto se atisba cada vez más el drama que la comedia. Da pena la forma en que la sociedad en general trata a este hombre gruñón, da pena pensar que él únicamente se ha quedado anclado en el pasado, porque es una época que le ha tocado vivir de cerca y es la que sabe manejar. Y más pena da, aún si cabe, cuando sabes que lo que le atormenta es que desde Helsinki no puede cuidar a su mujer con Alzheimer que se encuentra postrada en una cama de hospital. 

Acto tercero: Cuando el lío que se monta parece ya una broma pesada. Aquí entra en juego la diferencia generacional entre padre e hijo con una lucha interna de valores de ambos personajes. Llegados a este punto solo pueden ocurrir dos cosas: o las diferencias entre ambos son tan grandes que no hay forma de solucionar los problemas o llegan a un punto donde deben ceder los dos para llegar a la conclusión de lo que es verdaderamente importante.

Estamos, sin duda, ante una gran propuesta de Dome Karukoski que sabe jugar con ese choque generacional existente entre la generación de las guerras y la de las nuevas tecnologías. Y que consigue, que a pesar de lo cascarrabias que puede llegar a ser el protagonista, sientas cariño por el personaje.


Reacciones: 

Related

Petra Frey 1118498856614224295

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item