Los lunes oscuros: La invitación (2015), de Karyn Kusama


Will y Eden perdieron a su hijo años atrás. La tragedia afectó su relación de forma irreversible, hasta el punto de que ella desapareció de la noche a la mañana. Un día, Eden regresa a la ciudad; se ha vuelto a casar y en ella parece haber cambiado algo, convirtiéndola en una presencia inquietante e irreconocible incluso para Will. (FILMAFFINITY)

Premios 2015: Festival de Sitges: Mejor película

¿Qué harías si recibes una invitación de tu ex pareja, después de dos años sin mantener el contacto, y te invita a pasar una divertida velada con tus antiguos amigos?

Pues Will no se fía. Acepta la curiosa invitación e invita a su actual pareja pero se mantiene alerta. Es un hombre que ha sufrido una tragedia terrible. La muerte de su hijo no le ha dejado vivir durante todo ese tiempo y, volver a la casa donde ocurrió todo no le sirve de mucha ayuda.

                               

Como sello del cine independiente no puede faltar la lentitud. Quizás, a veces, algo molesta, pero le salva la atmósfera que crea y la intriga que produce. Además, es inevitable empatizar con Will. Sabes que algo extraño está pasando e imploras al protagonista que descubra la razón de esa misteriosa reunión.


Kusama hace de este filme un thriller inquietante, tenso, perturbador, aunque algo previsible; donde el guión y el silencio son armas de doble filo; donde la fotografía es una aliada; donde el reparto es un factor clave ya que, prácticamente, es una obra de teatro. Cuida al detalle todos los aspectos técnicos.

                       


Quizás sea una película algo sobrevalorada, pero no quita que sea una buena cinta que merece bastante la pena.

COMENTARIOS