loslunesserifilos

Review Penny Dreadful 3x07- "Ebb Tide"

¡Hola amigos de lo fantástico! Volvemos una vez más con un nuevo análisis del séptimo capítul...



¡Hola amigos de lo fantástico! Volvemos una vez más con un nuevo análisis del séptimo capítulo de esta tercera temporada de Penny Dreadful, el cual, supone la antesala de la season finale, puesto que los dos últimos episodios van en bloque y constituyen el desenlace de la temporada y desgraciadamente cabe la posibilidad que de la serie también, ya que Showtime, la cadena encargada de su emisión, no se ha pronunciado aún al respecto de la deseada renovación. Ojalá que no se lo piensen demasiado y den el sí que todos esperamos (así evitamos disgustos innecesarios). Capítulo jugoso donde los haya, digno de ser el penúltimo antes de la marcha final, con un desenlace impactante que nos abre un abanico de posibilidades que pueden llegar a tocarnos nuestra parte más sensible de cara a los siguientes. Sin más preámbulo, ¡vayamos al lío!



(A partir de aquí, SPOILERS)




Comenzaremos fuerte y feroz y para ello pondremos la atención en nuestra pareja del mal, Dorian (Reeve Carney) y Lily (Billie Piper), de la cual nos enteramos que tuvo una hija y que murió siendo un bebé. Oscura y triste historia pasada que nos hace entender aún más el estado de furia e ira en el que se encuentra ahora mismo. Y si en el capítulo anterior “gozamos” de una cena tensa, en éste tenemos una muy revolucionaria, cuanto menos. Provistos de una kilométrica mesa, Lily (crecidita ella) aprovecha esta longitud para subirse encima y caminar sobre ella, porque puede. Con otro espléndido discurso, consigue animar a sus aliadas a salir a la calle y cortar la mano derecha del primer hombre “malo” que encuentren, sangre y más sangre para reivindicar quién tiene el poder en su mano (nunca mejor dicho). Mientras tanto, Dorian continúa con su pataleta porque ya no quieren jugar (ni brindar) con él, sintiéndose un extraño en su propia casa. Lucha de egos y dignidades que acabaría por explotarles en la cara, y nada más lejos de la realidad, en la de Lily para ser exactos, porque Dorian, decepcionado por el derrotero que había tomado su compañera de inmortalidad, la traiciona aliándose con Víctor (Harry Treadaway) para poder, por fin, manipularla (aquí cada uno con sus intereses). Son posturas tan extremas todas, que yo personalmente no puedo empatizar con ninguna, en ese momento pensaba que todos ellos eran como leones soltados a un mismo ruedo y que sobreviviría el mejor o el más despiadado. 





Y aquí se produce una situación bastante irónica; Lily sometida por tres hombres para ser “mejorada” (esto no puede sonar peor), que es justo lo que a ella le toca la fibra sensible, el sometimiento masculino. Y por otro lado piensas; ¿qué podrían hacer sino? Los motivos de Lily son entendibles y justificados, pero las formas han superado los límites de la razón y la moralidad. A pesar de todo y apartando que Lily sea un poco psicópata, no me negaréis que la frase de Víctor “convertirte en una mujer apropiada” (¿Apropiada para quién? ¿Para ti?), es demoledora. Como digo, extremos y más extremos. 

Víctor demostrando su amor, ese con derecho a cambiar a las personas en su nombre.

Moviéndonos a una trama más optimista a la par que emocional, John Clare (Rory Kinnear) es nuestro hombre. Tras su tragedia en el capítulo anterior, mi adorado John va en busca de la única persona que lo ha querido en vida y en la muerte, su amiga y confidente; Vanessa (Eva Green). ¡Por fin se vuelven a encontrar estos dos! Los adoro juntos. Mantienen una charla llena de esperanza y positivismo, en la que ambos encontrarían la felicidad, serían amados y conseguirían pertenecer a algo más que su propia soledad. “¿Sin importar las consecuencias?”, dice él, y ésta sería la clave de todo lo que ocurriría después. Vanessa le menciona que ya fueron amigos hace un tiempo, que lo quiso por lo que fue y sigue siendo, pero él no recuerda nada aún y la sombra de cómo murió y si Vane tuvo algo que ver, pasa por mi mente al recordar este momento. 




Finalmente, John decide arriesgarse e intentar tener una nueva vida, esa que da cabida a todo lo bueno que lleva tanto sin saborear. Aunque el tono idílico de la conversación me daba mala espina, el verlos poetizar y hablar de nuevo, me ha parecido precioso (¡ay los feels!). Asistimos al reencuentro con la que fue su mujer en la otra vida y para sorpresa de todos y de él mismo, lo acepta tal y como es porque sigue siendo lo que fue, las cicatrices y la palidez no lo definen pero sí lo que es por dentro. Ha estado perdido pero ha logrado encontrar el camino de vuelta a casa. Consigue hacer un nuevo intento para recuperar la relación con su hijo y esta vez, el niño acepta a su padre y se funden en un tierno y emotivo abrazo. Parece que las cosas van bien para John Clare por una vez. ¿Cuánto durará? ¿Cómo se adaptará a su nueva vida marital y familiar? ¿Logrará conciliar su oscuridad con el nuevo contexto que tiene alrededor? Tarea nada sencilla, desde luego. 




Mientras tanto y ahora que Ethan (Josh Hartnett) ha decidido quedarse en el lado de la luz y que no tiene ataduras legales ni morales, es hora de acordarse de Vanessa y esos amigos que dejó atrás. Nos recuerda que sigue enamorado de ella (bueno saberlo) y que pretende recuperarla (mucha prisa tenía que darse para que otro no se le adelantara, ¡ay amigo mío! Ya ibas lento). Quiere regresar con su tribu, a su casa. Papá apache no estaba del todo de acuerdo, vuelve a repetir que Ethan es el elegido que salvará al mundo de la gran oscuridad que se avecina y de repente, ¡dentro visión! El esperando reencuentro entre Vane y Ethan que tanto nos repetimos vía tráiler promocional, ha resultado ser una premonición de la tragedia que está por venir; Vanessa estaba en peligro, ¡ya podían correr! (o ir a toda vela, en este caso). Ya en el barco y a través de un ritual ahumado, nuestro ya amigo apache (de cuyo nombre no me acuerdo o no ha salido) consigue proyectarse astralmente hacia Vanessa y así tener una conversación interesante sobre el mal y lo que se les viene encima. “Usted es una gran y fértil perra de la maldad y la amo por su fertilidad y su poder”, a este nivel estaban las cosas entres estos dos (¿ha dicho fertilidad? Cuidado con esto). La mala noticia era que Vane ya estaba siendo poseída por “el Dragón” y ellos llegaban tarde, aunque Ethan se siente optimista al respecto y se cree capaz de salvarla a toda costa. Durante el viaje, podemos presenciar una conversación íntima entre éste y Malcolm (Timothy Dalton) donde “se pelean” por quién alaba más al otro, dejando latente el cariño que se tienen y lo agradecido que Ethan se siente al poder contar con su nueva familia (que al menos no le ha torturado emocionalmente, ya es algo). Sí, es oficial, el Lobo de Dios ha vuelto. 




Abrir pequeño paréntesis para Malcolm, personaje que nunca me agradó especialmente y que para mi gusto, esta temporada ha recorrido un camino emocional digno de mención, con el que ha conseguido llegar a mí y de alguna forma, conectar. Y es que aunque su trama esté subyugada a Ethan y pudiera parecer que él ha pasado a un segundo plano, individualmente, Malcolm ha experimentado un desarrollo madurativo a nivel interno que le hacía falta al personaje para dotarlo de menos egoísmo y narcisismo y más humildad y sabiduría. Por fin ha aceptado sus errores pasados, por fin se ha arrepentido de ellos y por fin está listo para asumir que tiene una nueva familia a la que proteger y querer, unos hijos no de sangre pero sí de experiencias y vínculos, y esta vez, puede remediar en lo que en su día erró. 




Y dejando para el final el gran meollo de este capítulo, como no podía ser de otra manera, le toca el turno a nuestra querida Vanessa Ives. Y es que esta mujer levanta pasiones hasta cuando duerme, nuestro amigo come moscas no puede resistir la tentación de chuperretear su cuello aprovechando que ella no se da cuenta, ¡qué osadía! Pero ahí estaba amo Drácula para recordarle vía estrangulación, que lo “suyo” no se toca. Vemos a una Vanessa feliz, mañanera, radiante y todas esas cosas que pasan cuando estás enamorada y no sabes que tu novio es el señor del mal. Pero las malas noticias vuelan y Catriona (¡ay Cat, qué misteriosa eres!) le hace una visita para echar por tierra todos los mitos sobre Drácula y volver a recordarnos lo “chungas” que se pondrán las cosas en el mundo si este señor gana la batalla. ¿Cuántas veces nos lo han dicho en lo que llevamos de capítulo? La clave es que mr. Dragón puede morir como cualquier mortal en su forma humana, es una gran ventaja en realidad. La conversación progresa hasta el punto de romper el corazón de Vanessa (otra vez) cuando Catriona, sin saberlo, le da los conceptos claves para la revelación: el Dragón, la criatura del mal, Drácula… ¡no es otro que su recién estrenado novio! La felicidad de Vane en un pozo de nuevo (creo que yo hacía tiempo que me habría rendido a la tentación, cuánto sufrimiento). 




La muchacha reúne todo el valor que puede y va en busca de su amado con pistola en mano. Ambos se hablan claro desde el comienzo. Él adopta el papel de enamorado mártir que haría todo por ella, la serviría y moriría antes de no estar a su lado. Un amor algo tóxico teniendo en cuenta que durante años ha estado haciéndola sufrir y matando a alguna que otra amiga (nimiedades para él). Vanessa mantiene la entereza y lo rechaza a punta de pistola y entonces él, recurriendo al manual experto del manipulador, logra ir a la espinita clavada de ella, a sus frustraciones y anhelos, a su sufrimiento y dolor. Y ella cede ante él y se dejar morder… y la oscuridad llegará para todos. Esto es algo que se preveía desde que vimos a Vanessa estar sola y lo más importante, sentirse así. Veremos qué nos depara el final de temporada que con este panorama, puede llegar a ser desgarrador. ¿Conseguirá Ethan salvar el alma de Vanessa? ¿Será a partir de ahora una vampira? ¿Qué papel tendrá Lily y compañía en todo esto?





Hasta aquí en análisis del 3x07, capítulo sustancial, emotivo y espeluznante, todo lo que le pedimos a esta serie. ¡Nos vemos a la próxima, cómplices del mal!





Reacciones: 

Related

tercera temporada 7038960137128368280

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item