loslunesserifilos

Review Peaky Blinders- Episodio 2 ¡Más emoción y tragedia en esta nueva entrega!

¡Hola amigos de la mafia! Una semana más os traigo el análisis de un nuevo capítulo de nu...




¡Hola amigos de la mafia! Una semana más os traigo el análisis de un nuevo capítulo de nuestra queridísima Peaky Blinders, que desde mi punto de vista ha subido de nivel respecto al primer episodio, dándonos todos los ingredientes que tanto nos gustan: humor, fuckings, negocios y tragedia. Esto de que las series tengan seis capítulos es de infarto, estamos entrando en el ecuador de la temporada y aún seguimos celebrando su regreso, la vida a veces es dura, y si no, que se lo digan a Tommy. Sin más dilación, ¡acompañadme a deshuesar este capítulo tan completo!



(A partir de aquí, SPOILERS)




Para empezar tenemos un comienzo muy al estilo de la serie ¿no?: humo, gabardina, Tommy (Cillian Murphy) caminando con cigarro en mano y la voz de Nick Cave adornando la estampa. Podemos añadir la amenaza (poco) sutil al pobre trabajador don nadie, y ya nos va sonando la historia. Poco a poco nos van contando en qué líos sucios se ha metido esta vez el líder de los Shelby, y es que se ha tropezado con gente muy chunga antisistema y con cierta posición social (siempre son los peores) con un sacerdote de intermediario (y algo más, seguro) que se cree superior, ¡empezamos bien! Todo esto deriva en una cita con un tal Sr. Romanov, ruso venido a menos (al menos, su billetera) con unas cuantas deudas que Tommy debe solventar soltando el cash como buen nuevo rico que es. Resulta ser el tío de la explosiva morena del capítulo anterior, además de padecer gula, faltarle un dedo y encontrar divertido hablar de penes mientras degusta caviar del bueno (la cara de Tommy no me digáis que no era un poema). Así en principio tú dices, ¿miedo? ¿Cuándo? Pero la cosa se pone seria cuando se habla de dinero, amigos, aunque todo termina con un zafiro en mano para Tommy con amenaza (en mano también) incluida. Y a correr. ¿Parecía un trato justo, verdad? Yo también me lo creí. Pero en una escena posterior la mujer de nuestro amigo el ruso le encarga la simple tarea de matar a Tommy cuando el trabajo esté finiquitado, y ya se sabe, en estas cosas, la mujer manda. 



Y pasemos a hablar un momento de la otra parte de la familia Shelby (sí, estoy dejando el drama para el final, me ciño al guion, ya me entendéis). Con Tommy tan ocupado, Arthur (Paul Anderson) y John (Joe Cole) deben acudir a una cita ineludible. “Aire fresco y un delicado aroma a mierda”, no me podéis negar que es la mejor “fucking” frase para invitar a alguien a tomar té (o café, si preferís). La estampa era demasiado buena como para evitar reírse; mesita con tacitas y tetera en plena calle llena de excrementos de caballo, todo tan bucólico… estoy orgullosa de vosotros, chicos. Y todo para burlarse de un viejito italiano que sólo quería defender el honor de su hijo, enamorado ni más ni menos que de Lizzie (Natasha O'Keeffe) (ex novia de John, ex amante de Tommy y secretaria de todos) y a John se le ve muy animado amenazando con disparar las rótulas del amado. ¿Resumen? Italiano cabreado y una silla rota con el tufo a desecho equino (no podía parar de reír). “No nos dan miedo los fucking espaguetis”, simplemente genial (y nos venía bien estar animados, una de cal y otra de arena como se dice). Arthur y Polly (Helen McCrory) no se reían tanto, en cambio, y le echan una charlita al mediano de la familia, que está algo subidito de humos (¿o celoso quizás?). ¿Y qué ocurre cuando a alguien se le dice que no haga algo? Pues que le raja la cara al enemigo porque sí, porque es un Peaky fucking Blinders, sin más. Y nos tenemos que parar aquí un momento: Arthur el que va pidiendo perdón a la gente, John el que la raja… No creo poder acostumbrarme a esta situación, con la matraca que ha dado Arthur en tiempos pasados, la vida al revés. Para sorpresa de algunos, Tommy secunda la idea de ir rajando a los que les respiren en la cara, no sin antes llamarle blandengue a su hermano mayor, ¡esto se caldea! (Paréntesis dedicado a Finn, que ya es más de lo que hace la serie por él, ¿no creéis que envejece y crece a un ritmo inhumano? Cada día está más enorme, no sabía que la nieve blanca tuviera esos efectos).




¡Hablemos del sector femenino! Por un lado Polly sigue en su búsqueda de realización personal (ya que la profesional está cubierta) y parece estar intimando con el pintor, que seguramente no ha visto una mujer de cerca en su vida. Pero yo con lo que me quedo es con esta señora sorbiendo té, ¿puede alguien dar más miedo haciendo ruido con los sorbos? La novia de Arthur (cuyo nombre no ha salido o he querido olvidarme), a ver cómo lo digo sin ofender a los fans de esta mujer, ¿cómo cree que ha llegado su novio a dónde está? Actúa como si no supiera con quién comparte cama (que dudo que hagan eso, sinceramente). Es decir, tu pareja mafiosa te dice ya entrada la noche (y lloviendo) que tiene que salir a hacer papeleos, y ¿te lo crees? Hay que hacérselo mirar ¿eh? Pero no pasa nada, que el tío se va de quema de locales y para casa, más sobrio que yo ahora mismo (porque por el alcohol ya no pasa, please). Y Grace (Annabelle Wallis) (¡ay, Grace!), que yo me pregunto, lo del pelo estropajo ¿es a posta? Y mira que después de todo, me siento mal diciéndolo, pero alguien lo tenía que soltar. Se la ve dedicada a preparar fiestas y organizar la mansión, toda feliz ella (al menos nos quedará eso en el recuerdo), pero yo pensaba… “espero que nos den algo mejor de este personaje” (qué triste pena). Y bueno, ¿qué digo? ¿Quién no sería feliz con semejante pedrusco en el cuello al más puro estilo Titanic? Luego nos regalan unas imágenes familiares con el bebé y en lugar de caérsenos la baba con la escena, ya nos tememos lo peor, ¿a que sí?
















Y bueno, es aquí cuando nos ponemos serios, porque los nuevos socios de Tommy no se andan con tonterías, y viendo que éste indaga más de la cuenta, se ponen a amenazarle para dejar las cosas claras. El pequeño Charlie aparece con una nota lapidaria bajo la almohada, de buen gusto, eso sí, elegancia ante todo. Esto ya hace que nos pongamos nerviosos, pero lo peor viene ahora, Grace ha organizado una party para la Fundación Shelby, ¿acto social en esta serie? ¡Peligro, peligro! Y más viendo entrar a los rusos dándole órdenes a Tommy en plena fiesta, sí señor, si es que parece que elegís los días con mala leche ¡oye!






(Ya nos vamos acercando), y antes de meter tragedia, tienes que dar rienda suelta al salseo, eso es así. Y cómo no, aparece Tatiana (Gaite Jansen), con la que Tommy tiene una cita mañana (¡pareado!). Y nos encontramos ante una escenita de triángulo (amoroso, sexual, sentimental) muy jugoso; Grace, Tatiana y Tommy. “Bueno, entiendo que cobran una tarifa” (dice éste), y ya sabemos, cuando Tommy suelta una grosería a una mujer que acaba de conocer, es que va a haber tema (antecedentes: “¿eres prostituta?”, “¿quieres acostarte conmigo?”) y Grace no es tonta, claro, con lo que se crea una situación incómoda entre ambas féminas y apuesto a que a Tommy le sudaban las manos. Aunque mira, la tal Tatiana es directa también, yo no digo nada que está feo (tan sólo mirad el tráiler). 





¡Tierra trágame!


Echaré de menos estas escenas tan familiares
“I need you Grace”, yo tenía el corazón ya en la garganta, todo tenía un tinte demasiado inquietante, y no era para menos, porque al grito de “¡Por Ángel!” (finalmente sí había que temer a los "espaguetis", ironías de la vida), un tipo desquiciado le pega un tiro en el pecho a Grace, y a partir de aquí todo es Tommy sosteniéndola en brazos y Arthur cogiendo un jarrón para tirárselo a la cabeza al ¿asesino? (esta vez sin dudas, si es que la naturaleza siempre aflora en los momentos más delicados). La duda está en el aire, pero creo que nuestra rubia espía, que llevaba con nosotros desde la primera temporada, se ha marchado para no volver (para alegría de muchos y tristezas de otros). Yo estoy en el último bando, realmente me da mucha pena que se nos vaya este personaje, sobre todo por no haberla podido conocer mejor esta temporada y ver qué más podía dar de sí. Y por qué no decirlo, he sido una gran fan de esta pareja. 




En resumen, creo que ha sido un capítulo mucho mejor que el anterior, con más garra y más trama, con la tragedia que se nos prometió y ese tinte de gravedad que está adquiriendo la situación. Espero que esto sólo vaya a más, y seguro que es así, ¡y nos vemos la semana que viene!

Nota pequeña más importante que la de la semana pasada: ¿cuándo pensáis traer a Alfie (Tom Hardy) para que ponga orden en todo este asunto? Ya es cuestión de necesidad, más que nada. He vuelto a decir. (Cual Tommy gritando en la biblioteca, imaginadme). 







Reacciones: 

Related

Tom Hardy 377152602818763946

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item