loslunesserifilos

Crítica II: 'X-Men: Apocalipsis' (2016), de Bryan Singer

Más mutantes, más poderes, más villanos. Así se presenta la sexta entrega de esta mítica saga de superhéroes, concretamente, la ter...


Más mutantes, más poderes, más villanos. Así se presenta la sexta entrega de esta mítica saga de superhéroes, concretamente, la tercera de esta nueva trilogía enlazada de manera magistral gracias a X-Men: Días del futuro pasadoEn una entrevista con FandangoBryan Singer ha afirmado que Apocalipsis no es en realidad “el final de una trilogía” sino “el clímax de seis películas”.

En esta entrega un nuevo ser de otra época querrá hacerse con el control de todo el planeta y montar su imperio. Un inicio muy vistoso centrado en el Antiguo Egipto que nos presenta a En Sabah Nur y la capacidad que tiene para captar adeptos. Muy interesantes sus Cuatro Jinetes y sus poderes. Una vez termina y pasa la clásica escena de créditos de la saga, empezamos a conocer las nuevas caras de la película.

Tengo que decir que soy muy fan de esta saga, de su universo, sus orígenes, cómo lidian con sus dones, cómo pueden reaccionar de una forma u otra a ellos, cómo viven los que no pueden esconderlos, cómo pueden ser atraídos por el lado oscuro, o ayudar a otros a abrazar su naturaleza, controlarla y llegar a considerarla un privilegio y no una maldición. Dentro de la fantasía, tienen dudas y conflictos con los que pueden llegar a conectar bastante con el espectador.

En esta nueva entrega la acción prima a la evolución de personajes. Saber el motivo por el que un mutante actúa de una manera concreta me fascina, conocerlo de primera mano a través de sus recuerdos e intentar sentir empatía por ese personaje. Pero todo esto no se consigue sin una buena evolución. En pocos momentos he sentido esa conexión. Uno de estos casos es con el personaje de Magneto (Michael Fassbender). El intentar rehacer su vida de manera normal, sin poderes, sin los X-Men hace que el público conecte rápido con él y con su dolor. 


Otro de los personajes que atrapa desde un primer momento es la joven Jean Grey, interpretada de manera magistral por Sophie Turner, que se aleja totalmente de su Sansa Stark. Aquí se muestra más fuerte, pero absolutamente abrumada por sus poderes. Una buenísima decisión de casting la suya, y espero seguir viéndola bastante por la franquicia a partir de ahora. Lo mismo se puede decir de Tye Sheridan y su Scott Summers, del que vemos sus primeros pasos y que evoluciona muy bien a lo largo de la cinta.

Una de las grandes pegas que he podido ver es la del personaje de En Sabah Nur, el supervillano. Y no precisamente por su interpretación, sino más bien por su estética. Entre el color morado, los tubos y las prótesis que lleva Oscar Isaac hacen difícil de tomarse en serio a un cuasi dios por mucho que el actor haga lo que pueda, que lo hace. Esa exagerada ornamentación que no deja mover la cara ni ver los gestos del actor hace cuasi imposible temerle. Insisto en que Oscar Isaac sigue siendo un actorazo, pero esta vez es el propio personaje el que no le deja brillar, ni por dentro ni por fuera.


Por otro lado, Charles Xavier, sigue siendo el personaje más agradecido de esta segunda trilogía. El profesor es el guía de todos los mutantes más jóvenes, que llegan a la mansión sin esperanza y con miedo por no poder controlar sus poderes. Igual que Mística (Jennifer Lawrence), que se ha convertido en todo un ídolo de masas en la población mutante. Su interpretación, en esta ocasión, recuerda a su personaje Katniss en  Los Juegos del Hambre. Una mujer fuerte y ruda que no le parará los pies nadie y que dará la vida por todos aquellos a los que ama.

Como he dicho me quedo con los personajes y sus vidas. Con respecto a los efectos especiales, todo el film está lleno de escenas de acción acompañadas por un correcto CGI, que no bueno. En pleno 2016 y con películas como El libro de la selva que se caracteriza por su gran uso del CGI, esta película deja algunos momentos con efectos que recuerdan a los films del 2005.


A pesar de que X-Men: Apocalipsis no es, objetivamente, perfecta, también quiero aclarar que sus dos horas y media son un no parar, en el buen sentido. Suceden muchas cosas y, aunque unas están mejor desarrolladas que otras, pasan volando. Sigo pensando que este universo tiene un potencial casi ilimitado para darnos grandes blockbusters, pero parece ser hora de sentarse y planificar bien cómo conservar el encanto de X-Men: Primera generación.


“Es un hecho histórico que la generosidad para

compartir el mundo nunca ha sido una 

caraterística del ser humano.”


Reacciones: 

Related

X-Men: Apocalipsis 1058867782740644054

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item