loslunesserifilos

Ha vuelto Unbreakable Kimmy Schmidt: ¡Viva la cultura pop!

Pizza party for one, divorced, dead and having some fun No sé vosotros, pero yo estaba es...

Pizza party for one, divorced, dead and having some fun



No sé vosotros, pero yo estaba esperando la nueva temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt como agua de Mayo. Ya os hablé de ella es año pasado a raíz de su estreno y os contaba lo mucho que la había disfrutado como buena fan de 30 Rock que soy. UKS tiene todo lo bueno que tiene su hermana mayor ilegítima, y es que el humor ácido y un poco absurdo marca Tina Fey se traslada de una serie a otra para la delicia de los espectadores.

A partir de aquí, spoilers de la 2º temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt.

Esta nueva temporada, que mantiene el nivel de la primera y llega a brillar a un nivel superior en algunos capítulos, empieza con una histérica escena que de primeras no entendemos.  Todos los personajes que ya conocíamos más alguno nuevo (nuevos, o que yo no recordaba) reunidos en el apartamento de Kimmy y Titus en navidad cada uno en una situación más ridícula que la anterior. ¿Qué es esto? ¿He empezado por el capítulo equivocado? Pero no, rápidamente viajamos tres meses al pasado, dónde todo está más o menos como lo dejamos.

Por un lado tenemos a Kimmy, que durante el transcurso de la temporada intenta ser fiel a sí misma y aunque ella está dispuesta a seguir avanzando en su vida, es su interior el que le pone las barreras para no conseguirlo. Por mucho que vemos siempre a la Kimmy estridentemente feliz, es un personaje que lleva muchísimo a sus espaldas y eso tiene repercusiones en su vida diaria. Su miedo al velcro (lol) y sus instintos violentos necesitan una solución y esta la encuentra en Andrea, una psicóloga con dos caras (una profesional del día y una de borracha perdida de noche) que intenta llegar al fondo del problema de Kimmy.

Andrea, la psicóloga en cuestión, no es otra que Tina Fey, que si con su papel de la 1º temporada no había brillado tanto como debería, con Andrea ha llegado a lo más alto. Un personaje de su marca personal que roza lo absurdo pero es ridículamente divertido y del que yo personalmente me he enamorado. Sólo espero, o que vuelva Andrea o que vuelva Fey haciendo otro personaje la temporada que viene.Y no puedo dejar de destacar ese momento en el que Jacqueline mira a Andrea y pregunta si es más guapa que ella. Ay Jenna y Liz Lemon, que me pongo nostálgica.  

También tenemos que hablar de Dong y cómo este afecta en la vida de Kimmy. Para ser totalmente sincera a mi Dong me da igual, pero ver a Kimmy enamorarse y sufrir me ha dolido en el corazón.
Para despedir este “bloque Kimmy” no puedo irme sin decir lo fabuloso del pelo de esta muchacha y que quiero robárselo y ponérmelo yo.

Por otro lado Titus empieza una etapa en su vida que no esperaba. Muchas veces lo que queremos no es lo mismo que lo que necesitamos y Titus encuentra en el amor el pilar que le faltaba para poder asentar su vida. Con el absurdo y lo mamarracho que siempre rodean a este personaje, Titus junto a Mikey (¡Qué cuquis juntos, señor¡) encuentra estabilidad y felicidad, que era lo que faltaba en su egocéntrica vida.

No todo es un camino de rosas, y la trama de Titus interpretando a una geisha me pareció de lo más desafortunada. Por mucho que quiera a Tina Fey, no aceptar las críticas sobre la apropiación cultural de la 1º temporada y mofarse de ellas en la 2º no es la forma correcta de hacer las cosas. Todos tenemos nuestros fallos y todos somos un tanto “problematic”; pero aunque Tina Fey haga muchas cosas buenas y sea una gran precursora del feminismo, algunos problemas raciales todavía están en su lista de pendientes.

Volviendo a las cosas bonitas, aunque el final de la 1º temporada dejó a Jacqueline camino a su poblado, por supuesto no nos la íbamos a perder esta temporada. Tras darse cuenta de que su lugar verdadero está en Nueva York, una por fin divorciada, la ahora Ms. White vuelve en la ruina (en la ruina quiere decir con 12 millones bajo el brazo) a la gran ciudad con ganas de ayudar a sus raíces.

La trama de Jacquiline tiene tres puntos fundamentales de los deberíamos hablar. Por un lado, la manera en la que ella se enfrenta a no vivir con las comodidades a las que está acostumbrada. Su desesperación, la lleva al segundo punto, y es que intenta “ligarse” a un abogado que está forrado para volver a la cima. Cual es su sorpresa, cuando se da cuenta que ha terminado enamorada del abogado (que es más raro que un perro verde). Por primera vez enamorada de verdad, Jacqueline se da cuenta que puede hacer muchas más cosas con su vida que ser una mujer florero.

Por último no puedo dejar de lo más maravilloso y mamarracho de la trama de Jacqueline. Su amiga, Mimi, que de seguido puede resultar cargante pero nos la administran en pequeñas dosis y cuando sale se hace la dueña de la pantalla. De verdad que caramelo de personaje. Espero que no se vaya nunca.

Nos queda Lillian, que durante esta temporada tiene que aceptar que los cambios a veces son inevitables y definitivamente ella no está preparada para ellos. El barrio cochambroso en el que viven se está aburguesando y Lillian está dispuesta a hacer lo que sea para impedirlo. Esto nos deja tramas ridículas y maravillosas que ayudan a su personaje a desarrollarse.

Quiero terminar el artículo con mis bromas favoritas de la temporada (las iba apuntando para que no se me olvidaran), cosa que es un tanto ridícula, pero totalmente necesaria.

Hablemos de ese: Is Cate Blanchett a good actress or just tall? Que de por si tiene gracia, rematado al capítulo siguiente con un corte de Billy on the Street preguntándole a Kimmy la misma pregunta. Lo mejor que ha pasado en la televisión este año.

Ese momento en el que Mikey tiene una “hot chick” en su camión y no es otra que Tilda Swinton. La broma a Hamilton que me llegó al fondo de mi corazón (gracias, en serio) y ese “… and Viola Davis, you’re done” de Titus a su “falso hijo” mientras le termina de abrochar la cobarta.
Esto son sólo tres tonterías de las cinco bromas por segundo que nos regalan unos guiones que no le dan descanso a la cultura pop.

Una temporada llena de cameos maravillosos (a Tina Fey le gustan más los cameos que a un tonto un lápiz) (En serio, Lisa Kudrow como madre de Kimmy era todo lo que necesitaba en la vida), un cliffhanger loco que lo único que hace es que quiera la 3º temporada ya y un humor histérico y maravilloso que yo disfruto como si no hubiera mañana.

Kimmy,  la espera va a ser muy larga. 

@LifeisBeckett
Reacciones: 

Related

Unbreakable Kimmy Schmidt 1983497570049573928

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item