Crítica: "Julieta" (2016) de Pedro Almodóvar


“Julieta” es la película número veinte en la filmografía del director manchego y quizás una de las más importantes, marcando un punto de inflexión en su carrera.

“Julieta” es una historia de mujeres, mujeres fuertes pero a las que el destino no para de poner piedras en el camino como muchos de los personajes creados por el director. La película habla de la soledad, del abandono, de la perdida.
El personaje principal está interpretado por dos actrices Emma Suárez y Adriana Ugarte, que encarnan a la protagonista en diferentes momentos de su vida, Emma Suárez está brillante.

La película cuenta además con unos secundarios de lujo, entre los que cabe destacar a Inma Cuesta.


Cada plano está cuidado al detalle algo a lo que el director ya nos tiene acostumbrados, para contarnos la que seguramente sea la historia mas dura de su filmografía, una mujer rota por el abandono de su hija que intenta vivir con el dolor como compañero de viaje.

Habrá como siempre quien la critique, el director sigue levantando filias y fobias entre los espectadores, para mí nos encontramos ante una película redonda, una auténtica obra maestra.


Nota: 10/10

COMENTARIOS