loslunesserifilos

Dakota Fanning: Todo lo que pudo ser, no será

Incluso el cine de Hollywood es un territorio que se ha visto marcado por las modas, si echamos...


Incluso el cine de Hollywood es un territorio que se ha visto marcado por las modas, si echamos un vistazo a las décadas pasadas nos damos cuenta que en los setenta reinaba el cine western, en los ochenta mandaban las películas de adolescentes, en los noventa los héroes en la pantalla grande eran los niños (de allí el momento estrella de Macaulay Culkin) pero el nuevo milenio dio una sacudida y el cine se convirtió en otra cosa, otra cosa traducida a "si eres niño y queréis ser estrella o te vas a Disney Channel o sé Dakota Fanning" claro está que lo primero fue el camino para muchos (Lindsay Lohan, Hillary Duff, etc...) pero lo segundo le funcionó solo a una. Dakota Fanning pudo haber sido una más del montón en una época donde ser niño en Hollywood ya no era tan guay, sin embargo ella se convirtió en una excepción y consiguió un éxito aun mayor al que podía aspirar pero nadie es Peter Pan, la chica creció y el camino se truncó antes de lo que se esperaba ¿Por qué? Es momento de hablar sobre el ascenso y (lamentable) caída de Dakota Fanning.

EL FENÓMENO DAKOTA FANNING

Los años noventa fue esa época del cine donde ser niño lo era todo, Solo en Casa, Matilda, Jumanji e incluso Jack (donde Robin Williams se metió en la piel de un niño que físicamente se veía como un adulto) son ejemplos de ello. Comenzando la nueva década renacieron los dramas adultos (enfocados en problemas de hombres blancos heterosexuales) y no había espacio suficiente para más, pero es allí cuando apareció una jovencita cuyo talento histriónico floreció en un campamento teatral y desde ese momento comenzó a hacer muchos comerciales y a participar en variadas series de televisión pero ella (y sus listos padres) iban a por más: Hollywood.

La gran oportunidad fue en 2001 en la película Yo Soy Sam un drama de un hombre (blanco heterosexual) con retraso mental que es apartado de su hija una vez que esta tiene un coeficiente superior al de su padre y las autoridades piensan que el ya no se puede hacerse cargo de ella. La película tuvo críticas no muy gratas pero la actuación de Sean Penn (que le valió una nominación al Oscar) se vio igualada por la de una niña de solo siete años: Dakota Fanning. La joven actriz fue nominada a los premios que otorga el Sindicato de Actores y se convirtió en la actriz más joven en conseguirlo. El éxito solo indicaba cuando por allí en 2002 Steven Spielberg la contrató para protagonizar la mini serie Taken, mismo año en el que compartió pantalla con Charlize Theron en el thriller Trapped.

Con apenas 12 años de edad, aun siendo una niña, Dakota podía presumir de haber compartido pantalla con grandes figuras de la actuación como Sean Penn, Charlize Theron, Denzel Washington, Robert De Niro y Tom Cruise; haber competido con Helen Mirren a por el SAG o haber trabajado bajo las órdenes de Steven Spielberg, la niña se había convertido en una leyenda que para entonces parecía indetenible. Dakota Fanning era esa niña que había triunfado a base de dramas adultos en un Hollywood que ya no tenía cabida para niños y es que allí estaba el secreto de su éxito "su talento iba a la par de grandes estrellas".

EL DÍA EN QUE DAKOTA TUVO MÁS RECONOCIMIENTO QUE AÑOS DE VIDA.

Convertida en toda una estrella, y de manera oficial ya que VH1 la incluyó en la lista de "las 100 mejores estrellas infantiles de todos los tiempos" y el Instituto Cinematográfico Americano la nombró como la quinta estrella infantil más relevante de la historia (por detrás de Shirley Temple, Macaulay Culkin, Lindsay Lohan y Daniel Radcliffe) Dak disfrutaba de una reputación artística que muchos actores (que le quintuplicaban la edad ya quisieran tener) pues no había crítico, actor o director que no elogiase su trabajo.

Gracias a su participación en Man on Fire, Roger Ebert se refirió a Dakota como "Es una auténtica profesional con sólo 10 años"; alguien quien no escatimó en halagos fue el crítico Chuck Wilson quien dijo "La niña protagonista ha conseguido eclipsar al maestro" cabe destacar que ese maestro era Robert De Niro. Steven Spielberg se refirió al trabajo de la actriz como "algo digno de una profesional" así como quedó maravillado con la rapidez que entiende de que va cierta secuencia en alguna película, siendo solo una niña. TIME la describió como una mini-Meryl Streep.

LA MADUREZ LA LLEVÓ A UN PASO FALSO HACIA EL CREPÚSCULO.

En 2009, con 15 años, Dakota estaba técnicamente preparada para decirle adiós a esos personajes infantiles que fueron la base para cosechar los éxitos en su carrera. Debía tomar una decisión y tenía que hacerlo pronto. Entonces Luna Nueva, la continuación de la cinta Crepúsculo fue la opción que tomó. Dak daría vida a Jane Vulturi, una vampiresa nemesis de los protagonistas. Era la saga de moda y sería el camino fácil para conectar con un público de su misma edad, ese con el que jamás había estado frente a frente, no a tal magnitud. Las cosas no salieron bien. Tal vez Fanning no necesitaba una franquicia millonaria para dar el gran salto a roles más adultos, simplemente un buen drama (como esos en los que había crecido artísticamente) le vendría bien, pero esos dramas no querían contar historias sobre mujeres ni mucho menos jóvenes.

La participación de Dakota en la saga no tuvo mayor repercusión ni siquiera entre los fanáticos de la misma quienes seguían dirigiendo su atención a la pareja protagonista (Robert Pattinson y Kristen Stewart) así que la actriz no tuvo más remedio que ir a por lo segundo: una biopic. The Runnaways era el título donde la joven dio vida a la cantante de rock Cherry Currie y aunque recibió críticas aceptables, su trabajo se vio opacado por la polémica (al besarse en cámara con Stewart) e incluso por el trabajo de su co-estrella. Aquello comenzaba a ser una mala señal.

LA ESTRELLA QUE SE PERDIÓ EN EL CAMINO

Dakota perdió su rumbo, sin poder interpretar personajes de niña ni conectar con las teen movies (La Saga Crepúsculo, Now is Good) ya no había mucho por hacer, en su ir y venir en películas de mínima calidad, mientras tanto Hollywood recibía actrices de su misma edad (o cerca)  pero con caras nuevas e igual de talentosas que para bien o para mal refrescaban el panorama. Una Emma Watson post Harry Potter, la simpática Emma Stone sacudiendo y apoderándose de la comedia, la revelación (y nominada al Oscar) Jennifer Lawrence, acaparaban las oportunidades que pudieron ser de Dakota Fanning pero no lo fueron. Incluso Elle Fanning, su hermana, había dado también su salto a la madurez de una manera más apresurada e inteligente.

El último lustro en su filmografía ha sido películas con pésima recepción por la crítica y el público de las que nadie habla (a excepción de Night Moves) pero ya Dakota no es el centro de atención, no es esa actriz que desate halagos de parte de los críticos; da la sensación de que tristemente su estrella se ha apagado. La joven actriz paso de ser aquella niña prodigio compañera y amiga de Tom Cruise y Robert De Niro que destacaban su maravilloso trabajo en pantalla mientras le obsequiaban móviles y muñecas a ser esa chica que hoy me veo en la necesidad de reivindicar en una entrada. Este año participará en American Pastoral, la nueva cinta de Ewan MacGregor donde ponemos nuestra fe de ver a Dakota Fanning resurgir de sus cenizas.

Reacciones: 

Related

yo soy sam 8313098578905323130

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item