loslunesserifilos

Crítica: "La habitación" (2015), de Lenny Abrahamson

Con 'La habitación ' nos encontramos ante toda una experiencia audiovisual que durante...


Con 'La habitación' nos encontramos ante toda una experiencia audiovisual que durante 118 minutos hace emocionarse, desesperarse y remover lo que hay que remover al espectador. La película de Lenny Abrahamson narra la historia del valor de una madre que tras llevar varios años secuestrada le hace creer a su hijo de cinco años que toda su vida se resume en cuatro paredes. No hay nada más allá de su pequeña habitación. Viven en su universo particular. 

El largometraje es una adaptación de la novela superventas, con el mismo título, de Emma Donoghue, que narró la experiencia de una de las víctimas supervivientes del monstruo de Amstetten, un caso muy popular que saltó en la prensa de todo el mundo en 2008 de un padre que mantuvo en cautiverio a su hija durante 24 años y con la que tuvo diversos hijos. 

'La habitación' está dividida en dos partes claras que marcan un antes y un después en la historia de nuestros dos protagonistas. En la primera parte nos encontramos con Joey (Brie Larson), una joven que lleva secuestrada siete años y se dedica a cuidar de su hijo de cinco años Jack (Jacob Tremblay) y de que este pueda crecer lo más normal y feliz posible dentro de la comodidad que da vivir encerrado en una pequeña habitación equipada con una cama, cocina, bañera, retrete y un armario. El único contacto que tienen con la vida exterior es el que ven por una pequeña ventana ubicada en el techo y las visitas del viejo Nick (Sean Bridgers), que viene a visitarlos por la noche. 

Durante la primera mitad de la película tanto Larson como Tremblay consiguen que el espectador sientan ese maremágnum de sensaciones que solo se pueden vivir desde la óptica de una madre desesperada por su encierro y de la inocencia de un niño de cinco años que cada vez siente más curiosidad pero que no se cuestiona si hay algo más allá.  


'La habitación' está contada bajo la óptica de Tremblay, que pese a su corta edad,  guía al espectador durante los momentos más tensos de la cinta, demostrando una dote interpretativa poco común en un niño de su edad. El protagonismo de la película es compartido entre los dos protagonistas pero sin duda Jacob Tremblay se come la pantalla desde prácticamente el inicio. Pero no se puede menospreciar tampoco el papel de Brie Larson, que va evolucionando según los sentimientos de su pequeño. 

La segunda parte de la película empieza con la ansiada libertad, cómo se adaptan a la vida,  la que le robaron a Joey, y  la que nunca tuvo Jack. Un giro de 180 grados que muestra como el pequeño Jack descubre que hay todo un mundo fuera de las paredes de "habitación" y que enseña a Joey que no se puede seguir la vida en el lugar que se quedo. 


LO MEJOR: La ACTUACIÓN, en mayúscula, del joven Jacob Tremblay,  Brie Larson y su  arrebatadora mirada. 

LO PEOR: Por poner una pega, la segunda mitad de la película es algo más floja que la primera, pero igualmente emociona. 
Reacciones: 

Related

Sean Bridgers 8024178191759120444

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item