loslunesserifilos

Transparent 2x01: Un nuevo y gran modelo de calidad

En 2014 llegaba a nuestras vidas una pequeña gran historia protagonizada por una familia comp...




En 2014 llegaba a nuestras vidas una pequeña gran historia protagonizada por una familia compuesta por Mort, sus tres hijos que, o superan la treintena o están cerca de hacerlo, y la madre de éstos que aun divorciada de Mort, sigue siendo una figura esencial en el núcleo familiar. En un determinado momento de su vida, y es a partir de aquí donde comienza "Transparent", Mort decide contarle a su familia cómo se ha sentido toda su vida y con grandes dosis de miedo y valor decide emprender el camino que siempre estuvo marcado para él: Mort en realidad nunca ha sido Mort sino Maura, una mujer en el cuerpo de un hombre.

"Transparent" suponía una nueva forma de hacer "televisión" con un formato diferente. No sólo ha seguido la estela de otras series novedosas de los últimos años al emitirse por un servicio on demand vía streaming como Netflix, en este caso a través de Amazon Prime (en España se puede ver a través del servicio de vídeo bajo demanda Movistar Series) sino sobre todo por la mezcla de géneros y formas que presenta, con una fórmula que se sitúa entre la sitcom y el drama familiar, en la que los capítulos tienen una duración menor a 30 minutos.

Si bien en la primera temporada el "coming out" de Maura suponía el centro de la trama junto con las reacciones del resto de la familia y los cambios que esto podía suponer, en esta segunda se ahonda en los mundos interiores de todos los personajes, como ya se adivinaba al final de la primera. Ésta llegaba a Amazon Prime el pasado 11 de diciembre de nuevo a manos de su creadora, Jill Salloway, quien se inspiró en su propia experiencia con su padre.

Al igual que las series de Netflix, "Transparent" otorga al espectador el poder de elegir la frecuencia de visionado de sus capítulos, de modo que podemos ver toda la temporada como una película de 5 horas o, si contamos con la suficiente voluntad, alargar el placer racionándolos a uno al día, o a la semana, o como se prefiera. Yo elijo la segunda. Y es que resulta difícil hacerse a la idea de esperar todo un año para volver a disfrutar de las altas dosis de verdad y sensibilidad que ofrece esta serie.

Atención spoilers

El primer episodio de la segunda temporada comienza in media res como de costumbre, esta vez en una estampa que reúne a toda la familia en la boda de Tammy y Sarah. La cámara se sitúa estática tras un fotógrafo que intenta retratar al grupo y permanece así durante 4 minutos sin interrupción. Ante ella, una tropa de figuras que deben hacer justicia al color que inunda el cuadro: un blanco inmaculado que inspira serenidad, paz y armonía. Esta quietud contrasta no obstante con una inestabilidad latente que parte de cada uno de los personajes, que esconden en su interior sentimientos de incertidumbre, duda o dolor. El equilibrio se quiebra y el grupo se acaba desintegrando en un adelanto de lo que ocurrirá posteriormente.



Poco a poco el vuelo de las telas blancas al compás del aire del desierto, las risas y la complicidad de la ceremonia se tornan falsas y prefabricadas. El momento del "si quiero" es fragmentado a través del montaje con una sucesión caótica que no hace sino plasmar de forma ejemplar la confusión y desorden en las ideas y los sentimientos de Sarah.

Las horas pasan y es el momento del baile. Los blancos que visten a la novia, los invitados y los manteles ya no son iluminados por la luz del sol que los recubría con ese encanto celestial. La noche cubre ahora la reunión de unos tonos grises que van volviéndose cada vez más lúgubres conforme Sarah se hunde en su propio caos interior. Mientras tanto, el baile se transforma mediante un flashback "imaginario" en una fiesta en Berlín en el año 1933 donde no hay restricciones ni secretos: el gris de la boda de Sarah es sustituido por rojos y naranjas que contagian y se ven contagiados por el gozo de los asistentes.  Al final, la ceremonia se descubre como un simple ritual, un procedimiento que nace como resultado fallido de un intento por relanzar algo que ya no podía levantarse, y la unión entre ambas nunca llega a producirse realmente.




El colofón llega con la secuencia final en la que una panorámica recorre lentamente de derecha a izquierda las habitaciones de los miembros de la familia desde el exterior con "Waiting" de Alice Boman como melodía de fondo. Josh, Maura y Shelly, Sarah y Tammy y finalmente, en el extremo el edificio, independiente de los demás: Ali. La panorámica frena y da paso a un primer plano de su rostro. Cuando vuelve el plano general una extraña figura con un vestido aparece sentada tras ella. En cuanto al significado, habrá que esperar. Por el momento, el protagonismo de Maura parece perder fuelle en favor del dilema interior y la búsqueda de identidades de personajes como Ali, Sarah o Josh.




Hay algo en "Transparent" que ninguna otra serie ha poseído jamás. No sabría decir exactamente qué es, quizás porque son demasiadas cosas que, lejos de llamar la atención, se integran perfectamente en un todo que construye una historia que quiere a sus personajes, pero que también les castiga, les reafirma como personas o les hace dudar de sí mismos, como la propia vida. Y es que la pureza y realidad que desprenden todos ellos es una de sus principales virtudes. Son una familia fuera de lo corriente, en la que muchos de los problemas nacen en principio de una confrontación con realidades relativas a la sexualidad o el género pero que, al final, desembocan en temas universales: crisis existencial, miedo al compromiso, paternidad, el deseo de formar parte de algo así como el miedo al rechazo, el desafío a las normas sociales...
Si series como "Los Soprano" supusieron un punto de inflexión en la ficción televisiva al igualar los estándares de calidad cinematográficos, "Transparent" en su discreto desarrollo y presencia en las pantallas, se constituye como una gran sucesora de este reciente impulso, no intentando adaptar el cine a la televisión, sino elevando el producto televisivo a un nivel narrativo, estético y formal solo visto hasta el momento en el medio cinematográfico.
En definitiva, una joya de esas que nos hacen un poco más humanos, comprensivos y a veces también, felices.


Reacciones: 

Related

Transparent 8271492505405646550

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item