loslunesserifilos

Review Nashville 4x09 "Three´s a crowd" y 4x10 "We´ve got nothing but love to prove" (Winter finale)

Hemos alcanzado la winter finale de esta cuarta temporada (es la primera vez que la serie se va ...


Hemos alcanzado la winter finale de esta cuarta temporada (es la primera vez que la serie se va de parón hasta marzo, una práctica ya habitual en ABC) y la verdad es que, en mi opinión, el interés ha decaído un poco en estos últimos episodios. Será casualidad, pero ha sido desaparecer el personaje de Juliette y empezar a caer el interés. Pero no creo que el problema esté en eso, únicamente. El problema es que nos están presentando unas tramas que, en mi opinión, no están siendo muy interesantes.

Porque seamos realistas: ¿a alguno os interesan los problemas de Luke con Colt, esa especie de triángulo amoroso entre Rayna, Deacon y Markus o las discusiones de Maddie y Daphne para rellenar capítulo? Porque a mí, la verdad, es que no demasiado. 

Entendí y vi lógica la trama del dolor y la culpa de Deacon por la muerte de su hermana (aunque lo estiraran demasiado), y también las discrepancias por el tema del bar. Pero esta trama propia de adolescentes, que como mucho se la podrían encasquetar a Maddie o a algún otro, no. Me ha parecido bastante absurda. Tener que ver celos de adolescentes, a Rayna teniendo que echar el freno y decir que Deacon es su hombre… ni es interesante ni necesario. Además, como era de esperar, el tema se ha prolongado hasta prácticamente el último minuto del 4x10.

Deacon se ha puesto celoso tanto por ver como alguien parecía interesado en Rayna, como por sentirse suplantado en la creación musical. Rayna se ha volcado en el disco de Markus porque necesitaba como el comer un éxito para Highway 65. Y Markus se ha visto en una situación privilegiada y se ha dedicado a hacer lo que le ha venido, incluido entrarle a su jefa. ¿Resultados? Bronca entre Deacon y Rayna y un nuevo fracaso para Highway. Porque, aunque la presentación de Markus en su reconvertimiento al country es un éxito, y el disco comienza a venderse muy bien, después de que Rayna le rechace categóricamente, este “casualmente” se reconcilia con su banda, dejando a Rayna en la estacada (si esta es la última vez que vemos al personaje, gracias por venir Markus, pero dudo que alguien te eche de menos).

En serio, sigo sin entender como esta discográfica sigue en pie teniendo en cuenta que no es capaz de sacar un disco, más allá de la propia Rayna. Al menos en el plano sentimental la cosa se termina arreglando, ya que Deacon deja a un lado los celos y se dispone a apoyar a Rayna, además de pedirle matrimonio, algo que la cantante no duda en aceptar. Boda a la vista, si nada se tuerce (mejor que los fans de la pareja no lancen todavía las campanas al vuelo, por si acaso.

Maddie y Daphne tienen que afrontar su nueva vida ahora que van a ser artistas profesionales, pero la cosa no termina de ir del todo bien entre las dos hermanas. La diferencia de edad entre ellas se nota ahora más que nunca: mientras que Daphne sigue anclada en un estilo más infantil, a Maddie le gustaría pasar a un estilo más adulto, pero lo tiene complicado. Discusiones aparte por vestuario y sonido, parece que Maddie ha hecho buenas migas con Cash, la hija del socio de Deacon, que es una compositora conocida, por lo que veremos donde van los tiros.

Los problemas entre Luke y su hijo Colt han ido creciendo desde la muerte de Jeff, donde Luke le dio más importancia a su marca. Las cosas se han ido deteriorando mucho progresivamente, y vemos como Colt acaba dejando la casa de su padre y yéndose a vivir con su abuelo. Luke acaba fracasando también en términos empresariales, ya que por unos temas ajenos a él se ve obligado a pagar 40 millones al gobierno. Cuando la noticia sale a la luz, los patrocinadores le abandonan, por lo que tanto su marca como su relación con Gabriella se van al garete. No obstante, ni la pérdida de todo eso ni la recuperación de sus prioridades consiguen tener efecto en Colt, que continúa dándole la espalda a su padre. Sinceramente, a mi las tramas de este señor me dan bastante igual, así que pueden hacer lo que quieran con este tema.

Will, mientras tanto, ha decidido aprovechar el contacto que le consiguió Avery al tocar su canción en el Bluebird. El problema es que se trata de Wade Cole, un hombre que estuvo en la fiesta de Juliette que pudimos ver el 4x02, y que rehuyó bastante a Will. Efectivamente, Will no tarda en comprobar que se trata de un hombre bastante conservador y homófobo… aunque al final acaba descubriendo que es todo lo contrario, ya que el propio Cole es gay.

A Avery le hemos visto apurado últimamente. Anhela volver a los escenarios, pero también debe mantener a Cadence, y ya que se niega a tocar el dinero de Juliette, debe aceptar cualquier trabajo que se le pongan por delante, incluidas sus odiadas sintonías. El problema es que, como la gente sigue pensando que su relación con Juliette va viento en popa, no se toman en serio las peticiones laborales del chico, por lo que le está resultando difícil encontrar trabajo. Y encima, cuando por fin consigue una actuación gracias al favor de un compañero, le coincide con un trabajo de sintonías, por lo que no tiene más remedio que ceder.

Las cosas no mejoran cuando, en medio de los rumores que sitúan a Juliette en los Oscar por su película, esta comienza a contactar con Emily. Al parecer, Juliette ya ha terminado con la desintoxicación y ahora se encuentra en terapia por su depresión post-parto. Avery se lo toma como una traición, ya que cree que Juliette está manipulando a Emily, y cree que ya no puede confiar en ella, por lo que la despide. Más tarde, recibe la visita de la terapeuta de Juliette, que le dice que, aunque no quiera arreglar las cosas con ella, no debería privar a Cadence de ver a su madre si esta se recupera. Finalmente, y tras hablar también con su abogado, Avery acaba cediendo y, tras pedirle perdón a Emily, cede a que haya visitas supervisadas. Pero sigue sin estar muy convencido.

Y la gira de los exes ha llegado a su fin. Después de unos días de descanso, en los que Scarlett volvió a Nashville para darle una sorpresa a Caleb, que no sale muy bien, y Gunnar se divirtió con Erin y recuperó la inspiración, el dúo vuelve a Nashville, justo a tiempo para la apertura del Beverly´s. Allí, a raíz de una oferta de trabajo para Caleb en Seattle, la pareja acaba rompiendo, ya que, mientras Caleb se mostraba dispuesto a dejar pasar el trabajo para que Scarlett no tuviera que mudarse, ella no parecía dispuesta a hacer lo mismo por él (a pesar de que Gunnar le dice que ya se apañarían para conseguirlo), por lo que deciden romper

Y esto es lo que ha dado Nashville de sí en su primera parte de la temporada. Teniendo en cuenta que las audiencias están bajo mínimos, salvo milagro los próximos 12 episodios serán los últimos de la serie, por lo que espero que los guionistas tengan tiempo de encararlo como un final de serie, y no como un final de temporada y que nos quedemos sin final. La serie volverá el 16 de marzo, pero, en parte debido al aumento del parón, el tradicional especial “On the record” se emitirá la semana que viene. Seguramente le dedicaré un pequeño comentario, como he hecho con los anteriores, así que nos leemos para entonces.






Reacciones: 

Related

Winter finale 8539229269634178857

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item