loslunesserifilos

Camino a los Oscar 2016: Steve Jobs, el tropiezo de la gran favorita

Desde un inicio Steve Jobs ha sido una película que ha dado mucha tela que cortar: primero tuv...


Desde un inicio Steve Jobs ha sido una película que ha dado mucha tela que cortar: primero tuvo a Sony como productora, cuando se suponía que el director del proyecto sería David Fincher y el protagonista Christian Bale (luego sonó Leonardo Di Caprio) pero después de tanto ir y venir, el proyecto terminaría en manos de Universal, Danny Boyle como director y Michael Fassbender daría vida al cofundador de Apple. Cabe destacar que el único que se mantuvo involucrado de lleno fue su guionista Aaron Sorkin.

EL RÁPIDO ASCENSO

Steve Jobs tuvo un buen recibimiento en su test screening en Nueva York, luego sorpresivamente se estrenó en Telluride y arrasó contundentemente. La película coleccionó enormes críticas positivas, era apabullante el éxito rotundo. El guión (que sólo toma tres momentos importantes en la vida de Jobs), el trabajo de montaje y las actuaciones de Kate Winslet y sobre todo Michael Fassbender fue lo más aplaudido de la cinta que se perfiló en su momento gracias al evidente apoyo (y tal vez ante la inexistencia de otra favorita) como la gran película a batir en la próxima temporada de premios. Lastimosamente el favoritismo duró poco.

PELÍCULA EQUIVOCADA. CAMPAÑA EQUIVOCADA.

Las quinielas de varios seguidores de la carrera se dispararon: Steve Jobs estaba en lo más alto de las listas, tenía todo para ganar. Una biopic de uno de los personajes más importantes y notables de la última década, un guión inteligentemente adaptado que la alejaba por completo de ser un trabajo convencional, premiar una película catalogada por muchos como "obra maestra" no parece descabellado. Estábamos equivocados. Steve Jobs nos encandiló con sus virtudes pero nos impidió ver sus presuntas debilidades. Se habla, por ejemplo, de una cierta similitud con La Red Social, algo que puede ser perjudicial, primero por tratar de emular, homenajear o como quieran decirle a una película tan reciente y segundo ¿recuerdan cómo acabó la película de Fincher en los Oscar? No nos habíamos dado cuenta de eso. Nadie lo había hecho. Ni siquiera Universal.


El gran estudio cinematográfico, confiado en tener sobre la mesa al caballo ganador (no los critico, todos pensábamos igual) comenzó a hacer una campaña descomunal. La cinta siguió su recorrido festivalero en Nueva York, Londres, comenzaron a hacer pases para la Academia donde Michael Fassbender y Kate Winslet estuvieron muy presentes, todo esto entre los meses de Septiembre y Octubre donde nadie les aviso que la campaña aun no iniciaba. La publicidad para la cinta fue agotadora. Universal que se ha gastado un año estupendo, con grandes (y muy pero muy taquilleras) películas estaba confiando demasiado en su suerte.


LA METEÓRICA CAÍDA.

En octubre finalmente Steve Jobs vio la luz en las salas de cines estadounidenses, y rompió récord convirtiéndose en la cinta con mayor recaudación monetaria en el menor número de salas existentes. Todo pintaba muy bonito. Pintaba tan bonito el panorama que decidieron expandir cuanto antes el número de salas y lo siguiente ya lo conocemos. Steve Jobs fracasó. Fue tan grande el batacazo que Jobs (aquella bazofia protagonizada por Ashton Kutcher) recaudó más que la película de Boyle. Muy lamentable. El variopinto panorama de Universal se vio ensombrecido.

Si bien la taquilla no es un factor determinante en la carrera de premios, es igual un factor de peso. Si una película hace dinero significa que ha gustado al público y por consiguiente ese público quiere ver ganar una película que ellos decidieron apoyar. Claro, no todo estaba perdido. En el último lustro dos películas han ganado la estatuilla siendo fracasos taquilleros (En Tierra Hostil, The Artist), otras apenas han conseguido números decentes (12 Años de Esclavitud, Birdman) y no hay que olvidar de aquellas que han conseguido nominaciones pero acaban la noche con las manos vacías, un caso más común y al que tristemente podría estar destinada Steve Jobs.

FASSBENDER Y WINSLET  MANTIENEN OPCIONES REALES.

Es una lastima que luego de haber apuntado a ser el monstruo que arrasa, esté más cerca de acumular un considerable número de nominaciones pero acabar sin estatuilla alguna. Claro, hay un punto medio en ello en el que dominan las categorías donde la película ha destacado mas: Mejor Actor Principal y Mejor Actriz de Reparto.

A estas alturas Fassbender parece un nominado fijo (y un ganador justo), incluso aquellos que no son entusiastas de la película, afirman que el trabajo del actor es magistral. Además tiene entre manos un personaje muy jugoso y con un perfil más oscarizable que el de Leonardo Di Caprio en El Renacido, el otro gran favorito de la categoría. Por otra parte la falta de nombres seguros facilita el posicionamiento de Fassbender.

Winslet también podría ser de cuidado. Mejor Actriz de Reparto se ha convertido en una categoría concurrida este año, donde destacan los nombres de Alicia Vikander y Rooney Mara, ambas protagonistas en sus respectivas películas que pueden terminar en la categoría principal o sin nominación (por culpa de la división de votos) y así, acabar beneficiando a una tercera (Winslet) que de momento puede ser el gran comeback de la carrera.
Reacciones: 

Related

universal 7484186356820310328

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item