loslunesserifilos

Review The Good Wife 7x07: Driven

Esta semana tenemos un capítulo con momentos de esos para enmarcar y que saca el lado más cómic...


Esta semana tenemos un capítulo con momentos de esos para enmarcar y que saca el lado más cómico de la serie. Además, seguimos viendo a Alicia en esta nueva etapa. En definitiva,  The Good Wife viene bastante cargadita, al igual que los cubatas de la Florrick. A partir de aquí, spoilers.
El capítulo nos trae un caso bastante interesante relacionado con un coche de última tecnología envuelto en un accidente. Y como no, en este lio se ven envueltos Canning, Lockhart Agos & Lee y finalmente Alicia & Associates. Cada uno apoya a un bando y ya tenemos servida una divertida guerra para ver quien gana. Desde luego quienes tienen las de perder son Cary y Diane, queda claro que el bufete no levanta cabeza, no sé si es mala suerte o que se han metido en esta especie de espiral de la que no pueden salir. La sensación de que el bufete se va a acabar yendo a pique es inevitable.
Por otro lado está Canning, que al contrario que los otros dos siempre parece salir bien de todas sus jugadas. En este caso, esa jugada casi se le vuelve en contra, ya que a pesar de enviarle un cliente a Alicia, ésta no está dispuesta a someterse a los intereses de él.
Y es que algo ha pasado con Alicia entre el episodio de la semana pasada y este. Un cambio, un punto de inflexión en su actitud. Hemos visto a la Florrick bastante desmelenada para lo que nos tiene acostumbrados. No es raro verla convertida en una fiera defendiendo sus casos, pero sí llaman más la atención otras actitudes que en otras ocasiones solía ocultar más.


Hablo, por ejemplo, de ese flirteo ya más que descarado con Jason Krouse, con el que no acabó en la cama porque Peter interrumpió la velada. La tensión sexual se puede cortar con un cuchillo. De hecho, tanta era esa tensión que a falta de Jason, Alicia decide desfogarse con su marido (las comparaciones son odiosas, pero pasar de Jason a Peter en el fondo tiene que ser un bajón). Sí, Alicia le pide sexo a su marido así, sin adornos ni miramientos. Nuestra protagonista está empezando a hacer lo que le da la real gana y lo pide sin tapujos. Y así acaba teniendo ese rápido encuentro con Peter. Todo muy oportuno, porque justo la prensa estaba empezando a comentar que el matrimonio Florrick está más que roto hace tiempo. Y es una verdad como un templo, de ahí la cara de Eli al descubrir lo que ha pasado entre Peter y Alicia. Su expresión es impagable y la contestación que le da Alicia aún más. 
Es evidente que ni ella, ni él ocultan ya que su matrimonio es más bien de conveniencia de cara a la carrera política de Peter. Detrás de eso poco queda de su historia de amor y hacen vidas lo más separadas posibles. Y este escarceo es fruto de que Alicia necesitaba desahogarse y Peter obviamente no le va a hacer ascos. Sexo sin amor entre dos personas que se conocen muy bien. Me ha parecido chocante porque hacía mucho que no veíamos un acercamiento entre los dos, pero tampoco es la primera vez que pasa. De hecho, siempre he tenido la sensación de que las veces que hemos visto este tipo de escenas entre Peter y Alicia a lo largo de la serie, ha sido igual de 'frio'  y 'falso'. Pero lo que nunca habíamos visto es a Alicia pedirlo de forma tan directa y clara y sin ocultar ningún momento que esto es por desahogarse un momento, no es nada trascendental, ni su relación vaya a cambiar.


¿Qué os parece esta nueva Alicia? A mí me parece interesante este cambio en ella. Nuestra protagonista ahora está mucho más segura e incluso descarada en general, como si se hubiera hartado de ser la contenida y reservada Alicia Florrick. Se acabó 'buena esposa' a la sombra de todos. No solo por este encuentro con Peter, sino por su actitud defendiendo a su nuevo cliente, incluso con el asunto de Frank Landau, su coqueteo bestial con Jason. Y por supuesto esa actitud en la cena de falso cumpleaños de Grace, donde su risa resuena con fuerza ante el panorama que hay montado.
Sobre el asunto de Frank Landau, el capítulo termina con la incertidumbre de qué votará Alicia. Está claro que decida lo que decida acabará cediendo a las presiones de unos u otros. Pero algo me dice que quien peor pinta tiene es Landau. Sabemos que es un tipo del que no hay que fiarse y si ya ha extorsionado a Alicia una vez, lo hará otra.
Veremos hacia donde va Alicia con esta actitud renovada, no tiene que ser todo necesariamente positivo. En este capítulo observamos una vez más como la Florrick se está volviendo una experta en el campo del alcohol y si el vino ha caído en el olvido y creíamos que lo suyo ahora eran los margaritas, descubrimos que también el da al tequila a palo seco. Creo que queda más que claro que todos estos nuevos hábitos de Alicia nos van a llevar a algún lado. ¿Acabará Alicia teniendo problemas serios con el alcohol? No es una idea que me atraiga especialmente, pero quizás también puede ser interesante ver a Alicia seguir por un camino tan oscuro. Ahora parece estar de lo más feliz, alcanzando la cima, pero mantenerse no es tan fácil. Y la presión de una campaña presidencial no va a ayudar.


Volviendo a Eli, parece que ha vuelto a su ser después de estos capítulos donde solo pensaba en su venganza. Ahora trabaja mano a mano con Ruth y tienen que hacer frente a esa mala prensa sobre el matrimonio Florrick. Una buena solución es contar con el apoyo de Courtney Paige, encarnada por Vanessa Williams, uno de los fichajes del año en la serie. Paige es una mujer hecha a sí misma, gran empresaria y con mucho poder y además se está pensando lo de apoyar a Peter. Pero no está muy segura porque no se cree al matrimonio Florrick. Para que eso salga adelante, Eli se deja la piel en montar todo un tinglado para que la empresaria vea lo maravillosos y perfectos que son los Florrick como matrimonio. Evidentemente esto sale fatal. El falso cumpleaños de Grace ya era una mala forma de empezar, el intento desesperado de Peter y Alicia por aparentar no lo mejora y la llegada de Jackie y Howard para anunciar que se van a casar es la guinda. Todo ello seguido de unos comentarios racistas a más no poder. La cara de Courtney es para enmarcar.
Sin embargo, a pesar del papelón, la cosa no ha ido tan mal, para sorpresa de Eli. Al final consigue su objetivo y tendrán el apoyo de Paige.
Y aunque no ha pasado nada muy obvio, es evidente que hay buena química entre Courtney y Eli y está claro que algo va a pasar entre estos dos. Por un lado me gusta la idea, pero yo fui muy fan de la historia de Eli con el personaje que interpretó America Ferrara hace unos años en la serie (Parece que Eli tiene algo con las actrices de Ugly Betty).
¿Hará esto que Eli se olvide de su venganza por completo? En este episodio no le hemos visto pensando mucho en sus planes vengativos, o a lo mejor está fingiendo y esperando el momento oportuno para dar el golpe de gracia que hunda a Peter sin dañar a Alicia.


Sobre el caso semanal, como he comentado, es bastante interesante con esa idea tan de Matrix en la que las máquinas pueden evolucionar y acabar dominándonos. Al final la cosa no era para tanto, pero hay que reconocer que ha sido bastante divertido, sobre todo ese viaje en el coche con todos muertos de miedo. Y al menos así vemos a Diane y a Cary, porque si no parece que no hay forma.
Creo que el problema de que Alicia ya no trabaje con ellos es que si ella no está, parece que no saben darles otra utilidad a los personajes y es bastante triste. Tampoco es que llevemos muchísimos capítulos, pero su protagonismo de momento está siendo bastante secundario. Lo único que sacamos en claro es que Lockhart Agos & Lee ha entrado en una especie de estancamiento. No hay consenso entre los que dirigen el cotarro, tienen una imagen desfasada y un tanto rancia y tampoco parece que ganen muchos casos. Nada que ver con el nuevo estatus de Alicia, que se encuentra como pez en el agua, segura de sí misma y cosechando cada vez más éxitos. Espero que los King tengan reservado para Cary y Diane algo interesante en los próximos capítulos, porque dos personajes tan importantes y grandes como ellos no merecen estar tan abandonados.

En definitiva, el de esta semana ha sido un gran capítulo, con momentos divertidos y con esta nueva Alicia que puede sorprendernos aún más en los próximos episodios. Además, la llegada de Vanessa Williams también es interesante y veremos cómo funciona como interés amoroso de Eli. Solo nos queda esperar una semana más, a ver qué nos sigue ofreciendo The Good Wife.



Reacciones: 

Related

The Good Wife 8426398451633324872

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item