loslunesserifilos

Especial 007: El duro de Dalton y el carisma de Brosnan.

Continuamos nuestro especial sobre el agente más famoso del MI6 con la época que abarca desde fin...



Continuamos nuestro especial sobre el agente más famoso del MI6 con la época que abarca desde finales de los 80 a principios del siglo XXI


A finales de la década de los 80, se produjo un cambio en la saga Bond con el final de la época de Roger Moore. En 1987 aparecía un nuevo Bond en la franquicia, el cuarto, que sería interpretado por Timothy Dalton. Nos encontramos ante un Bond más serio y rudo en contraste con el socarrón espía interpretado por Moore. Este cambio busca darle un toque más realista a la saga a la vez que acercarse al Bond imaginado por Ian Fleming.




En 1987 se estrena ¨Alta tensión¨, en la que repite John Glen, siendo está su cuarta aparición consecutiva en la saga. La cinta nos lleva por diversos países de Europa hasta acabar en Afganistán. Nos encontramos ante un producto con un ritmo irregular, con grandes escenas como la de apertura ambientada en Gibraltar o la del avión y otras directamente sonrojantes como la de la nieve y el violonchelo. El público respondió bien a este nuevo Bond y la taquilla mejoró la de la anterior película.

Dos años después llegó la segunda entrega de esta nueva etapa de Bond
, en este caso se trataba de ¨Licencia para matar¨. En este caso nos encontramos con un Bond fuera del servicio secreto con la misión de vengar la muerte de un amigo a manos del villano de la función. La acogida de esta segunda misión con la cara de Dalton fue más tibia, pero nada hacía presagiar que su era con Bond acabaría de forma brusca.



Tras el estreno de ¨Licencia para matar¨, comenzó una lucha legal por los derechos de la franquicia qué provocó que se retrasará sin fecha el siguiente filme de la saga. Esto hizo que Dalton no volviera jamas a enfundarse el traje de Bond. Para el recuerdo nos deja un Bond duro, un espía en toda regla y que se asemeja mucho al personaje que actualmente ha creado Craig. Da la impresión de que podía haber dado más de sí su presencia en la saga, pero la edad no perdona y a cuando la saga se reinició había pasado ya mucho tiempo. Una lástima, dado que en ¨Alta tensión¨ mostró ciertos destellos que luego no terminaron de explotar.

La saga se reinicia mediados los 90 con ¨Goldeneye¨ y un nuevo rostro el de Pierce Brosnan. Pero los cambios no acaban ahí, se buscar renovar todo y así por ejemplo entran Judi Dench en el papel de M y Samantha Bond como Moneypenny. La idea era romper con las etapas anteriores y darle un toque más actual a Bond, para acercarlo a las nuevas generaciones, que habían perdido el interés por el personaje.


Con esas intenciones, se estrena en 1995 ¨Goldeneye¨, la cinta se inicia con una espectacular escena en una hidroeléctrica con 007 acompañado de 006 interpretado por Sean Bean (creo que todos nos imaginamos como acaba la cosa). Esta escena se sitúa en 1986 y sirve para darle carpetazo a la época URSS. La trama nos lleva a 1995, donde intentan utilizar un satelite de comunicaciones para provocar el caos financiero en Londres.

¨Goldeneye¨ es una gran película de acción, tal vez la más recordada de la época de Brosnan y nos trae un nuevo Bond, un hombre de acción pero con un carisma inigualable y una chispa especial. La película además supuso actualizar la saga y llevarla al cine que se hacía en los 90, consiguiendo con ello acercarla al publico. De hecho en su momento fue la cinta más taquillera de la franquicia (aunque luego sería superada por las continuaciones)y todo un hito en el cine 90.



Con una espectacular escena en la nieve en la que Bond impide que un misil alcanza su objetivo empieza ¨El mañana nunca muere¨, continuación dos años después de la saga.  En esta entrega nos muestran un villano bastante peculiar, un magnate de los medios de comunicación que busca crear una guerra entre Reino Unido y China. Nos encontramos con una película donde los elementos tecnológicos tienen una enorme relevancia y que en gran medida está ambientada en Asía, de echo encontramos a Michelle Yeoh como chica Bond.

Tras esta aventura tecnológica, solo hubo que esperar dos años para ¨El mundo nunca es suficiente¨ (1999), tercera cinta de Brosnan como Bond. El filme se inicia con una espectacular escena (la más larga de la saga) en Bilbao, para mí uno de mis momentos preferidos de la franquicia. Tras este inicio con el Guggenheim de fondo, nos encontramos una película que recuerda mucho a la época clásica de Bond. El agente debe hacer de guardaespaldas de la heredera de un millonario recientemente fallecido y amigo de M y como villano encontramos un asesino con una bala en la cabeza que no puede sentir dolor físico. Una chica con gran protagonismo, un villano bastante peculiar...nos encontramos con una película que se inspira en los patrones clásicos de la saga.

¨El mundo nunca es suficiente¨ es una obra muy disfrutable y que conjuga a la perfección ese Bond noventero que es Brosnan con los orígenes del personaje. Tras ella hubo que esperar 3 años para la última cinta de Brosnan en la saga.

En 2002 se cumplían 40 años del estreno de la primera película de 007 y además iba a ser la cinta número 20. Al ser una fecha tan señalada, apostaron a lo grande con ¨Muere otro día¨, fichando para la misma a la actual ganadora del Oscar Halle Berry y a Madonna para la canción y un inolvidable cameo.



El filme nos muestra la amenaza de Corea de Norte a través de un villano que quiere acabar con el mundo. La cinta es un viaje por todo el globo, desde La Habana (escena rodada en Cádiz) a Corea del Norte, pasando por un hotel helado en Islandia. Tal vez la película no es todo lo redonda que busca ser y Halle Berry no termine de encajar en la trama. Pero sirve para despedir a este Bond noventero por todo lo alto, con un festival de acción y grandes secuencias como la persecución en la nieve.



En este caso, el abandono de Brosnan era esperado e indicó que esta sería su última película. A esta etapa le debemos el acercamiento de la saga a los tiempos actuales y también el nacimiento de la marca Bond como publicidad, dado que es en este momento cuando muchas empresas empiezan a aparecer y financiar la saga.

En el plano interpretativo, nos encontramos con un gran actor que sabe imprimar al personaje con su propia esencia. Siendo todo un galán pero a la vez manteniendo la apariencia de espía, sin caer en la parodia. No es tipo duro como Dalton y Craig, pero si tiene un carisma especial que hace que conecte con el público y sea un Bond muy querido.
Reacciones: 

Related

Timothy Dalton 8649599244705612261

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item