loslunesserifilos

Crítica: "The Childhood of a Leader" (2015), de Brady Corbet

¿Puede el ídolo de millones de adolescentes en todo el mundo terminar con esa imagen de "g...


¿Puede el ídolo de millones de adolescentes en todo el mundo terminar con esa imagen de "guaperas" adquirida tras interpretar al vampiro más conocido -con permiso de Bram Stoker- y deseado de los últimos tiempos?  El actor británico Robert Pattinson, en un ejercicio de redención, lleva tiempo participando en proyectos más cinéfilos que le permiten explotar y dar a conocer su talento como actor, dejando atrás a ese vampiro casi inexpresivo con el que se dio a conocer al gran público en la saga Crepúsculo allá por 2008. 

En "The Childhood of a Leader" muestra que poco queda ya de aquel joven que se daba a conocer en la gran pantalla como Cedric Diggory en una de las películas de la taquillera saga de 'Harry Potter' o de aquel vampiro que le dio el reconocimiento del público para mostar a un Pattinson más maduro.

En esta ocasión nos encontramos ante una producción, que por su puesta en escena parece que no ha escatimado en recursos económicos, "The Childhood of a Leader", trabajo con el que se da a conocer en la dirección Brady Corbet -como actor ha participado en "Fuerza mayor" de Ruben Östlund, "Escobar: Paraíso perdido" de Andrea Di Stefano o "Melancolía" de Lars von Trier- y que ha coescrito con la directora y guionista Mona Fastvold (The Spleepwalker, 2014).


La Primera Guerra Mundial ha terminado, un ayudante del secretario de estado norteamericano (Liam Cunningham) se desplaza a París para comenzar las negociaciones de paz con Alemania, que desembocarán en el impuesto Tratado de Versalles. La mujer del diplomático (Bérénice Béjo) se queda al cuidado de la casa con su joven hijo Prescott, (Tom Sweet) quien pronto empezará a implantar su propia ley y que sufrirán en primera persona su profesora de francés (Stacy Martin) y el ama de llaves (Yolande Moreau). 
Con un vistazo en la vida del joven Prescott dividida en tres grandes actos el espectador comprueba como a base de berrinches consigue todo lo que se propone sin importar a quién hay que manipular -a todos sin excepción- , de esta forma la infancia de un futuro líder fascista se va forjando en una Europa desolada y que intenta levantar cabeza tras una gran guerra. 

En esta película realmente poco importan las relaciones paterno-filiales, el porqué de las cosas se explican con la guerra, todo queda destrozado, incluso la mente de un niño perturbado que desquicia por momentos al espectador y que gracias a la música de Scott Walker se va guiando en momentos de tensión, donde lo único que quieres hacer es saltar de la butaca del cine y acabar con el malcriado niño.  


Hay que destacar el fantástico trabajo de Tom Sweet en la película, que aún siendo su primera incursión en el mundo de la interpretación y pese a su corta edad consigue transmitir al espectador esa repulsión por su personaje. 



Lo mejor: La atmósfera que se crea en ciertos momentos del largometraje gracias a la banda sonora compuesta por Scott Walker que consigue angustiar al espectador. El debut de Tom Sweet. 

Lo peor: Se hace un poco larga y pesada.



Reacciones: 

Related

Tom Sweet 5082269150437428402

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item