loslunesserifilos

Castle: Drama queens, sinsentidos y mucho humor.

Este artículo/repaso llega más tarde de lo normal básicamente porque ni me había dado cuenta de q...


Este artículo/repaso llega más tarde de lo normal básicamente porque ni me había dado cuenta de que Castle ya estaba en parón de navidad. Así que entre trabajos y más trabajos, he sacado un rato para hablar de lo que llevamos de la octava temporada, que hay bastante que analizar.
La última vez que hablé sobre la serie, se acababan de plantar las bases de la temporada y Beckett había decidido dejar a Castle por un tiempo para no involucrarle en la investigación y protegerle. Hasta aquí bien (si os interesa aquí di mi opinión sobre ello). Ya hay ocho capítulos emitidos (bastante irregulares, por cierto) que ha creado mucha controversia. El cambio de showrunners se ha notado mucho, para bien y para mal, dejándonos un sabor agridulce en la boca. 


Cuando Castle y Beckett se separaron por lo que, si, es una razón ridícula, la gente se puso en modo drama queen extrema y yo fui de las pocas personas que defendió la decisión. Quiero decir ¿Y por qué no? La idea de los guionistas era darle un toque más fresco a la serie y volver a la dinámica de las primeras temporadas, cosa que podía funcionar muy bien. Y Beckett y Castle, incluso con lo bonicos de la vida que son, estaban muy ñoños y a veces eran demasiado cursis.

En algunos de los capítulos nos han demostrado como llevaban razón. Los dos primeros tras el capítulo doble tuvieron una dinámica muy divertida. Aunque sabía que no podían aguantar mucho así, se las apañaron bien para tener separados a Castle y Beckett en pantalla y cuando se encontraban todo tenía un toque muy simpático.

Yo me quejaré pero vamos, cutie pies de mi vida
En “The Nose” explotaron esta dinámica al extremo, metieron un personaje secundario genial y llenaron el capítulo de bromas tontas (ese assposito fue lo mejor #sorrynotsorry), y funcionó muy bien. Seguramente sea el capítulo que más he disfrutado de lo que llevamos de temporada. Y después de un parón de tres semanas, nos llegó un capítulo en el que Beckett estaba de viaje y no apareció ni un momento en pantalla. Y aunque esta temporada el personaje de Beckett está saliendo menos de lo normal, la serie necesita el contrapunto que aporta su personaje y se notó muchísimo. Vaya capitulo, señor, miré más el móvil que la pantalla.

Y llegamos a los dos últimos capítulos emitidos. En el primero se nos plantea que es el aniversario de Castle y Beckett y, lógicamente, él no quiere pasarlo separados. Así que se ponen los dos en plan cuquis (pero bien) y nos regalaron un episodio donde todos son muy bonitos y el Caskett hizo que me muriera de amor. En serio, fue un capítulo bien llevado con un final muy ñoño pero necesario que disfruté como una niña pequeña.

Pero ahora llega el problema. En el último capítulo de la temporada Castle ya se empieza a oler que algo raro está pasando (Enhorabuena majo, anda que no has tardado) y empieza a indagar hasta que descubre la razón por la que Beckett se ha alejado. Gracias a dios decide decírselo sin rodeos y no callárselo como en la cuarta temporada y los dos en una de las salas de interrogatorios tiene un amago de escena dramática que termina en una cosa muy light. Y después, como quiero no quiere la cosa, ella se presenta el el loft del escritor, le pide perdón y tirando, todo solucionado, aquí no ha pasado nada.

Pero a ver. Aceptaba que la excusa de la separación del Caskett fuera una tontería, pero esto ya no. Básicamente por dos grandes razones:


1. ¡Yo quería drama! Y punto. Drama del bueno como en el último capítulo de la tercera temporada o como el “Always”. Que se gritaran y de dijeran lo mucho que se quieren y lo tontos que son. Y lágrimas y discursos guays y más drama. Pero no, Castle y Beckett se han vuelto blanditos hasta para esto. Vamos que yo quería algo así: 



2. El desarrollo del personaje de Beckett, básicamente, lo han tirado a la basura. Se han apoyado en el: “Ay es que tengo que conseguir la verdad y para ello me cierro en banda” y eso es tan Beckett de la tercera temporada. La ahora capitana siempre ha sido un personaje que ha tenido un desarrollo impecable y ahora sus argumentos se caen por su propio peso. ¡Qué rabia me da!

No sé muy bien que más decir. Castle vuelve en Febrero y por lo que nos enseñan en la promo parece que ya van a estar bien como si nada hubiera pasado. ¿Fabuloso eh? Si vas a dar el paso y vas a separarle, hazlo bien, narices. De verdad que esta gente.

Y esto es todo. Espero que cuando vuelva para comentar el final de temporada las cosas estén un poco mejor. Cruzaré los dedos.

PD: Alexis está fabulosa esta temporada. Siempre me ha parecido una petarda pero me ha ganado. Y Hayley está muy metida a calzador pero mola. 
Reacciones: 

Related

Stana Katic 1674618091166488696

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item