loslunesserifilos

Camino a los Oscar 2016: Primer vistazo a Mejor Actor Principal

Otro año. Otra carrera. Otro gran número de grandes actores debatiendo un lugar en un pequeño ...


Otro año. Otra carrera. Otro gran número de grandes actores debatiendo un lugar en un pequeño grupo de cinco nominaciones a Mejor Actor Principal.

Desde hace unos cuantos años he disfrutado seguir la carrera a por el Oscar, en esta ocasión, y a pesar de que recién empieza, esta lucha por la estatuilla dorada se ha vuelto muy atípica (en comparación a lo vivido en años recientes). No hay favoritas. No hay favoritos. Day-Lewis. McConaughey, Ejofor. Keaton, Redmayne. Nombres que fueron favoritos de muchos, incluso antes de la nominación, y al final alguno acabaron ganando.

En esta oportunidad muchos actores están haciendo ruido pero es muy difícil posicionar a uno en el primer lugar y declararlo un ganador contundente. Incluso se me ha hecho difícil decantarme por estos diez ¡diez! Cuando sólo habrá cabida para cinco entre los nominados. Sin embargo, basándome en críticas, el recorrido y recepción de sus respectivas películas os traigo los posibles actores que podrían alzarse con la estatuilla dorada el próximo año.


Michael Fassbender — Steve Jobs.

A priori es el favorito. ¿Por qué? Fassbender protagoniza una biopic (¿cuantas veces no hemos visto a actores ganar por encarnar personajes reales? Los tres últimos años son claros ejemplos) Steve Jobs es un personaje archiconocido en el mundo, por fin disfrutaremos ver su historia en el cine (al parecer esta película es la buena) y todo apunta a que Fassy ha convencido muy bien como el fundador de Apple a pesar de su poco parecido físico, eso ya es un logro. Las críticas por su trabajo son abrumadoras, las principales alabanzas que ha recibido la cinta van principalmente a Fassbender. Justo ahora lo único en contra que podría tener es el inesperado declive de la cinta en su expansión en las salas de cine americanas, no le ha ido tan bien en taquilla como muchos predijeron; y DiCaprio.


Leonardo DiCaprio — El Renacido.

Aquí vamos otra vez. Así es, DiCaprio vuelve a la carrera. Siempre he creído que si el Oscar lo entregase el pueblo, Leo tendría como mínimo tres estatuillas en casa. Es difícil creer que exista alguien en el mundo que no le apetezca ver a este actor con un Oscar en mano, alguien quien no sea académico. En esta ocasión, la oportunidad le llega de manos de Iñárritu gracias a El Renacido. Las películas del mexicano en su mayoría han sido un vehículo para sus actores hasta el Teatro Dolby pero ninguno ha acariciado la estatuilla. A ello podemos sumar el hecho de que el personaje no sea el tipo que suele premiar la academia (demasiada oscuro, como la historia misma) Pero vamos, tal vez de cinco intentos, luego de ninguneos injustos, nos hacemos ilusión de que finalmente la Academia vea que el sexto intento sea el oportuno para premiar a Leo.


Matt Damon — Marte.

Marte se ha disparado en la carrera sorpresivamente, porque, básicamente, nadie veía venir el éxito (crítico y taquillero) que ha conseguido la cinta de Scott, en parte porque después de casi quince años de pacotilla, muy pocos apostaban por la redención del director inglés con esta cinta, pero ha llegado y ha llegado con una de las mejores interpretaciones en la carrera de Damon. El éxito de la película, por supuesto, permite que se posicione mejor su actor en el panorama. Con cada monólogo Matt hace de Marte su película, transmite cada segundo lo que quiere y lo que debe. Muy a pesar de que no indagamos lo suficiente en la vida del botánico, no es complicado conectar con él y su positivismo.


Johnny Depp — Black Mass: Estrictamente Criminal.

Matthew McConaughey. Michael Keaton. Este año podría ser Johnny Depp quien resurja de sus cenizas y demuestre que sí es buen actor, lejos de merecer toda la bazofia que ha rodado en el último lustro. Con un personaje real entre manos y un notable cambio de aspecto físico, Depp ahora mismo parece tener todo para, por los momentos, asegurar la nominación. La Academia ha valorado el trabajo del actor en tres ocasiones, lo que nos dice que congenia muy bien con Depp, todo es cuestión de que la película sea buena o tomando en cuenta el año que nos gastamos, con que sea decente basta.


Eddie Redmayne — La Chica Danesa.

Unos años atrás estamos seguros que Redmayne se había decidido ir a por todo. Si fallaba su oportunidad como Hawking, calma, había una segunda carta bajo la manga y esa carta era nada más y nada menos que interpretar a la primera persona en someterse a un cambio de sexo. Menuda joyita. Redmayne debe dar gracias a Dios todos los días (desde que se estrenó en Venecia La Chica Danesa) de que haya ganado gracias a su trabajo en La Teoría del Todo porque debido al batacazo que se llevó la cinta de Hooper ya no parece tan favorita, ni él claro ganador. Aunque con las características que se gasta su personaje, lo mejor es no descartarlo por nada del mundo.


Michael Caine — La Juventud.

Michael Caine podría ser la cuota leyenda viva de este año (más habitual en secundario que principal). El gran actor británico ha estado separado de la academia por un largo tiempo, en parte porque el actor últimamente se ha reservado a personajes muy pequeños en películas de Christopher Nolan, pero esta vez ese no es el caso. Luego de unos cuantos años, Caine protagoniza una cinta buena de un director que ya los académicos conocen. La interpretación del británico cosechó grandes elogios y nunca está de más pensar en el actor como una opción cada vez que sea posible.


Will Smith — Concussion.

Tengo la sensación de que Will Smith trató por varios años conseguir un Oscar, le nominaban pero al final del día se iba a casa con las manos vacías. Will se cansó y decidió entonces protagonizar mucho cine comercial (y mucha bazofia comercial también) pero después de una década de aquellos intentos fallidos es bueno regresar y hacerlo con un regalito entre manos. Concussion es un verdadero drama, basado en hechos reales que, si es tan potente como demuestra el trailer, va a ser difícil que los académicos hagan caso omiso de ella y su protagonista, auténtico rostro primordial de la historia. Claro, que si la película no es buena, tampoco sería difícil hacer de vista gorda hacia Will.


Tom Hanks — El Puente de los Espías.

¡Quince largos años han pasado desde la última vez que vimos a Tom Hanks entre los nominados! Y en aquella oportunidad tenía todo para ganar, desde entonces hay que reconocer que Tom no se ha esforzado mucho en elegir personajes que lo traigan de vuelta a la carrera a excepción de unos muy pocos pero dos de ellos llegaron el año pasado (Capitán Philips, Al Encuentro de Mr. Banks) ¿Y qué ha hecho la Academia? Ningunearle. Desde entonces personalmente he deseado que todo aquel que haya decantado a favor de Bale o Cooper en lugar de Hanks no duerma por el cargo de conciencia. Sin embargo, la oportunidad de redimirse les ha llegado pronto. Un gran personaje. Una gran película. Una nueva colaboración con Spielberg. Estaría complicado hacer caso omiso de Hanks si la cinta recibe buen apoyo.


Ian McKellen — Mr. Holmes.

Otro que bien podría llenar la cuota leyenda viva. Ian McKellen es un viejo conocido de la academia que consiguió ser nominado gracias a la interpretación del reconocible personaje literario Gandalf. Curiosamente este año está de vuelta con otro personaje icono de la literatura, que conocemos muy bien y que no es para nada difícil tener conexión con este. Una buena combinación. Lo único en contra es que la película en sí es muy pequeña y no ha hecho suficiente ruido; por lo que los Académicos tal vez prefieran mirar hacia otros trabajos más sonados.


Steve Carell — La Gran Apuesta.

Probablemente la apuesta más arriesgada cuando apenas conocemos el título y un trailer que nadie esperaba de La Gran Apuesta pero es que, casualmente cuando en Toronto ocurría una debacle gracias a la caída de un montón de títulos favoritos, se da a conocer que la cinta llegará a la cartelera norteamericana este año (se había previsto para el año próximo) lo que nos hace pensar que su distribuidora confía en ella y si confía es porque es buena (eso queremos creer) y si es buena entonces es un vehículo fiable para pasearse por algunas categorías en los Oscar. Con ese enorme reparto, al parecer liderado por Carell no es descabellado pensar que el empuje de la cinta lo lleve a rascar la nominación. Ya no es un desconocido y (nuevamente) a juzgar por el trailer parece que podrá demostrar una faceta con la que el está más familiarizado: la comedia. Seria interesante verle ahora nominado gracias a la otra cara de la moneda. No olvidar que The Big Short está basada en hechos reales también.

Como he dicho previamente, ha sido difícil decantarme por estos diez. Ha quedado fuera una lista de nombres también muy potentes: Bryan Crastom por Trumbo, Jake Gyllenhaal por Southpaw, Brad Pitt por By the Sea, Joseph Gordon Levitt por The Walk, Tom Hardy por Legend, Don Cheadle por Miles Ahead, etc...



Reacciones: 

Related

will smith 6647238366223157397

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item