loslunesserifilos

Whiplash y Black Swan: Al Ritmo de la Obsesión.

Hace unos días un vídeo dio la vuelta al mundo en Internet, en este se expone la teoría de que B...


Hace unos días un vídeo dio la vuelta al mundo en Internet, en este se expone la teoría de que Black Swan y Whiplash son la misma película. Pues hace siete meses atrás, en mi blog hacia lo propio y explicaba la relación entre ambas cintas. A propósito o no, no dudamos que ambas cintas comparten fondo. Es por ello que he decidido traer de vuelta mi post, haciendo un "reboot" del mismo, donde detalladamente hablo de la conexión entre las películas.

¿2015 y aún sigo hablando de Whiplash? Sí. Así soy y no puedo evitarlo, si veo una película y realmente me gusta entonces probablemente seguiré hablando de ella el resto de mi vida, no puedo evitarlo y tampoco quiero hacerlo.

Es por ello que hace poco he visto Whiplash de nuevo, por tercera vez (en marzo) y he podido pensar mejor en ella, en su trama, y es imposible no compararla con otra de mis películas favoritas: Black Swan. Y sí, ya se que pensarán "No, es Birdman y Black Swan" (recordemos que a comienzo de años se habla de la similitud entre ambas) pero yo tengo mi propia teoría con estas películas:

Los trabajos de Chazelle y Aronofsky tienen algo más en común aparte de ser mis segundas favoritas en sus respectivos años y aquí va mi pequeño resumen comparativo.



Comencemos con lo obvio, Andrew el baterista y Nina la bailarina  tienen algo en común: el ritmo. El toca la batería, ella baila ballet. Sus manos son el mejor instrumento de él, sus pies son los mejores instrumentos de ellas. Ambos quieren ser perfectos en lo que hacen.

Andrew solo cuenta con una sola figura paterna, su papá; Nina también, en el caso de ella su madre. Ambos mantienen relaciones cercanas y sobreprotectoras.

Nina no tiene muchos amigos, lo que se hace obvio a medida que avanza la película, puesto que solo se le ve relacionarse con Lily. Andrew desde un comienzo deja claro que no tiene amigos, incluso "aún va al cine con su papá".

Además, tanto Nina como Andrew se ve que mantienen relaciones poco agradables con sus compañeros. Cada vez que se ven rodeados con otras personas, el ambiente es incluso tenso.


El baterista y la bailarina tienen en su camino a la perfección dos instructores exigentes: Terrence y Thomas respectivamente; ambos aplican técnicas poco ortodoxas a sus estudiantes para conseguir que sean "los mejores".

Por si fuese poco, somos testigos de cómo los primeros "pupilos" de ambos mentores sufren accidentes (aunque de manera diferente) y así pueden demostrar su lado más humano (como si realmente lo tuviesen) lo que si tenemos claros es que ambos, de una manera u otra, se sienten responsables de los hechos.

Otro punto comparativo obvio: las agotadoras y sangrientas horas de ensayo que sostienen cada uno. 



¿Está demás comentarlo? Ambas historias son ambientadas en Nueva York. 

Por último, ambas películas nos brindan finales simplemente magistrales: de varios minutos, con la adrenalina en ascenso, ambos protagonistas llegan a la tan ansiada perfección, mientras sus mentores disfrutan al ver como sus alumnos han conseguido ser los mejores.


Tal vez sea solo coincidencia, tal vez las grandes películas coinciden en ciertos aspectos. No lo sé, lo que si se es que siempre al ver alguna de las películas me hará pensar en la otra, querré verla también y no me opondré, difícil para mi resistirme al buen cine y eso es exactamente lo que es Whiplash y Black Swan, grandes trabajos para la posteridad
Reacciones: 

Related

Whiplash 1485182886806973605

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item