loslunesserifilos

Review The Good Wife 7x01: Bond

Una de las mejores cosas del inicio de la temporada seriéfila es el regreso de Alicia Florrick y...


Una de las mejores cosas del inicio de la temporada seriéfila es el regreso de Alicia Florrick y compañía. Había muchas ganas, incluso aunque la sexta temporada no fuera una maravilla y a pesar de la polémica que ha estallado alrededor de la mala relación entre Julianna Margulies y su ya ex compañera Archie Panjabi. Dramas aparte, The Good Wife ha iniciado su séptima (y no se sabe si última) temporada. A partir de aquí, spoilers.

Este capítulo ha puesto las cartas sobre la mesa, nos ha mostrado en qué situación se encuentran ahora los personajes y qué tramas se avecinan. Empezamos con nuestra Alicia, que tras el fiasco de las elecciones y la manera en que acabó con el bufete tiene que empezar de 0. Hacía siete temporadas que no veíamos a Alicia teniendo que buscarse la vida de nuevo. Obviamente no es la misma que entraba nerviosa a Lockhart & Gardner, pero otra vez se ve en la necesidad de sacar adelante a su familia como sea. La situación es tan complicada y Alicia está tan sola en esto que su hija Grace prácticamente se ha convertido en su asistente y secretaria (enormes sus intentos por aparentar que Alicia es una solicitada abogada).

Por todo esto, nuestra protagonista está aceptando cualquier trabajo que le sale, aunque le cueste adaptarse. Y así la vemos, intentando ayudar a personas más de a pie, delincuentes callejeros, muy alejados de los clientes de lujo con los que se codeaba hasta hace poco. Allí choca de lleno con algunos compañeros de profesión que no paran de comentar el 'tortazo' mediático que se ha dado Alicia tras el escándalo de las elecciones. Ya no queda rastro de la 'Good Wife' para el gran público, sino más bien los restos de una candidata política que fracasó. Por suerte, no todos son desagradables con ella. En este capítulo nos presentan a Lucca Quin, una joven abogada, con una capacidad de improvisación increíble y que parece que será la nueva amiga de Alicia.



Pero no hay que olvidar que Alicia se ha labrado un importante prestigio estos años y aunque muchos lo hayan olvidado, hay otros como Louis Canning que llevan años intentando llevarse a la Florrick con él y parece que ahora es el momento. Alicia se resiste, como siempre, ya que sabe qué tipo de casos acepta Canning y no está muy de acuerdo.  Sin embargo, la necesidad aprieta y resulta que el único caso bueno que le ha surgido en mucho tiempo, ha sido cedido por Canning. Hablo del caso de esta semana, que resulta bastante divertido con todo el tema de los post it y los innumerables expertos en cosas absurdas.

Por tanto, la nueva Alicia tiene dos posibilidades: o desarrollar una carrera ayudando a la gente menos pudiente, o unirse a Canning y volver a estar en lo alto, con grandes clientes y casos millonarios. Me imagino que Alicia tratará de lidiar con las dos cosas, pero es casi seguro que acabarán chocando. Y sobre todo, conociendo a Canning no debemos creernos que no se va a entrometer mucho.

Por si no fuera suficiente con empezar de cero, ahora tiene que volver al papel de perfecta y maravillosa esposa, puesto que por fin cede y permite que Peter se presente a las elecciones. Y este tema ya empieza fuerte, puesto que el gobernador decide deshacerse, nada más y nada menos, que de Eli. Un movimiento bastante bajo y rastrero después de todo lo que ha hecho Eli por Peter. Su cabreo es normal y bastante justificado y el hecho de que ahora quiera hundir a Peter me parece maravilloso. Ojalá lo haga. Ver sufrir a Peter de verdad en algún momento de The Good Wife me gustará.

De momento, tras la depresión por haber perdido su trabajo y después de unas horas de películas de zombies, Eli resurge de sus cenizas, con nuevo corte de pelo y ganas de hacer ruido. Si no puede tener a Peter, tendrá a Alicia con quien también tiene una estrecha relación. Ella encantada de tener a alguien de confianza para dirigir su parte en la campaña de Peter. Eli Gold es el rey de este episodio, sin duda.



Todo este lío viene porque Peter quiere contar en su equipo con Ruth Eastman, una afamada directora de campaña con grandes conocimientos del panorama nacional. Su rivalidad con Eli es total y sus métodos, que tienen conquistado a Peter, parece que no van a gustar a Alicia, con la que se palpa la tensión desde el primer momento. Creo que nos van a regalar grandes momentos esta temporada. Y yo me declaro del #TeamEli desde ya, por muy crack que sea esta señora haciendo su trabajo.

Mientras tanto en Lockhart Agos, & Lee o como se llame, porque sinceramente ya no me queda claro, las cosas siguen su curso normal. La rutina ha vuelto a asentarse y parece que todo marcha bien. Cary está por fin en su ansiada y merecida cima. Después de haber sido ninguneado durante años, de casi acabar en la cárcel, de perder a Kalinda. Por fin es el jefazo. Pero no ha tardado en darse cuenta de que en lo más alto se está muy solo y todos los que están por debajo de tí te miran con desconfianza o como si no encajaras con ellos.

Cary está en las altas esferas del bufete, donde la mayoría le doblan la edad y están más interesados en mantener cierta estabilidad que en dar pasos hacia delante o mejorar. Y él todavía no ha llegado a ese punto. Tanto luchar por llegar a lo más alto para acabar encallado en infumables reuniones con gente como Howard Lyman. Es un panorama deprimente, por eso intenta ponerle remedio y acercarse a la parte más joven de la plantilla, esos que tienen visión de futuro y nuevas y frescas ideas. Cary quiere ser el jefe enrollado, que tiene una relación cercana con sus empleados. Cosa que no termina de calar del todo. Unos desconfían y otros se piensan lo que no es. Tremendo momento cuando uno de ellos se insinúa a Cary.


Creo que es más que comprensible la sensación de estancamiento de Cary y es que en los últimos meses el bufete ha dado giros y giros hasta volver a ser Lockhart & Gardner, con un par de apellidos nuevos y sin Gardner (lloro). Ya la temporada pasada lo veíamos y ahora lo seguimos contemplando, al final toda la revolución de Alicia y Cary ha quedado diluida por completo y él está en el mismo sitio pero en distinta posición. La cuestión es ¿ahora qué? ¿otra revolución? Sería demasiado, pero está claro que el no se va a quedar de brazos cruzados y me temo que va a chocar de lleno con algunos como David Lee o la propia Diane que a veces se pone muy cabezota/conservadora con temas del bufete.

En definitiva, tenemos a Alicia por su cuenta, aunque con la sombra de Canning acechando, a Cary cuestionándose si esto es lo que realmente quería y a Peter encaminándose hacia el objetivo más importante de su carrera, con un Eli cabreado que tiene muchas armas para destruirle si quiere. The Good Wife ha vuelto, disfrutemos que esto no ha hecho más que empezar.


Reacciones: 

Related

The Good Wife 6209945360244762047

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item