loslunesserifilos

Emma Stone o cómo ser una estrella definitiva.

Hollywood está actualmente abarrotado de estrellas juveniles, algunas han escalado paulatinamen...


Hollywood está actualmente abarrotado de estrellas juveniles, algunas han escalado paulatinamente desde lo más bajo, otras de un gran salto llegaron a la cima, otras dominan la taquilla, otras conquistan a la crítica, otras enamoran a todo tipo de público y luego está una que es todo eso: Emily Jean Stone o Emma Stone para el mundo; es el ejemplo de cómo ser una auténtica estrella de este siglo, entre algunas razones es porque ha hecho (casi) de todo y bien. 

Chica normal, chica lista.

Emma nació en Arizona, vivió con sus padres y hermano en una casa ubicada frente al hoyo 16 de un campo de golf (para una entrevista en el Wall Street Journal aclara que sus padres “no eran los dueños del campo” tal como apunta la a veces no muy confiable Wikipedia) era una chica normal, escuálida, con problemas de acné, y hasta un poco nerd.  Una chica como cualquier otra persona. Una chica de grandes metas. Como cualquier otra persona.

Dio sus primeros pasos sobre las tablas en concursos de deletreo pero fue hasta los once años cuando descubrió la actuación, gracias a que en dicho arte solo buscaba refugiarse de sus ataques de pánico y ansiedad. Difícil imaginar que una chica tan jocosa como Emma haya atravesado durante tres largos años semejantes problemas. Pero como dicen por ahí: todo ocurre por un motivo. Una vez en el grupo de teatro, se dio cuenta que realmente quería ser actriz. Paso siguiente: Buscar el apoyo de sus padres.

Emma, se describe así misma como una geek, se le daba muy bien trabajar con la tecnología, así que haciendo uso de sus habilidades, creo una presentación PowerPoint (con el tema 'Hollywood' de Madonna de fondo; qué lista) donde exponía a sus padres sus ganas de irse a Hollywood y los motivos de por qué hacerlo. La respuesta ya la conocemos, al poco tiempo se trasladó a la Tierra de los sueños junto a su madre. Recién  llegada a Hollywood consiguió trabajo horneando galletas para perros, así como pequeñas incursiones en series de televisión. Emma sabía que había nacido para ser una estrella, su momento para brillar cada vez estaba más cerca.

Pasos pequeños en grandes películas.

No fue hasta 2007 cuando Em dio el salto a la pantalla grande. Su primera aparición fue en una comedia gamberra (Supersalidos, Greg Mottola) donde interpretaba a la chica guapa, amor platónico del protagonista. La cinta, a pesar de su estilo, le fue bien con  la crítica y el público (recaudó $ 169.000.000 en todo el mundo).

Al año siguiente, continuando la misma línea de la comedia, estuvo presente en dos películas: The Rocker (Peter Cattaneo, 2008) que fue un desastre en taquilla y crítica, y Una Conejita en el Campus, que se estrenó el mismo fin de semana que la primera y logró colarse en el segundo puesto de recaudación. Lo que nos hace más fácil olvidar que la cinta de Cattaneo existió. Probablemente Emma hace lo mismo.

En 2009, a pesar de tener tres películas a por estrenar, fue con Zombieland (Ruben Fleisher, 2009) que conquistó a todos. Emma sobresalía en cada una de sus escenas, dando justo en el clavo con el personaje de chica badass que suponía ser Wichita. Estaba impecable. Era cuestión de tiempo que su gran momento llegase. No tardó mucho.

A la conquista del público... Y de la crítica.

Previamente, Em, había demostrado su buen olfato para las comedias (Superbad, Zombieland están certificadas en Rotten Tomatoes; algo poco habitual en las comedias de ese estilo) por lo que era justo y necesario que su gran oportunidad de brillar, como protagonista absoluta, se diese en el género que la vio nacer. Rumores y Mentiras (Easy A. Will Gluck, 2010) fue en parte un homenaje para las mejores comedias adolescentes de los 80, y el vehículo de lucimiento de Stone, quien en la piel de la increíblemente carismática Olive Penderghast, pudo pasearse en su máximo esplendor por la comedia, incluso el drama y hasta le vimos cantar y bailar. Gracias a este trabajo, Emma estuvo nominada a los Globos de Oro, cómo Mejor Actriz de Comedia o Musical.

Easy A fue apenas su primer cara a cara con la crítica. Un año después volvió a  recibir grandes elogios, esta vez por su trabajo en Criadas y Señoras (The Help, su primera incursión en una cinta netamente dramática), aunque la mayor parte de las miradas acabarían posándose en sus compañeras secundarias, Emma ganó un SAG al Mejor Reparto; premio que volvería a conseguir tres años después con Birdman, la cinta que le ha permitido recibir las mejores críticas y mayores reconocimientos hasta la fecha, puesto que gracias a su interpretación de Sam optó por su segunda nominación a los Globos de Oro, esta vez como Actriz de Reparto, misma categoría a la que fue nominada a los SAG, BAFTA y, obviamente, al Oscar.

A Emma no le basta tener el respaldo de la crítica y darse a conocer como una buena actriz. También se ha convertido en una estrella adorada por el gran público. No sólo participó en Crazy, Stupid, Love  (Glenn Ficarra. John Requa, 2011) una de las comedias más exitosas de su año y en la que compartió protagonismo con grandes figuras de la talla de Julianne Moore, Steve Carell y Ryan Gosling (ambos se convirtieron en una de las parejas más celebradas en la ficción, tanto que se volvieron a unir en Gangster Squad y harán lo propio una vez más en La La Land el próximo año); además participó en las dos entregas de The Amazing Spiderman (la primera de estas películas es, hasta la fecha, la más taquillera de su filmografía).

Por si fuese poco Emma se convirtió en la musa más reciente del archireconocido director Woody Allen, trabajando bajo sus ordenes en dos ocasiones en las cuales compartió protagonismo con Colin Firth y Joaquin Phoenix respectivamente. Casi nada.



Canta, baila, actu Y ¡Lo hace sensacional!

Cómo dije en un comienzo: Hollywood está abarrotado de jóvenes estrellas, pero no creo que todas puedan presumir, además de actuar, de cantar y bailar. Al menos no se les ha presentado la oportunidad de hacerlo y demostrar cuan buenos son. A Emma sí. Ya le habíamos escuchado cantar en un par de  ocasiones (The House Bunny, Easy A) e incluso bailar. Pero donde Emma ha podido hacer uso de todos sus talentos es en la obra musical Cabaret que protagonizó en Broadway. Lo que nos sirve de ejemplo de  que la chica realmente tiene inquietudes artísticas, llevando su talento a distintos escenarios. La guinda del pastel es ese maravilloso vídeo de Will Butler, titulado 'Anna', en el cual Emma brilla como nunca antes.

Es humilde... ES HUMANA.

A pesar de su estatus de superestrella, Emma, ha demostrado que mantiene sus pies en la tierra. Por ejemplo, ha sabido utilizar la fama que la rodea para hacer buenas obras (como en el par de ocasiones donde ella y Andrew Garfield aprovecharon la presencia de los paparazzis y cubrieron sus rostros con carteles donde pedían ayuda a organizaciones que apoyan a niños huérfanos o con enfermedades como cáncer y autismo). También participó en la campaña de Revlon, 'Tus labios pueden salvar vidas', promoviendo la prevención del cáncer de mama (enfermedad que padeció su madre). Además, Emma nos ha hecho  saber que es feminista no solo con palabras, también con hechos, acallando un par de veces comentarios existas por parte de la prensa.

Por si fuese poco, esta chica ha dado muestras de qué está hecha y de cuan humana es, como cualquier mortal sobre la tierra. En una entrevista se confesó como una completa nerd, y es que en su adolescencia solía entrar a foros en línea, tenía un montón de cyberamigos y construía sitios webs ¡gratis! Ella misma asegura que lo hacía porque solo intentaba aprender el uso HTLM. Por otro lado está su faceta fangirl que dejó brotar públicamente mientras promocionaba The Amazing Spiderman 2, declarándose gran fan de las Spice Girls. Esta misma gira de promoción nos dejó momentos grandiosos como su genuina reacción al recibir un saludo de Mel B y Mel C o en la entrevista del show de Graham Norton donde la chica pensó que el grupo musical femenino estaba en el estudio, lo cual fue una completa broma.

Emma Stone ha forjado una de las carreras más brillantes en todo Hollywood, se ha paseado por varios géneros, ha hecho uso de todos sus talento y su carisma innata. Y estoy segura que aún no la hemos visto brillar en su máximo esplendor. Por suerte, tendremos mucho más de ella por un largo rato. Es lo mejor que Hollywood podría hacer por nosotros.




Reacciones: 

Related

una conejita en el campus 4696391350527791739

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item