loslunesserifilos

Review Nashville 4x01- "Can´t let go"

Un año más (y ya van cuatro) regresamos a Nashville, la cuna del country para ver como siguen lo...


Un año más (y ya van cuatro) regresamos a Nashville, la cuna del country para ver como siguen los personajes tras la season finale de la temporada pasada, que hasta cierto punto guardaba más de un paralelismo con el de la segunda (Juliette y Avery dejando su relación el aire, Will confesando su homosexualidad, aunque esta vez a gran escala, Gunnar y Scarlett cantando, Rayna como última imagen de la temporada…)

El primer capítulo de esta cuarta tanda de episodios, que se sitúa un mes después de los acontecimientos que pusieron fin a la tercera, ha servido básicamente para recolocar las piezas en el tablero. Sin grandes acontecimientos ni grandes momentos, pero ha sido un comienzo al menos entretenido.


Los guionistas se han acordado de que Juliette grabó una película en la primera mitad de la pasada temporada, y han decidido comenzar la temporada con la premiere de la misma, para mostrar que, en apariencia, a Juliette le va todo genial sin Avery, Cadence o Rayna a su lado, y con su nueva asociación con Jeff. Va de fiesta en fiesta, de concierto en concierto, de entrevista en entrevista, tirándole todas la pullas posibles a Layla… (vale, esto no es novedad) El éxito la rodea allá por donde va, pero no es oro todo lo que reluce, y hemos podido ver algunos momentos de debilidad en la rubia. En uno de ellos, después de que el alcohol le pasara factura, le vemos llamar a Rayna entre lágrimas. Rayna, que está mosqueada con ella por los problemas que ha habido con su forzada salida de Highway, decide ponerse de nuevo en modo “Santa Rayna” y viajar a Los Ángeles para ver que le ocurre a su ya ex artista. Como podía esperarse, Juliette la echa a patadas. Y tampoco reacciona a simple vista cuando Avery intenta finalmente contactar con ella, pero está claro que todo esto va a acabar pasándole factura.

Avery mientras tanto se ha refugiado en la casa de sus padres en Ohio junto a Cadence, y ha pasado un mes sin saber nada de Juliette. Al menos personalmente, porque su mujer está en todas partes: televisión, revistas... Avery no sabe qué hacer, y aún duda más cuando su padre le ofrece que rehaga su vida allí. Pero finalmente, Avery decide que su vida ahora está Nashville, y que allí seguirá con o sin Juliette. Así que pone rumbo a Nashville y se muda con Gunnar y Will, en esa especie de tres hombres y un bebé que han formado. Puede ser divertido.

Si de algo le sirve el rapapolvo de Juliette a Rayna es para darse cuenta de que muchos medios parecen tomarse a Highway 65 como poco más que un chiste, y parece determinada a cambiar eso. Además, para variar las cosas en la familia no van del todo bien. Como no podía ser de otra manera, a Deacon le fue bien en la operación, pero a Beverly no tanto, ya que sufrió un aneurisma y desde entonces permanece en coma inducido. Además, la encarcelación de Teddy (para mí al menos es un alivio, porque mira que eran aburridas las tramas de este hombre) ha afectado a la relación entre Maddie y Daphne.

El estado de Beverly también ha hecho mella en Scarlett, que después de la escenita de la azotea con Gunnar ha permanecido alejada de todo lo que no fuera su madre o Caleb (y dado que Caleb es el médico de su madre, casi que las dos cosas van de la mano). Gunnar al final canceló el viaje con Kiley, y aunque Scarlett está con Caleb, está claro lo que sienten el uno por el otro. No obstante, Scarlett quiere alejarse y seguir engañándose con su relación con el doctor, hasta el punto de que decide grabar individualmente en vez de conjuntamente. Estos dos ya cansan un poco. Es tan obvio que acabarán juntos que no merece la pena invertir en sus subtramas amorosas, pero bueno.

Y Will vive prácticamente enclaustrado desde que hizo pública su orientación sexual. Luke ha decidido de momento apartarlo de las giras, y, por más que Kevin lo intenta, no consigue que su novio salga de casa. Al final consigue sacarle a cenar y llevarle a un bar de ambiente gay, pero nada. El problema es que Will no sabe donde pertenece ahora mismo, porque no se siente cómodo en los sitios a los que iba antes porque ahora le miran raro y tampoco en sitios nuevos a los que nunca ha ido porque no siente que sean su ambiente. Veremos que tal sigue. 

En definitiva, retorno sin grandes alardes de Nashville, pero que cumple a la hora de recolocar a los personajes. Veremos que tal avanzan ahora las tramas. La música ha comenzado a soñar un año más, y esperemos que tengamos una buena temporada.


Reacciones: 

Related

Series 6115183066332432518

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item