Carlos, Rey Emperador: la nueva ficción de TVE

Aprovechando el rebufo de la gran acogida y del éxito de la interesante "Isabel", Televisión Española estrena en la noche de los lunes su gran apuesta para la nueva temporada: "Carlos, Rey Emperador". Sin duda algo que es digno de alabar de la cadena estatal es su afán por mostrar y enseñar (con algunas licencias), a través de sus nuevas ficciones, diferentes periodos históricos de gran calado en el pasado de nuestro país, personificado en este caso en la figura de Carlos I. 


Lo más fácil, y a la vez lo más injusto, sería tratar de comparar ambas producciones o tratar a "Carlos "como una mera continuación de su predecesora, más cuando desde la propia cadena han dejado bien claro que no nos encontramos con la cuarta temporada de una de las series más exitosas y de mayor calidad de los últimos años. 

¿Consigue "Carlos, Rey Emperador" esas cotas de nivel? Aunque resulta difícil, y otra vez injusto, hacer un juicio con un solo capítulo emitido, y teniendo en cuenta que la idea era no comparar, lo que realmente resaltad de este episodio es su ritmo lento y exceso minutaje. Esto se puede achacar a que es una característica común de muchos capítulos de estreno en los que, sobre todo, nos encontramos con la presentación de los personajes, pero en el primer capítulo de "Carlos, Rey Emperador"está todavía más acentuado por los casi ochenta minutos que dura, dotando al capítulo de un ritmo lento que dificulta seguir la trama. 


Si algo ha dejado claro TVE con sus últimas producciones, la ya citada "Isabel" y la excelente "El Ministerio del tiempo" es que se merecen, al menos, el beneficio de la duda con sus estrenos. Y aunque el primer episodio de "Carlos, Rey Emperador" tenga alguna sombra, habrá que estar atentos a las futuras para semanas para ver cómo es su evolución.


Enrique Sánchez Zapatero

@Gemelord

COMENTARIOS