loslunesserifilos

Crítica: Cuatro Fantásticos (2015), de Josh Trank

Cuatro Fantásticos ( Fantastic Four ) es la adaptación de uno de los equipos de superhéroes m...



Cuatro Fantásticos (Fantastic Four) es la adaptación de uno de los equipos de superhéroes más queridos del universo Marvel. De la misma forma en la que lo pudimos ver en sus dos entregas anteriores, el filme actual narra la historia de cuatro jóvenes que, tras un grave y temible accidente, adquieren poderes sobrenaturales, los cuales deben aprender a controlar. No obstante, el don que ahora poseen no se les ha concedido por mera coincidencia. Sue, Reed, Johnny y Ben tendrán que trabajar juntos para enfrentarse a viejos enemigos, así como a todos los obstáculos que se les presenten en el camino.





Bastante ha sido la polémica que ha causado el nuevo filme de los Cuatro Fantásticos haciendo saltar chispas en Hollywood. Las críticas no acompañan y parece ser que a Josh Trank (Chronicle), uno de los mejores directores nóveles actualmente en el mercado, se le ha acabado ya el tener lo que podría haber sido una carrera muy prometedora en la cumbre del cine. El escaso esfuerzo e interés, por/para crear y desarrollar una historia decente, sumado a las prisas, expuestas por la productora y distribuidora, y a las constantes peleas en el set, han causado que la experiencia Cuatro Fantásticos no sea tan fantástica como se esperaba.

A decir verdad, yo carecía de esperanza tras haber leído una cantidad considerable de críticas negativas sobre el proyecto, no obstante, debo reconocer que sí tenía ganas de echarle un vistazo para comprobar por mi misma las diferentes teorías expuestas. ¿Honestamente? El proyecto es flojo, pero, bajo mi punto de vista, no es tan horrendo como los críticos lo pintan. Desafortunadamente, en el universo Marvel y en el de DC Cómics siempre ha habido historias de superhéroes cuyas adaptaciones a la gran y -actualmente- pequeña pantalla siempre han dejado bastante que desear. Sin embargo, el nivel de 'machacamiento' que se ha utilizado para juzgar la última obra de Trank me parece excesivo. 





El proyecto es correcto sin más. Un filme que no alcanza las dos horas de duración y que transcurre de forma ligera. Aunque dicha ligereza haga que el proyecto no se sostenga por sí mismo y que, al final, se desaprovechen bastantes aspectos de la trama. Lo que más me ha sorprendido es su distribución, la cual es bastante regular (para lo que se la critica) y los pocos fallos de continuidad. Además, el CGI tampoco sorprende tanto (para mal) como para juzgar el filme de manera descontrolada y excesiva. 

En efecto, lo más criticable es, sin duda alguna, el guión, bastante simple, llegando a la mediocridad y a lo obsceno, y el reparto. Ambos aspectos hacen de los Cuatro Fantásticos un proyecto de aprobado raspado o de lo que muchos ya consideran como uno de los peores filmes del año. Desde mi punto de vista, Teller, Mara, Bell y Jordan no lo hacen del todo mal. Es más, no me parecen malos actores. Simplemente, se limitan a interpretar el papel que se les ha asignado haciendo del proyecto un metraje dedicado más para adolescentes conformistas que para un público adulto amante del cine de superhéroes. 

Quizá si hubiesen adaptado dicho reboot en el futuro y le hubiesen dedicado más tiempo, así como paciencia, y no se hubiesen dado tanta prisa, puede que el filme se hubiese salvado. Los diferentes proyectos cinematográficos y televisivos que vemos hoy en día surgen a partir de la colaboración de muchas personas que están bajo presión durante un determinado periodo de tiempo. Todo comienza a partir de una idea. Si esa idea es irregular y está condicionada por una alta presión económica y política, nada puede salir bien de ahí. Sin duda alguna, las prisas no son buenas para nada ni para nadie. Muchas veces es preferible esperar más tiempo para ejecutar un buen proyecto que hacerlo todo deprisa con el fin de ganar dinero fácil. No obstante, Hollywood no lo entiende como tal y últimamente se está llevando bastantes sustos, pues el espectador de hoy en día ya no es un mero conformista que acude a la sala de cine, paga la entrada, se sienta en la butaca y se dedica a disfrutar del contenido que le muestran





Siempre me quedaré con la adaptación Fantastic Four que se hizo en 2005, pero también os hago saber que elegiría esta adaptación por encima de la que se hizo sobre Silver Surfer en 2007. No puede haber un filme más desastroso que dicha adaptación. No, ni siquiera Daredevil, Elektra, Catwoman o la mismísima adaptación actual de los Cuatro Fantásticos. Aun así, vuelvo a recalcar que esto se trata de una opinión meramente personal.

En definitiva, los Cuatro Fantásticos no es un despropósito ni tampoco un proyecto vergonzoso. La mejor palabra que lo define quizá sea la de decepcionante. El filme reúne todos los requisitos necesarios para ser un buen proyecto, no obstante, Josh Trank no ha sabido valorar cada una de las piezas que se le han ofrecido para construirlo. Se ha centrado tanto en querer reunir todas las herramientas necesarias para elaborar el metraje perfecto que al final no lo ha conseguido y se ha quedado a mitad de camino. Un proyecto que pasará desapercibido en la historia del cine por no haberse consolidado de una forma adecuada desde el principio. Sencillamente, estamos ante un filme que no termina de arrancar y que se centra más en lo que puede pasar en el futuro del universo Marvel que en el tiempo actual. 

Recuerdo que una vez alguien, a quien admiro bastante, me dijo que las películas o las series de TV no son ni buenas ni malas. Ese tipo de juicio solo se expone a la hora de comer. Un plato de comida 'X' te puede gustar o no, sin embargo, a una película o serie de TV no se les puede juzgar de tal forma. Hay que ir más allá elaborando una crítica constructiva y aprovechando para adquirir hasta el último retazo del proyecto sin limitarnos únicamente a decir si éste es bueno o no. Lo que verdaderamente se debe juzgar sobre los mismos es cómo están hechos a gran escala a partir de sus piezas individuales. Este concepto es muy similar al de una pirámide de naipes. Todas las cartas se apoyan entre sí para crear un 'todo' (la pirámide). Si una de ellas falla también lo harán las demás. Sin duda alguna, este es un gran ejemplo que se puede aplicar al nuevo filme de los Cuatros Fantásticos.

Nota: 6.75/10

Extra: No hay escenas post-créditos.

Los Cuatro Fantásticos se estrenará en nuestro país el próximo 21 de Agosto. Aquí podéis ver el trailer (gracias a Sensacine).
Reacciones: 

Related

superheroes 4330294436876289062

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item