Atlántida Film Fest 2015: ¨Tonight and the People¨ (2014) de Neil Beloufa


Si algo distingue a la sección oficial del Atlántida Film Fest es lo rompedor de sus propuestas en su sección oficial, dentro de esta dinámica podemos colocar sin ninguna duda a ¨Tonight and the People¨, opera prima de Neil Beloufa.

La cinta nos sitúa en algún lugar desconocido, podemos suponer de EEUU por sus referencias culturales, durante una noche en la que se intuye que va a acabar el mundo. Veremos como pasan la noche una serie de personajes estereotipados (vaqueros, adolescentes,hippies...) y como sus historias se van cruzando entre sí.

Nos encontramos ante un extraño experimento, utilizando decorados que se nota que son de cartón, dando la impresión de que en ciertas ocasiones quiere que seamos conscientes de que nada existe, que todo es un set de rodaje. Sí no es su intención original, no se molesta en ocultar esto. De esta peculiar apuesta estética, que se complementa con un uso muy curioso de la fotografía, nos presenta una series de conversaciones insulsas, muchas veces llenas de estereotipos y que parece que no tienen ninguna conexión entre sí, pero que te consiguen arrancar en alguna ocasión una sonrisa por las situaciones que crean.

Poco a poco, cada tribu urbana se va cruzando con las demás y ves la conexión entre todos los personajes, se va cerrando un circulo que los llevará a todos al mismo lugar. Una peculiar visión del crisol de tribus urbanas que conocemos de EEUU, principalmente por las películas y las series. 

Nos encontramos ante una cinta inclasificable, con muchos problemas de ritmo y que no queda claro muy bien lo que quiere contar. Es un curioso experimento, pero que no pasa de eso y que en su visionado en muchos momentos puede resultar tedioso y, esto hace que sea muy difícil conectar con la película . Quitando su última parte que funciona a la perfección y creo que muestras las verdaderas intenciones del film, nos encontramos ante un complejo puzzle, salpicado con muchas referencias a la cultura pop que no termina de encajar.


Lo mejor: su última parte, su aspecto visual

Lo peor: no tiene ritmo alguno, muchos dialogos son insulsos.

   


COMENTARIOS