loslunesserifilos

Review Nashville 3x19- "The storm has just begun"

Nashville entra en la recta final de su tercera temporada con un buen episodio que ha tenido bas...


Nashville entra en la recta final de su tercera temporada con un buen episodio que ha tenido bastantes frentes a los que atender. Hacía ya un tiempo que no tenía lugar una de las características fiestas de la serie que hace que varios de los personajes se junten en un mismo espacio durante el episodio. En este caso es por una causa benéfica, y donde la fiesta es en realidad una especie de subasta donde la gente puede pujar para comprar huecos para actuaciones de los cantantes.

Rayna y Deacon tenían planeado acudir a la fiesta y cantar una canción junto a Maddie y Daphne, pero esos planes tienen que interrumpirse, aunque al menos esta vez parece que por un buen motivo: Deacon recibe una llamada de su médico para comunicarle que han encontrado un donante. Rayna, Deacon y Maddie ponen rumbo al hospital dejando en la fiesta a una desilusionada Daphne, a la que le hacía ilusión cantar con ellos en la fiesta, pero no es nada que Teddy no puede arreglar pidiéndole un favor a Luke.

La noche en el hospital acaba convirtiéndose en una acumulación de problemas. Primero, Deacon tiene un poco de fiebre, por lo que hasta que los médicos no estén seguros de que no tiene neumonía o algo similar que le podría llevar a que su cuerpo rechazara el trasplante. Una vez solucionado esto, Deacon entra a quirófano, incluso es anestesiado, pero la operación acaba por no llevarse a cabo, ya que el donante fue diagnosticado con cáncer de pulmón tras la extracción del hígado. Ante la posibilidad de que el cáncer pudiera haberse extendido al hígado, prefieren no operar, por lo que Deacon tendrá que seguir esperando. Supongo que alargarán este tema hasta la season finale. Mientras tanto, Deacon, Rayna y Maddie van derrumbándose poco a poco a cada capítulo que pasa.

Jade sigue en la ciudad tras sus conciertos, y durante un paseo por el hall de la fama del country junto a Luke, le confiesa su deseo: quiere grabar un álbum country, pero teniendo en cuenta que es una estrella del pop, a su discográfica no le hace mucha gracia la idea, por lo que le pide a Luke si podría grabar un dueto con ella con el objetivo de demostrar que puede hacerlo. A Luke no le convence mucho la idea, pero le propone a Jade que le acompañe a la fiesta, ya que allí podría conocer a alguien que pudiera hacerlo. Allí acaba haciendo muy buenas migas con Layla, pero choca con Juliette. Jade empieza a pensar que no tiene sitio en el country, de lo que Luke intenta disuadirla llevándola al Bluebird, donde se estrena en la serie cantando country. Y de paso, también acaba con Luke en su habitación esa misma noche.

No sé si Juliette tiene depresión post parto, pero desde luego ese retorno a su antiguo yo que está experimentando no da buenas sensaciones, en absoluto. Al volver de Los Ángeles, Juliette se encuentra con que ya no está la niñera que contrató y que es Sandra, la madre de Avery, quien ha estado cuidando a Cadence junto a Avery. Avery quiere discutir ciertas cosas acerca del cuidado de la niña, pero a Juliette solo le preocupa la fiesta de esa noche, ya que considera que puede ser su gran “comeback”. Avery prefiere no acompañarla, algo de lo que al final se arrepiente, ya que, gracias a su madre, se da cuenta de que actitudes como esa no les va a llevar a un entendimiento. Sin embargo, en la fiesta Juliette empieza a comportarse como si no hubiera pasado el tiempo.

Ya desde el momento en que Jade empieza a quitarle la luz de los focos empieza a mosquearse, y sus borderias sin motivo alguno hacia Layla no tardan en aparecer. Esto no le hace ninguna gracia a Jade, que ha empezado a llevarse muy bien con Layla, y acaba teniendo sus consecuencias. Cuando Teddy da comienzo a la subasta que le permitirá subir al escenario, Juliette ve impotente como Jade va superando las ofertas de Bucky y Avery hasta llegar a la cantidad de medio millón, que no puede superar. Tras esto, se marcha de la fiesta con Avery, no sin enfrentarse con Jade y decirle que por mucho que intente comprar su acceso al country, no pertenece allí. Ya en casa, Juliette y Avery discuten, ya que Avery no es capaz de entender el comportamiento que está teniendo su esposa últimamente. Y en parte, ni ella misma lo entiende, aunque lo achaca al miedo que siente que tras haber sido madre no sea capaz de recuperar su sitio, ya que todos los éxitos que consiguió ahora le parecen muy lejanos. Avery intenta hacerle ver que no tiene por qué ser así, pero está claro que este tema no ha terminado.

Layla y Jeff continúan con su peculiar relación de artista-manager, y para variar no se ponen de acuerdo. Visto el gran éxito que ha tenido como telonera del telonero de Jade en sus conciertos en Nashville (a modo de anécdota, en el capítulo anterior pudo verse en un cartel que los teloneros eran “Enation”, que curiosamente, es la banda de Jonathan Jackson, el actor que interpreta a Avery, en la vida real) Layla quiere que Jeff le consiga ese puesto durante el resto de la gira de Jade. Incluso acaba siendo la propia Jade quien le ofrece ser su telonera en la fiesta, pero Jeff se niega porque cree que Layla puede acabar siendo igual que Jade, de la que considera que trata a las personas como algo de usar y tirar. Aunque al principio se enfada, Layla acaba viendo que tras la actitud habitual de Jeff hay cierta preocupación, y aunque no piensa rechazar el ofrecimiento de Jade, le promete a Jeff que no se volverá como ella.

Will y Kevin han pasado varios días sin salir mucho de casa, pero ahora ambos deben acudir a la fiesta. Sin embargo, Kevin debe hacerlo con otra persona con la que quedó hace más de un mes. Will finge que no le importa, pero no soporta verles en la fiesta, y menos aún cuando ve que se marchan juntos. Sin embargo, cuando va a casa de Kevin para decirle que nunca se había sentido así antes, descubre que sus temores eran infundados. Esta relación parece que va a ser el "ahora o nunca" para Will, así que no sería raro que de cara a la season finale acabe haciendo pública su verdadera orientación.

Por último, Scarlett y Gunnar están entrevistando candidatos para Triple exes tras la marcha de Avery, pero a Scarlett no parece convencerle ninguno, hasta el punto de que piensa que sería mejor disolver la banda. No obstante, no tienen tiempo para seguir discutiendo el tema, ya que Scarlett se entera de la operación de Deacon y tiene que salir corriendo hacia el hospital. Sin embargo, a su coche se le ha estropeado la batería, por lo que es Gunnar quien la lleva, enterándose por el camino de la situación de Deacon. Más tarde, después de que Gunnar haya vuelto al hospital para devolverle las llaves de su coche, que se ha encargado de reparar, Scarlett decide que lo mejor es tratar de afrontar las cosas, y como no quiere dejar la banda, le dice a Gunnar que es mejor que sigan ellos dos solos antes que reemplazar a Avery.

Un muy buen capítulo en definitiva. Estos tres últimos episodios de la temporada se presentan muy interesantes.





Reacciones: 

Related

The storm has just begun 7538715231998690213

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item