loslunesserifilos

Review Nashville 3x17- "This just ain´t a good day for leavin"

Muy buen capítulo de Nashville esta semana. Y qué casualidad que ha coincidido con el regreso de...


Muy buen capítulo de Nashville esta semana. Y qué casualidad que ha coincidido con el regreso de Juliette. Y con eso me refiero a la Juliette que conocíamos, porque, en parte debido al embarazo en la vida real de Hayden Panettiere, no habíamos podido disfrutar de ella desde hace varios episodios. Pero hace ya unos meses que Hayden dio a luz y su reincorporación al ritmo normal de las grabaciones se ha hecho notar, porque ha significado también el retorno de la esencia de su personaje. Tenemos a Juliette de vuelta con todo su divismo y mala ostia en estado puro, pero también con todo lo que hace que la queramos tanto. 

A falta de tres semanas para que salga de cuentas, Juliette va a celebrar una fiesta en honor a su bebé que ha organizado la propia Rayna. Pero los problemas no tardan en empezar a surgir, y es que a los ataques hormonales que sufre, se suma el hecho de que muchas de las personas que iban a acudir a la fiesta no pueden hacerlo por diferentes motivos. Y la gota que colma el vaso es que ni siquiera la propia Rayna puede acudir (por todo lo que ocurre con Saddie, que ya lo comentaremos más adelante), por lo que Juliette acaba explotando y destroza lo que encuentra a su paso, pensando que a nadie le importa ni ella ni el niño (que Avery esté de gira no ayuda)

Y a Rayna lo último que le faltaba encontrarse era a Juliette en ese estado, pero en medio de la discusión, Juliette rompe aguas y tienen que marcharse corriendo hacia el hospital. Avery, que estaba en el autobús de la gira, recibe la llamada de Rayna y poco le falta para tirarse del autobús en marcha para poner rumbo al hospital. Un hospital donde Juliette ha mandado ya a paseo todas las clases preparto y métodos relajantes, y donde Rayna lleva la situación como puede hasta que llega Avery. El parto sale bien, y nos deja uno de los momentos más bonitos de la serie, y de los más importantes en la vida de los dos personajes que lo protagonizan. Y es que ver a los recién estrenados padres con su hija en brazos, escuchar la canción que le cantan, la llegada de Glenn y Emily para visitar a la recién nacida, y observar como Juliette siente que por fin ha obtenido algo que en parte ha deseado toda su vida (su propia aunque algo peculiar familia) son momentos que no han tenido precio. Hasta se han permitido dejar un pequeño cliffhanger respecto al nombre del bebé.

Creo que en parte es el punto de inflexión para el personaje, la demostración de su cambio. Es algo que ya experimentó Avery con su evolución desde la primera temporada hasta ahora, y es que, aunque en más de un aspecto Juliette no va cambiar en su vida (y en varios aspecto seguro que tampoco queremos que lo haga), no es la misma persona a la que conocimos en primera persona. Ha cambiado, su nuevo rol como madre probablemente la cambiará más todavía, y su relación con Avery ha sido una retroalimentación mutua para ambos personajes, que en parte han cambiado y evolucionado gracias al otro. Quien se lo iba a decir cuando se chocaron al girar la esquina en el piloto…

Pero no solo de Juliette y Avery ha vivido el capítulo. Por si no hubiera tenido suficiente con la larga noche con Deacon y el tener que contarles a las niñas el cáncer que padece el guitarrista, Rayna también ha tenido que lidiar con Juliette y Saddie. Luke y Saddie pasan la noche en comisaria declarando, pero no parece que la chica vaya a poder librarse fácilmente de la muerte de Pete. Y es que el tener un arma no registrada y no tener ningún testigo a su favor no le favorecen en absoluto. Por suerte para ella, Luke decide declarar a modo de testigo por lo ocurrido, y Saddie se libra.

Pero cree que lo de Pete ha marcado un antes y un después, y decide marcharse de Nashville, abandonando su carrera y lo que hubiera podido pasar con Luke. Es la despedida del personaje según ha contado Laura Benanti en su twitter. Una manera algo apresurada de dejar marchar al personaje, pero es la que han dado. Y aunque nadie lo diga, esto tiene que suponer un nuevo revés para Highway 65. No sé cómo esa discográfica aún no ha quebrado si no son capaces de sacar más de un disco y a Rayna no le gusta casi ningún artista.

 No sé si Gunnar y Scarlett pretenden opositar a ser los nuevos Deacon y Rayna, pero en cuanto a idas y venidas llevan un buen ritmo, desde luego. Aunque eso sí, son tan sosos que no importan ni la cuarta parte. Después de estar borde con Scarlett durante parte del capítulo, Gunnar decide pedirle perdón por eso, pero le dice que no le gusta mucho que esté tan cerca del doctor. Scarlett no tarda en sacar a Zoey a la palestra, pero acaba revelando que estuvo esperando a Gunnar. Llega el concierto, y aprovechando que esa noche solo tocan ellos dos ante la ausencia de Avery, Gunnar decide jugar la carta de hablar de cuando componían juntos y tocar como tal. Y aunque Scarlett muestra cierta reticencia, la conexión es palpable. Pero cuando Gunnar quiere hacérselo notar, Scarlett le responde de la misma forma que cuando hablaron de esto, aquella vez con los papeles cambiados, tras la reunión con Kelly Clarkson. Zas en toda la boca.

Deacon ha tenido que lidiar con una Maddie cabreada con el mundo. Y es que la hija mayor de Rayna no puede evitar ver a Deacon y pensar que se está muriendo. Gracias a un consejo de Teddy, Deacon opta por no presionarla, y le pide que, sea lo que sea que siente, se lo diga. Pero que no le deje fuera. No es mucho el tiempo que tiene, y es mejor no desperdiciarlo con cosas así. Teddy, por su parte, sigue con el tema de Natasha. El sicario de Lamar le ha proporcionado información que puede usar en contra del director financiero, y aunque el alcalde no se decide a utilizarla, la presión acaba pudiendo con él y decide chantajearle. El director no ofrece mucha resistencia y parece que Teddy obtendrá el dinero, aunque parece todo demasiado fácil. Raro sería que no surgiera alguna complicación.

Lo dicho, para bien uno de los mejores episodios de la temporada, con algunos momentos francamente destacables. Lo que ahora espero es que los guionistas le hayan preparado alguna trama decente a Juliette en los cinco episodios que quedan para finalizar la temporada, porque hasta ahora le han dado una temporada mayormente olvidable. Es hora de que vuelva al terreno de juego en cuanto a las tramas musicales se refiere. Por lo demás, que lo que queda este en esta linea. Si hasta han mejorado bastante el nivel musical respecto a la primera mitad de la temporada. Ellos pueden y saben , veremos que nos han preparado en esta recta final.



Reacciones: 

Related

This just ain´t a good day for leavin 2975609174984508869

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item