loslunesserifilos

Review The Good Wife 6x17: Undisclosed Recipients

Esta semana The Good Wife ha vuelto a ser la que era. No sabemos si será cosa de un capítulo o q...


Esta semana The Good Wife ha vuelto a ser la que era. No sabemos si será cosa de un capítulo o que por fin la serie ha despertado de su letargo, pero hay que reconocer que este capítulo sí que nos da casi lo mejorcito de esta temporada. Y además con ese gran sentido del humor del que casi también nos habíamos olvidado. A partir de aquí, spoilers.
Alicia ya es la nueva Fiscal del Estado y por ello está recibiendo todo tipo de agasajos y regalos. Su despacho se ha convertido en una especie de almacén para todos estos objetos y es que ahora Alicia es mucha Alicia. Está claro que está en su salsa siendo el centro de atención. Por supuesto, ahora hay que llevar a cabo una transición y eso conlleva una serie de consecuencias. Entre ellas, tiene que negociar su salida del bufete, trámite para el cual ha elegido a Finn Polmar como su abogado. Lo llamativo es que esta negociación es más complicada y menos amistosa de lo que podíamos esperar. Cuando se trata de dinero, amistades pocas, aquí cada uno barre para su casa. Diane, David, Cary y el regresado Julius no están dispuestos a que Alicia les desplume y ella quiere asegurarse un buen colchón económico ya que como Fiscal del Estado no va a ganar tanta pasta como en su bufete. Lo deja bien claro cuando suelta una sutil amenaza sobre los posibles casos pendientes de sus compañeros. Alicia, una bitch en todo su esplendor.

vlcsnap-2015-04-01-11h25m32s42

Otra cosa que queda  bien clara en este capítulo es que quizás todos no son tan amigos y buen equipo como aparentaban, o que cuando mandan correos electrónicos les gusta soltar las mayores barbaridades. Esto es evidente cuando la firma sufre un hackeo como venganza por el caso que están llevando. Esta semana volvemos a uno de esos increíblemente actuales e interesantes, sobre las webs de descargas ilegales. El caso es que alguien cabreado con nuestros queridos abogados decide dar un gran golpe publicando los emails de todos los trabajadores y dejándolos en bragas ante sus compañeros. 
Nos enteramos de que Diane y Cary se ponen verdes mutuamente, que Howard Lyman va diciendo por ahí que él y Kalinda tuvieron un encuentro sexual y que en realidad todos y cada uno de los empleados se han dedicado alguna vez algún que otro insulto o puñalada trapera. Evidentemente, el mal rollo y el caos se instauran en el bufete, donde de los insultos se pasa a las manos e incluso a los escupitajos.
Este es uno de los puntazos de este episodio - enorme Howard Lyman, el mejor alivio cómico de la serie- pero también llama mucho la atención que algunos que parecían muy unidos y que seiempre se habían guardado respeto mutuo también se dediquen lindezas varias, como es el caso de Cary y Diane. 
Curiosamente la que se salva de la exposición de correos privados es Alicia, algo sospechoso pero que ella resuelve pronto: lleva meses sin utilizar el correo del bufete y solo utiliza el de su campaña. Todo maravilloso, sus trapos sucios (que no dudamos de que serán mucho) no saldrán a la luz. Pero su gozo cae a un pozo cuando los hackers comunican que esto solo ha sido la primera parte, que van a publicar los mails de los últimos dos años. Oh, oh, ahí sí que hay problemas porque nos podemos imaginar no solo algunos insultillos a sus compis, sino también mensajes más privados a quien era su amante en aquellos tiempos, o posibles escándalos. A eso súmale que sí que utilizó su correo del bufete para decirle a Elfman que lo suyo solo duró una noche, pero que fue una señora nochaza.  Incluso tiene palabras no muy agradables para Finn, al que pide perdón de antemano.
Todos estos correos son analizados por la gran Marissa, que se ha convertido en un pilar básico para Alicia, su persona de mayor confianza y la encargada de esconder los secretos más inconfesables de su jefa.

vlcsnap-2015-04-01-11h24m45s82

Todo esto obliga a Cary y Diane a ponerse las pilas con el caso porque si siguen exponiéndose así el bufete puede irse al garete y su imagen quedar destrozada. Al final, la amenaza llega a ser tan grande que hasta el propio cliente acaba harto y decide dar un paso hacia atrás, ya que hasta su propia empresa ha sido hackeada. Un fiel reflejo de un tema que está candente en la actualidad (estos días han ordenado el bloqueo de The Pirate Bay en España), el poder de organizaciones como anonymus que llevan a cabo acciones de este tipo para frenar o protestar contra una empresa. Como siempre hay dos visiones para este asunto, una que se muestra a favor de un Internet sin barreras y otra completamente contraria.

Además de todo este revuelo en el bufete, Alicia también recibe una buena dosis de realidad por otro lado. Al principio del capítulo la vemos en una nube, contentísima y encantada de estar en la cima, rodeada de regalos y felicitaciones. Sin embargo, pronto se da cuenta que su nuevo estatus de Fiscal del Estado acarrea también ciertas cargas y frentes con los que lidiar. El primero es el de complacer a quienes la han apoyado. Esto es algo que ella al principio no está dispuesta a hacer a cualquier precio pero, gracias al siempre acertado Eli, se da cuenta de que es necesario. Alicia debe ir con cuidado, porque tan pronto como la han encumbrado pueden tirarla de lo más alto, sabemos de sobra que mantenerse no es fácil y aquí es donde nuestra protagonista aprende una difícil lección. Un claro ejemplo es como tiene que retractarse y ser ella la que bese el suelo por donde pisa el detestable y asqueroso señor Redmayne. Alicia hace tripas corazón y trata de bailarle el agua a este ser repugnante (no hay otras palabras para describir a este viejo verde).

vlcsnap-2015-04-01-11h22m50s216

Es algo que viene con el trabajo y Alicia acabará acostumbrándose, porque en realidad puede más su deseo de llegar alto que el de hacer todo dentro de unos términos morales y éticos adecuados. También tiene que mostrarse más mansa frente a otro ser detestable, esta vez el fiscal saliente, Castro. Alicia lo hace siguiendo los consejos de Eli, que le dice que diga a todo que sí y luego que haga lo que quiera, pero mientras va ganando tiempo y hace que estos ricachones se sientan útiles. Sin embargo, hay otro ricachón que quizás no sea tan fácil de disuadir con una simpatía exagerada y ese es Lemond Bishop.
Recordemos que nuestro traficante de drogas favorito de Chicago, quiere retirarse pero antes quiere asegurarse de que Alicia le va a proteger y no le va a meter en chirona. Para eso hay que frenar la investigación de Geneva Pine (recordemos que siempre ha sido la abogada mosca cojonera de la fiscalía). Está claro que a este, por mucho que le de largas y diga que se lo va a pensar en las próximas 48 horas, no va a quitárselo de encima tan rápido. Y Bishop tiene tanto poder que puede hundir fácilmente a Alicia.
Otra cosa que Alicia quiere hacer y que a Eli no le gusta, es poner a Finn Polmar como su segundo y trabajar juntos. Para él sería mejor contratar a alguien más atractivo para el público, es decir, él tiene claro que los puestos más importantes deben ser cubiertos por personas con cierto renombre o que lancen algún mensaje, por ejemplo un afroamericano. Eli siempre hace que nos demos cuenta de lo asqueroso que es el mundo y de que en realidad funcionamos de manera muy simple: por el interés y las apariencias. Aún no sabemos qué pasará, pero creo que es bastante evidente que Finn acabará trabajando con Alicia de algún modo y habrá que ver si esto es un acierto o un error.
Al final del día, Alicia ha aprendido rápidamente la lección y de hecho la aplica en todo lo que puede, incluso cuando Eli le propone a un nombre para que sea su segundo en la fiscalía. El aprendiz puede superar al maestro y la cara de Eli lo dice todo.

vlcsnap-2015-04-01-11h26m33s142

En definitiva, un episodio lleno de momentos divertidos y que sienta las bases para lo que va a ser la nueva vida de Alicia a partir de ahora. Creo que está claro que la trayectoria de Alicia se va a ir oscureciendo más en esta nueva etapa, porque ahora va a lidiar con los más poderosos de Chicago y cada vez será más difícil mantener una línea recta en lo moral y ético. Además, Alicia ya se ha salido de esos márgenes en otras ocasiones. En cualquier caso va a ser muy interesante verlo. Al igual que ver cómo funciona su relación con Cary, Diane y compañía ahora que se verán enfrentados en muchos casos como ya ha ocurrido con otros fiscales del estado. Esto se pone interesante, ha costado, pero quizás sea ahora cuando los King saquen la artillería pesada y los fuegos artificiales de esta temporada. Esperemos que así sea.





Reacciones: 

Related

Undisclosed Recipients 2660691837666271880

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item