loslunesserifilos

La traductora Beatriz G. Alcalde (@bgatraducciones): "Tomo las historias que escriben otros y las hago un poco mías"

Para los amantes de las películas y las series en versión original el trabajo de los traductores ...


Para los amantes de las películas y las series en versión original el trabajo de los traductores resulta vital. Ellos son como la dinamo de una bicicleta, unos intermediarios que en este caso transforman la energía cinética del torrente creativo de la serie o filme en una luz que nos alumbra entre los oscuros recovecos de los idiomas extranjeros. En esta ocasión, hemos tenido el placer de charlar y entrevistar a Beatriz García Alcalde, traductora de inglés y francés con un amplio recorrido en ficciones televisivas y cinematográficas.

¿Cuándo decidiste que querías dedicarte a esto? ¿Qué pasos seguiste para llegar hasta tu objetivo?

Cuando terminé el instituto, en los cursos de orientación, tuve claro que me interesaba la profesión. Me gustaban los idiomas y no quería ser profesora. Quería ayudar a la gente a comunicarse. Estudié la carrera de Traducción e Interpretación, en la que aprendí muchísimo. Ya antes había estudiado inglés y francés en el instituto. A veces, se piensa que en la carrera se estudia el idioma y no es así. Se tiene que saber antes uno distinto a tu idioma materno por lo menos.

Después, un poco por casualidades de la vida, hice una prueba en un estudio de doblaje y entré a trabajar allí. Empecé haciendo cosas pequeñas y poco a poco, fui ganando experiencia y responsabilidades. Fui revisora de Buena Vista Internacional un tiempo, pero sentía que me estaba alejando de la traducción, así que decidí empezar a trabajar como autónoma. A partir de ahí, los clientes y directores de doblaje me fueron recomendando. He tenido la suerte de contar siempre con el apoyo de mucha gente. Mi objetivo ha sido siempre vivir dignamente de esta profesión, aunque es cada vez más difícil…

¿A qué edad empezaste el aprendizaje de los dos idiomas (inglés y francés) que traduces? (Por la teórica dificultad conforme pasan los años de aprender una nueva lengua).

Empecé a estudiar inglés desde muy pequeña. En las escuelas oficiales, no te admitían hasta los doce años, así que mi madre me buscó una profesora americana. En Soria, esto no era tan fácil por aquel entonces. Con Jeanette aprendí muchísimo. Empecé después a estudiar francés en la Escuela Oficial de Idiomas en el instituto. Creo que tendría unos quince años. Es posible que con los años sea más difícil la asimilación de sonidos, etc, pero sobre todo, que nadie se desanime por la edad. Lo importante es practicar y practicar sin parar. Yo ahora estoy viviendo en Alemania para empaparme de su cultura y mejorar el idioma y ya no soy tan joven.

¿Que método utilizas para llevar a cabo el proceso de traducción? 

El día a día… Suele estar cargado de estrés. Los clientes españoles siempre tienen algo urgente por ahí. Los materiales de trabajo llegan a última hora... Los clientes de otros países trabajan con más tranquilidad y son más flexibles con las entregas.

Cuando hago traducciones audiovisuales, primero veo el vídeo para ver de qué trata el episodio. Si es el primero, leo todo lo que encuentro al respecto para tener referencias. Después, trabajo con el guión y por último, veo el vídeo a la vez que leo el guión ya traducido para comprobar que todo encaja. Es un proceso muy creativo, sobre todo comparado con otro tipo de traducciones; las técnicas por ejemplo.

Beatriz García Alcalde.
¿Cuál fue la película o serie de cuya traducción estás más satisfecha por el mérito que conlleva?

No te sabría decir… A muchas series les acabas cogiendo cariño. Puede que una de las más complicadas haya sido la mini serie “Generation Kill”. Está ambientada en la guerra de Irak y hablan en argot del ejército. Para que te hagas una idea, en Estados Unidos, se publicó en la web de la cadena un glosario para que el público estadounidense la entendiera. A la película francesa “Después de mayo” le tengo también especial cariño porque fue la primera que hice para cine.

¿Te has emocionado ejerciendo tu oficio como durante la última temporada de Girls? ¿Con qué personajes has logrado empatizar más en general?

Sí. Me emociono muchas veces. Para ser más fiel a la voz de los personajes, intento ponerme en su pellejo, sentir lo que sienten… En general, me siento más cercana a los personajes que viven momentos que yo he vivido o que llevan una vida similar a la mía.

Recuerdo una vez que estaba en el estudio revisando los subtítulos de “Billy Elliot” y no podía dejar de llorar. ¡Fue tremendo!

¿Cuál es tu top de series y películas preferidas?

Me encanta “The Walking Dead” y era fan incondicional de “Perdidos”, serie de la que fui revisora y que veía en primicia… Y “Friends” me la sé casi de memoria.

Respecto al cine… Me encanta el cine clásico: “La gata sobre el tejado de zinc”, “Casablanca”… También me gusta mucho Woody Allen.

¿Cómo ves la poca aceptación de la VO (versión original) entre la sociedad española? ¿Piensas que en un futuro habrá más salas disponibles para visionar películas con subtítulos?

Creo que los cines son un negocio y como tal, dan al público lo que pide. Es lógico que intenten ser rentables y ganar dinero. La realidad es que el público español prefiere los doblajes. Y yo que me dedico a esto, no puedo si no defender el doblaje. Aquí se hace muy buen trabajo. Es cierto que hay errores porque es un proceso en el que interviene mucha gente y en el que a veces, se trabaja con muchísima presión. ¿Cuál será la tendencia? No lo sé… Yo espero que siga habiendo ambas cosas para poder elegir. Al fin y al cabo, el cine es puro entretenimiento y es también imagen. Mucha gente piensa que los subtítulos son una molestia y que evitan que te centres en la historia o en otros detalles.

Aparte de traducir, ¿no has sentido nunca el cosquilleo de querer escribir (relatos, historias…)? 

Lamentablemente, no tengo ningún talento para crear historias. Por eso traduzco. Tomo las historias que escriben otros y las hago un poco mías. En las series y películas, les doy una nueva voz a los personajes y les ayudo a seguir siendo quienes son en otra cultura y contexto distintos. Aunque quién sabe… A lo mejor algún día llegan las musas. Tengo intención de escribir un blog, pero hoy por hoy no tengo ni un minuto libre. Os mantendré informados.

Estás nominada al premio ATRAE por mejor subtitulación de una obra estrenada en televisión con la segunda temporada de Orange is the new black, ¿Qué sentiste cuando supiste de tu candidatura? ¿Si resultas ganadora le dedicarás parte del premio al sistema penitenciario femenino de EEUU en tu discurso?

La verdad es que sentí una inyección de energía. Cuando trabajas por tu cuenta, pocas veces cuentas con feedback o comentarios de tus clientes. Es un gran honor que un jurado de especialistas reconozca y destaque tu trabajo de entre el de tantos compañeros. Si resultara ganadora, creo que dejaría el tema del sistema penitenciario para los estadounidenses y aprovecharía para revindicar mi profesión, cada día más denostada y maltratada. En los últimos años, el sector está pasando por momentos muy difíciles y nuestras condiciones de trabajo son cada vez peores. De ahí que muchas veces, los espectadores vean programas con grandes errores de traducción, gramaticales, etc. Por supuesto, yo pienso que tanto espectadores como empresas anunciantes deberían exigir calidad. Por nuestra parte, los traductores tenemos que luchar nuestro trabajo se respete y así poder vivir de él.
Reacciones: 

Related

Series 8148179527728635703

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item