loslunesserifilos

Review The Good Wife 6x14: Mind's eye

Esta semana The Good Wife nos ha traído uno de esos capítulos únicos, distintos. Quizás el resul...


Esta semana The Good Wife nos ha traído uno de esos capítulos únicos, distintos. Quizás el resultado no ha sido tan bueno como apuntaba, pero esta serie se puede permitir realizar un capítulo de estas características. Nos hemos adentrado en la cabeza de Alicia y hemos descubierto algunos detalles muy interesantes. A partir de aquí, spoilers.

Cómo funciona la mente de Alicia Florrick. Esto es lo que nos muestra este episodio, donde nuestra protagonista se toma un día libre para reposar antes de una entrevista importante y para cuidar su voz, que está un poco tocada por tanto ajetreo. La voz ronca de Alicia le hace perder cierto glamour, todo hay que decirlo.
John le dice que apague el móvil y que no haga nada, simplemente descansar y desconectar. Evidentemente, Alicia no le hace caso y poco tarda en buscar cosas sobre su oponente en Internet o encender el teléfono.
En este capítulo descubrimos que la cabeza de Alicia es rápida, incluso un poco atropellada. Todas sus preocupaciones se amontonan, casi al mismo tiempo. Y no son pocas. Por un lado la campaña y su duro rival, Frank Prady.
Alicia se pregunta cuál será la mejor forma para que su entrevista salga bien y supere la de su oponente. Sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Uno de esos puntos débiles es la relación de Lemond Bishop con la financiación de su campaña.



Alicia se debate entre negarlo todo y mentir, o decir la verdad y apostar por que esa sinceridad será valorada por los votantes. En su cabeza se imagina las reacciones de John y de Eli, siempre enfrentados. Y ella sabe que en el fondo ambos tienen razón. Una campaña electoral es muy complicada y por mucho que queramos tenerlo todo atado y previsto, es difícil adivinar qué ocurrirá realmente.
En esos pensamientos cruzados, suena el móvil, una llamada de Louis Canning, que le advierte a Alicia que piensa seguir adelante con una demanda por echarles de Lockhart & Gardner si no cede a sus condiciones. Alicia, que ya no se cree los cuentos sobre la terrible salud de Canning no cede. Y en su cabeza se imagina cómo podría hacer para ganar la demanda.  Más adelante descubrimos que esta vez es verdad y Canning está al borde de la muerte. A pesar de todos sus enfrentamientos, Alicia acude al hospital (es la única colega de profesión que se digna a aparecer) y conoce a la esposa de Canning, que prácticamente le tiene en un pedestal. Una visión muy distinta de lo que Alicia piensa de él.



Entre todos esos problemas laborales, se intercalan las preocupaciones de la vida personal de Alicia. Nos damos cuenta de que por mucho que ella dijera que perdonó a Kalinda, sigue resentida por saber que su ex mejor amiga se acostó con su marido y no puede dejar de imaginarse cómo debió ser esa situación. Es algo que estaba claro, desde que pasó aquello, Alicia y Kalinda no han vuelto a ser las mismas. Ya no nos regalan apenas momentos juntas y si los hay, son fríos y distantes. ¿Veremos el momento en que Alicia de verdad perdone a Kalinda? Tal y como está la situación con Peter ya casi que debería darle igual. Su matrimonio es la gran mentira, incluso nuestra protagonista tiene fantasías con otros hombres que le interesan mucho más que Peter.
Primero está nuestro querido y tristemente desaparecido Will (o un señor que se hace pasar por él en este capítulo). Alicia no se ha permitido superar su muerte, dejarlo ir y dedicarse a avanzar. Es algo doloroso, pero desgraciadamente él no va a volver y ella tiene que seguir viviendo. Así que este capítulo sirve un poco también para eso, para cerrar esa etapa y dejar de estar anclada a Will. Todo esto a mí me ha partido el corazón en mil pedazos, pero Alicia tiene que dar un paso adelante.
De hecho, ya tiene a dos hombres en su vida que podrían ayudar en eso de avanzar, o al menos para desfogarse un rato. Son, como ya sabíamos, John y Finn. Queda claro que la Florrick se debate entre los dos. Yo sigo siendo Team Finn, qué queréis que os diga.
Sin embargo si quiero comentar que todo este asunto del triángulo amoroso no me atrae demasiado y creo que ahora es cuando se está notando muchísimo la ausencia de Will.  Después de lo que pasó en aquel fatídico capítulo de la quinta temporada, sucedieron tantas cosas y el shock era tan fuerte que quizás no dio tiempo a echar de menos al abogado, pero ahora es otra cosa.



Ni Finn, ni John me parecen personajes a la altura de Mr. Gardner, eso para empezar. Y este triángulo amoroso no me acaba de interesar. Parecía que todo estaba entre Finn y Alicia y de repente nos metieron este beso entre John y ella. Sin olvidar que todo esto ha terminado de relegar a Peter a cuarto o quinto plano. En definitiva, Alicia, decídete (por Finn si puede ser).
Por si no fuera poco con estos líos amorosos-pasionales que se le pasan a Alicia por la cabeza, está también sus inquietudes y preocupaciones respecto a sus hijos. La faceta de madre de Alicia es la más tierna y sentimental, de eso no hay duda. Por un lado está Grace, que crece a velocidad de vértido y comienza a cuestionarse sus creencias, algo muy normal en una adolescente. A Alicia le preocupa influir negativamente en su hija, pero ésta le deja claro que no.
Mientras su relación con Grace cada vez es más estrecha y se cuentan prácticamente todo, con su hijo Zach ocurre lo contrario. Alicia no ha perdonado que su hijo le ocultara el aborto de su novia y no hablan desde que está en la universidad. Alicia se imagina a un Zach que ha perdido completamente el camino y que debe estar tirado por algún lugar de la ciudad. Obviamente, es una exageración, pero es como ve Alicia a su hijo, al que creía responsable y como mínimo perfecto. Por fin, decide ceder un poco y llamar a su hijo, pero éste no llega a coger el teléfono. ¿Hasta cuando durará este distanciamiento madre-hijo?



En definitiva, Alicia tiene muchas cosas en la cabeza, muchos problemas que enfrentar y gracias a este episodio hemos visto cuales son sus miedos, sus deseos y cómo trata de solucionar los problemas que se le presentan. Veremos cómo se reflejan estos pensamientos en sus acciones de los próximos episodios.
Este capítulo es indudablemente mejor que el de la semana anterior, que para ser el regreso de la serie resultó repetitivo y poco interesante, por mucho que Sweeney sea uno de esos secundarios tan divertidos.
Por cierto, no es que odiara tanto el anterior que no quise hacer review, es que desgraciadamente la semana pasada me fue imposible escribir. Pero ya he vuelto a la carga, para comentar semanalmente lo que nos queda de temporada, que esperemos que sea movidito y despegue, ya que el regreso de la serie no está siendo tan apoteósico como nos gusta.



Reacciones: 

Related

The Good Wife 3163895775176521476

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item