loslunesserifilos

BSO: Hasta que llegó su hora (Ennio Morricone, 1968)

El revolver cargado, las miradas amenazadoras, los rostros sucios, el silencio, los tipos duros,...


El revolver cargado, las miradas amenazadoras, los rostros sucios, el silencio, los tipos duros, los pasados inciertos, los futuros dudosos, la muerte al acecho… Son algunas de las señas de identidad del llamado “Spaguetti Western”.
Sergio Leone es uno de los directores italianos que han creado grandes historias para este subgénero del western como la que nos ocupa, Hasta que llegó su hora (C'era una volta il west), considerada por muchos como la obra maestra del director.

Armónica (Charles Bronson) es un misterioso hombre que vaga por el mundo en busca de Frank (Henry Fonda) con la ayuda de Cheyenne (Jason Robards), un forajido buscado por la ley. Por otra parte, Jill (Claudia Cardinale) es una bella dama que va a reunirse con su marido, un granjero que poseía un terreno con agua por el cual debía pasar el ferrocarril, pero es asesinado por Frank bajo las órdenes del empresario Morton.


En esta historia de crueldad y ambición, el compositor italiano Ennio Morricone vuelve a trabajar con Sergio Leone después de la exitosa “Trilogía del dólar (Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo). Esta, por tanto, constituye su cuarta colaboración con el director, para el cual, Morricone ha sido un fuerte pilar sobre el que respaldó su carrera, pues casi toda su filmografía cuenta con sus brillantes creaciones.

En esta película, Morricone nos ofrece una banda sonora maravillosa, cada sonido ha sido tratado cuidadosamente, pero el silencio es fundamental en esta historia (recordando las particularidades del Spaguetti Western). Para Leone era tan importante la música que quiso que fuera compuesta antes de rodar Hasta que llegó su hora. Esto demuestra el talento del compositor, quien no contaba con las imágenes sino con el guion para crear la banda sonora. Se podría decir que Morricone ha dado vida a los personajes a través de una orquesta, junto con guitarras, clavicordios, banjos, campanas y coros y los inolvidables silbidos morriconianos.


Principalmente, encontramos tres temas, el tema de Armónica, que a menudo suena para hacer referencia al personaje de Bronson a través del sonido de una armónica que él mismo toca constantemente, aunque en otras ocasiones aparece con más instrumentos; el tema de Jill, un precioso tema que refleja la aparente dulzura, el equilibrio, la fuerza o el anhelo, entre otras emociones, de Claudia Cardinale en su papel a través de la orquesta y una voz femenina; el tema de Cheyenne, una melodía alegre que es interpretada por un banjo y silbidos principalmente y que simboliza la simpatía, en cierto sentido, del personaje; y, por último, aunque menos destacado, el motivo del empresario Morton, que es presentado de forma alegre y positiva. A lo largo de toda la película nos encontramos con las variaciones que sufren estos temas principales, los cuales predominan sobre otros materiales musicales menos desarrollados pero igualmente creativos.

En definitiva, esta obra de arte que nos regala Ennio Morricone refleja su excepcional calidad artística y su capacidad de creación para cuidar tanto narrativa como emocionalmente las expectativas de Sergio Leone, puesto que consigue guiar al espectador a lo largo de la historia, teniendo en cuenta la falta de diálogos y los silencios tan característicos del cine de Leone. Así crea un clima equilibrado, permite que broten emociones bellas e intrigantes y, sin duda, coloca a la música en el lugar que le pertenece. 

Reacciones: 

Related

Western 4150312435338876054

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item