loslunesserifilos

'Broadchurch', un gran cambio pero la misma calidad

A todos nos sorprendió mucho que en 2013 se anunciase que 'Broadchurch' fuese renovada p...


A todos nos sorprendió mucho que en 2013 se anunciase que 'Broadchurch' fuese renovada para una segunda temporada, no solo porque fuese concebida como una event series sino porque su final de temporada dejaba muy pocos caminos por donde continuar la trama. Puedo afirmar que no fui el único que temía lo peor (no es el primer ejemplo de series renovadas por su éxito y que al alargar el chicle la cagan) pero finalmente, la segunda temporada de 'Broadchurch me ha sorprendido y para bien. A partir de aquí SPOILERS

Una trama interesante y bien desarrollada
Antes del estreno de la segunda temporada, poco se conocía de la trama pues cadena, productores y actores habían mantenido el secreto bien guardado. Finalmente, el 5 de enero arrancaba en ITV la nueva tanda de capítulos entre los cuales encontrábamos muchas novedades que han dado su fruto a lo largo de toda la temporada.


El juicio por la muerte de Danny Latimer ha sido el eje central, un juicio que afectaba a la mayoría de protagonistas. Nos reencontrábamos con la familia del pequeño asesinado, cómo intentaban volver a sus vidas unos meses después de lo acontecido, cómo se preparaban para recibir al nuevo bebé y cómo han afrontado el juicio. Sin duda, no ha sido nada fácil para ellos y 'Broadchurch ha intentado seguir la fórmula de la pasada temporada, acercándonos al dolor de la familia tras reabrir nuevas heridas del pasado y ver como la defensa jugaba con las palabras para llegar a hacer incluso creer que el verdadero asesino era Mark, el padre de Danny. Realmente hemos llegado a ver momentos duros durante el proceso judicial. Los creadores de la serie han sabido ser bastante realistas a la hora del juicio y hacernos ver como el sistema puede fallar.

Nuevos retos para la pareja de detectives



Uno de los alicientes que nos hacía esperar con ansias esta nueva temporada era volver a ver en acción a nuestra pareja de detective favoritas. Nada más empezar, vemos a una Ellie mucho más cambiada, claramente afectada por ser la mujer del asesino (Joe Miller). Finalmente, esta imagen fría de los primeros minutos del 02x01 va desapareciendo y encontramos a una Elli mucho más viva, como en la temporada anterior pero seguimos sintiendo como esta llena de dolor y rabia pues ha de enfrentarse a multitud de cosas. Ya no solo las voces de la gente que creen que ella lo sabía desde el principio, sino el rechazo de su propio hijo que se niega a verla y los propio Latimer  rechazándola y culpando a ella de todo lo que pasa en el juicio (incluso vemos a una Beth apunto de parir haciendole bullying a nuestra querida agente Miller). La hemos visto hacer frente a los fantasmas de su pasado y a esta nueva vida a la que se tendrá que acostumbrar pero también la hemos visto tropezar y caer (como la escena que se derrumba en su declaración en el juicio). El trabajo de esta temporada (y el de la pasada) de Olivia Colmar ha sido estupendo y su personaje sin duda es una de las mejores bazar de la serie.

Por mucho que lo sienta, no puedo decir lo mismo de David Tennant. Lo hemos visto más de una vez algo sobreactuado (que sí que ya sabemos que el caso de Sandbrook casi te mata) y su personaje no ha mantenido el mismo interés que en la pasada temporada. No significa que se haya vuelto odioso, ni mucho menos, además las escenas compartidas con Ellie han sido lo mejor de la temporada (al igual que la pasada).

El pasado siempre vuelve



'Broadchurch' ha seguido un esquema muy parecido al de la temporada pasada pero con un cambio fundamental. Una característica fundamental de la serie fue mostrar y dar un gran protagonismo a la familia de la víctima y su día a día tras lo ocurrido; pero al fin y al cabo seguía siendo una serie policíaca, e incluso veíamos como la investigación sobre el asesinato afectaba directamente a la familia. Esta temporada ha querido seguir contándonos el drama de la familia y esta vez a lo que vimos en 2013 sumamos que son testigos de como el sistema judicial puede volverse en su contra.
Pero como hemos dicho antes, es una serie policíaca y por tanto no podía dejar de lado su naturaleza ni dejar todo el peso a la trama del juicio.

Si hubiese que resumir la temporada en una frase serie: el pasado siempre vuelve. Lo hemos visto durante el juicio, como los errores cometidos en el pasado al final son un problema para acusar a Joe Miller de asesinar al joven Danny. Por otro lado, lo hemos visto en el segundo pilar fundamental de la temporada, el caso de Sandbrook.

Alec  ya nos había hablado de él en la primera temporada, e incluso vimos a la madre de la niña asesinada entrevistándose con Beth. Pero esta temporada han decidido cerrar el caso que llevaba tanto tiempo atormentando al agente Hardy. Nos han enseñado una investigación diferente a la de Danny; no hemos ido descartando sospechosos como antaño sino que desde los primeros capítulos se nos presentan muchas de las piezas principales del puzzle que sabemos que forman parte de este pero que no sabemos encajar pues nos faltan algunas fundamentales.

Claire y Lee -los principales sospechosos- han jugado al despiste con sus secretos, mentiras y contradicciones que nos han llevado a pensar incluso en la inocencia de ambos, pero al final la verdad sale a la luz por algún sitio. Cuando el crimen es resulto incluso llegué a sentir algo de pena por Lee pues desde el primer episodio lo dibujaban como un psicópata que lo había premeditado todo el asesinato pero finalmente vemos que fueron las circunstancias lo que le hicieron dar un vuelco a su vida. Es Claire la que más rechazo me produce ya que en los primeros capítulos era la víctima y ser la mujer de un asesino nos hacia incluso compararla con lo que estaba atravesando Ellie, pero finalmente ella es todavía la que más secretos ha estado guardando todo este tiempo.

Nuevos personajes con mucho que contar



A los personajes de Claire y Lee, esta segunda temporada también hemos visto llegar  a Jocelyn Knight y a Sharon Bishop. La primera, representará a los Latimer en el juicio contra Joe Miller; y la segunda al acusado. Ambas tuvieron un pasado en común y durante el proceso judicial vamos viendo como su pasado las afecta a la hora de llevar el caso pues llegan a perder el objetivo por el que luchaban y cambiarlo por derrotar una a la otra.
Ambos personajes son muy diferentes, Jocelyn que estuvo obsesionada por su trabajo, lo que le llevó a dejar pasar el amor de su vida. Por circunstancias de la vida, se ve obligada a dejar de aceptar casos pero el nuevo reto que le supone llevar a la cárcel a Joe Miller y el contacto con el sufrimiento de la familia le hace reflexionar sobre la vida y si sus caminos elegidos han sido los más correctos.
Por otro lado, tenemos a Sharon quien sabe que el sistema judicial está hecho de tal forma que puede jugar con él para cambiar las tornas y hacer creer al jurado que fue el padre quien asesinó a Danny y Joe Miller fue acusado injustamente. Nos la han presentado como la "villana" de la temporada, y no ha podido hacer mejor su función. Es una mujer que ha perdido la fe en su trabajo y hemos llegado a odiarla de tal manera que cada vez que habría la boca antes de decir nada nos daban ganas de cerrársela de una patada.
Es curioso como los secundarios de la primera temporada han tenido un protagonismo muchísimo menor esta vez.

Un cierre digno y un futuro incierto




Al final es Sharon quien convence al jurado y Joe Miller sale en libertad. Todo el mundo se encuentra furioso y deciden tomarse la justicia por su mano. No pueden ya hacer nada sin nuevas pruebas, bastante difíciles de conseguir, y ven que la mejor manera de solucionar sus problemas es desterrando a Joe del pueblo de Broadchurch y pensar que ya no existe, que fue un capítulo atrás ya cerrado. Así, Beth coge la suficiente fuerza para sentarse en frente del asesino de su hijo para decirle que puede que haya ganado el juicio pero realmente perdió su condición humana hace mucho tiempo y le recuerda que aunque muriese ahora mismo, no sería recordado, nadie lloraría por él.

Cerrado el capitulo de los Latimer -tras esa imagen de esperanza en la playa- y resuelto el caso de Sandbrook, Hardy ya no tiene nada que hacer en el pueblo. Decide mudarse, cerca de su hija, y emprender una nueva vida. O eso creemos, pues la temporada cierra preguntándole el taxista a Alec que dónde quiere ir.

La segunda temporada de 'Broadchurch' ha sido bastante diferente a la primera, tanto en historias como en la forma de desarrollarlas. Aunque tenia mis dudas de su renovación, no he podido quedar más satisfecho con esta nueva temporada y desde mi punto de vista no tiene nada que envidiar a la primera. ITV ya ha anunciado que tendremos tercera temporada en otoño de 2016 o principios de 2017 y solo han aclarado que la pareja de detectives continuará. Esta vez han quedado muchos más cabos cerrados incluso que en la primera temporada y dudo mucho que traten el juicio del caso de Sandbrook. Ahora solo queda esperar y brindar por esta nueva temporada y porque la que viene siga manteniendo la calidad. 


Reacciones: 

Related

UK 4598321532294388957

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item