loslunesserifilos

Review Shameless 5x05: Rite of passage

Cómo dominan en Shameless el arte de ir a más poquito a poco, cada capítulo añade algo nuevo y ...


Cómo dominan en Shameless el arte de ir a más poquito a poco, cada capítulo añade algo nuevo y así hasta que todo acaba explotando. Este capitulo no iba a ser menos y nos trae un poco de todo, drama, risas y un regreso muy esperado. A partir de aquí, spoilers.

Comencemos por el mejor padre televisivo de la historia, Frank. Sin dinero del seguro y sin la casa de Sheila, está bastante desamparado. En su propia casa no es muy bienvenido y sus hijos ya saben ignorarle sin problemas, es como un mueble más. Sin embargo, su hija Sammi, que aún no ha aprendido lo que es ser hija de Frank, tiene ciertas exigencias. Y lo peor de todo, tiene la esperanza de que su adorado padre le haga caso y le de lo que quiere. En este caso lo que pide es una nueva caravana, porque ella es otra de las que se ha quedado sin casa, además por culpa de Frank. Pobre ilusa.
¿Cuando aprenderá Sammi? Le está costando mucho darse cuenta de que su padre es un auténtico impresentable, que no se preocupa por nadie y mucho menos por ella. Al menos Debbie intenta consolarla, la primera decepción es la más difícil de asimilar, pero una vez te pasa ya el resto te van dando igual. Hagamos una pausa para analizar la crudeza de esas palabras, que queda todo muy en tono de humor, pero Debbie está hablando de lo asumido que tiene que no puede contar con su padre para absolutamente nada. Lo peor es que es cierto y Sammi acabará aceptándolo algún día, convirtiéndose así en una auténtica Gallagher.
No deja de ser sorprendente, ni siquiera estando ya en la quinta temporada, la capacidad de Frank para aprovecharse de la gente. Su facilidad para manipular es pasmosa. Incluso a veces él parece no creerse la suerte que tiene. Se aprovechó de Sheila todo lo que pudo y más hasta que ella se hartó, también se aprovechó de Sammi y de lo que ha hecho con sus otros hijos hasta que estos han aprendido la lección, ya ni hablemos. Al menos con Sammi el karma le ha devuelto la jugada transformándola en una hija histérica e insoportable. 
Ahora sus siguientes víctimas son los padres del chico al que pertenecía su nuevo hígado. Hay que reconocer que Frank las elige bien, porque sabe como aprovecharse de personas muy vulnerables (recordemos como era Sheila hace unas temporadas) y el padre del difunto niño, además  de fácil de engañar, es de lo más peculiar. Cree que el hecho de que una parte del cuerpo de su hijo esté dentro de Frank le ha convertido en una especie de reencarnación y está dispuesto a hacer lo que sea por él, como dejarle vivir en su casa todo lo que él quiera.

vlcsnap-2015-02-10-18h05m07s35

A la mujer de este pobre señor al principio como que no le hace mucha gracia. Ella no ve ninguna reencarnación, más bien a un marido que ha perdido el norte y Frank como un auténtico jeta. Le cala desde el primer momento, pero en un arranque de pasión-desesperación acaba acostándose con él.  Y lo mejor es que al día siguiente no hay ni un atisbo de arrepentimiento en ella, más bien está deseando repetir, por tanto cede ante la idea de que Frank pase el tiempo que quiera por allí. Ver para creer. Frank no solo ha conseguido un lugar donde vivir con un hombre que le va a dar todo lo que quiera, sino que además, va a tener una amante para entretenerse. Cuando repartieron la suerte vino Frank Gallagher y se la llevó toda.
Desde luego a sus retoños no les dejó ni una gotita y eso que podemos decir que más o menos la vida no les va tan mal a los Gallagher...al menos no como hace unos años. Pero sí que hay problemas, presentes y otros que se cuecen en el horizonte. Es extraña la sensación que sobrevuela el ambiente entre los hermanos. Por un lado parecen muy separados, cada uno a lo suyo y acercándose a un punto de no retorno.
Por un lado Lip, al que este verano en el barrio se le está haciendo especialmente cuesta arriba. Su trabajo es una mierda y él ya no disfruta con las mismas cosas que antes. Algo que se hace evidente cuando se ve envuelto en un lío con los Milkovich, que no tienen otra idea mejor que arrasar con kalashnikovs uno de los nuevos establecimientos que tratan de asentarse en el barrio. A Lip, por mucho que trate de disimular, no le importa demasiado el cambio en el barrio o no lo suficiente como para meterse en un lío así, tampoco es tan horrible que las cosas cambien. Quizás hace unos años no habría ni pestañeado, pero ahora es distinto. Tras este incidente en el que encima casi le coge la policía, decide marcharse de nuevo a la universidad, aunque queden semanas para volver a las clases. Queda claro que está completamente perdido y sin encontrar su sitio. No pertenece ni al mundo de lujos en el que vive su novia, ni tampoco a ese mundo de gamberradas y pocas aspiraciones en el que ha crecido.
Por lo menos antes de marcharse tiene una de esas grandes y bonitas conversaciones con Fiona. La relación de los dos hermanos es una de las piedras angulares de la serie y siempre nos regalan momentos para el recuerdo. Se comprenden, se dicen la verdad a la cara cuando es el momento y, sobre todo, siempre acaban apoyándose. Lip es el primero en enterarse del matrimonio de su hermana y solo le queda alegrarse por ella, porque la verdad, por primera vez en mucho tiempo, Fiona parece feliz.

vlcsnap-2015-02-10-18h06m44s236

Es difícil saber cómo va a acabar la historia de Fiona con Gus, pero de momento todo es bonito y maravilloso. Yo me declaro fan absoluta de Gus, su guitarra, su sensibilidad, todo. Lo cierto es que Fiona se merece algo de felicidad, aunque luego se estropee. Como dice su marido, a lo mejor es un error, pero habrá que hacer que sea el error más divertido que hayan cometido nunca. No quiero ser una aguafiestas pero es que su bonita y acelerada relación tiene pinta de poder irse pique en cualquier momento. A veces por mucho que queramos hacer las cosas bien, no podemos evitar estropearlo. Como le ocurre a la malograda compañera de trabajo de Fiona, que cuando está a punto de recuperar a su hija vuelve a caer en su adicción. Algo que a nuestra protagonista le cuesta entender, pero que Sean le explica de forma sencilla. Un adicto lo es para toda la vida y es una lucha que nunca cesa. El jefe de de Fiona me parece de lo más interesante, poco a poco vamos descubriendo cosas sobre él, lo que ha tenido que pasar y lo mucho que se esfuerza por no volver a caer en la espiral autodestructiva en la que una vez estuvo.
Sabiendo esto, ¿Podrá Fiona superar su 'adicción' al caos? ¿Podrá mantener en su vida a alguien bueno, que no se mete en líos y que la trata como es debido? De momento parece que sí, Fiona está dispuesta a intentarlo, Gus es el elegido. 
Quizás esta vez Fiona está dispuesta a hacer las cosas bien y no estropear lo suyo con el músico, pero también hay que contar con los factores externos que pueden hacer que todo se tambalee. Y quien mejor para poner todo patas arriba que Jimmy. Sabíamos que en algún momento tenía que volver y por fin ha llegado. No nos han dejado ver mucho más de este regreso triunfal, solo que esa mujer que siempre iba a la cafetería para ver a Fiona efectivamente tenía unas intenciones muy distintas a las que creíamos. Podemos augurar que de primeras Fiona se va a tomar muy mal su regreso, pero también hay que tener claro que él viene para revolver las cosas y que su presencia va a interponerse entre ella y su marido.

vlcsnap-2015-02-10-18h08m57s26

Y mientras unos vuelven, otros se van. Otra de las cosas que sabíamos que estaban destinadas a estropearse es la relación entre Mickey e Ian. Capítulo a capítulo hemos visto pinceladas más que evidentes de que su comportamiento no es normal. Ambos han estado negando el problema del pelirrojo hasta tal punto que cuando Mickey reacciona es demasiado tarde. Qué dolor ver a Mickey darse cuenta de la realidad, de que él no puede contener la enfermedad de Ian solo porque le quiera. Y sobre todo cuando éste reniega de su enfermedad y no tiene ninguna intención de tratarse. Por si eso no fuera suficiente duro y triste, Ian decide huir llevándose al hijo de su novio. Preparémonos porque cuando llegue el momento en que Ian asuma su enfermedad. Será igual de duro o peor. Con la huida de Ian es posible que veamos una unión Gallagher-Milkovich para encontrarle a él y al bebé sanos y salvos. Lo que habrá que ver es cómo queda la relación entre Mickey e Ian después de todo esto. Muy buena pinta no tiene y mi corazón seriéfilo sufre y llora por ello.
En cuanto a los pequeños de la casa, tienen bastante con ser adolescentes. Carl sigue en esto de vender drogas, cosa que también tiene pinta de ir a peor. Y Debbie está en proceso ponerse cachas y ganarse el respeto de la gente a base de golpes. Por un lado está muy bien que se haya puesto como objetivo ponerse en forma y entretenerse en el gimnasio, pero por otro ir pegando a la gente por ahí, por muy mal que te caigan, seguramente no es la mejor idea.
Hablando de pequeños, ¿Qué es de Liam? Porque no le vemos mucho ultimamente y, aunque su protagonismo sea escaso, parece desaparecido.
Y para finalizar hay que mencionar que, definitivamente, Kevin y Verónica pasan por su peor momento.

vlcsnap-2015-02-10-18h09m16s218

Ni siquiera empatar a infidelidades sirve para arreglar todo este problema (Kevin ha tenido uno de los momentos más delirantes del capítulo intentando ligar con una madre en un parque). Sinceramente la actitud de Vero empieza a parecerme inmadura y algo egoísta. Está claro que no pensó muy bien lo que significaba tener hijos y que, sobre todo cuando son bebés, necesitan toda la atención. Esperemos que reaccione y se de cuenta de que todo se puede acabar equilibrando.

Una semana más Shameless sorprende, divierte, emociona y, sobre todo, nos deja con ganas de más. Lo mejor seguramente esté por venir, así que esperemos pacientemente a la próxima semana.


Reacciones: 

Related

USA 8762400164726769163

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item