loslunesserifilos

Review Nashville 3x13- "I´m lost between right and wrong"

Continuamos avanzando con la segunda mitad de esta tercera temporada. Los intentos de Jeff por f...


Continuamos avanzando con la segunda mitad de esta tercera temporada. Los intentos de Jeff por firmar a Maddie para Edgehill chantajeando a Teddy han tenido resultado, y el alcalde ha acabado firmando el contrato para evitar que el escándalo de las prostitutas le salpique tanto a él como a sus hijas.

Jeff no tarda mucho en hacer que Rayna se entere de su jugada, enviando un collar para Maddie a la sede de Highway 65. Rayna obviamente monta en cólera, pero por mucho que quiera poner a sus abogados a anular ese contrato, la ley de Tennessee parece firme en ese sentido: con el consentimiento de un solo padre es suficiente. Además, Rayna y Highway 65 no van muy sobrados de recursos como para afrontar una demanda contra una gran corporación como Edgehill.

Rayna va a pedirle explicaciones a Teddy, quien al principio intenta ocultar los verdaderos motivos por los que ha firmado, pero después de que Jeff le presione con presentar a Maddie al día siguiente, acaba cediendo y contándole la verdad a Rayna. La cantante decide finalmente acudir a la reunión en que Jeff pensaba presentar a Maddie a su jefe, y contarle a este todas las artimañas que Jeff ha empleado para contratar a su hija, además de lo sucedido en su casa con el intento de suicidio de Layla. Rayna acaba consiguiendo su objetivo: a Maddie le rescinden el contrato (Maddie ha acabado siendo cantante profesional por un par de días sin saberlo siquiera) y de bonus despiden a Jeff.

Esto acaba repercutiendo también en Layla, que ha salido del hospital y ya está en casa. Will va a mudarse a casa de Gunnar para dejarle espacio, aunque Layla parece tener la intención de marcharse de Nashville, ya que siente que no tiene nada que hacer allí y que no le importa a nadie. Pero Jeff intenta quitarle esa idea diciéndole que quiere que cante ante su jefe, el mismo día que la reunión de Maddie, pero acaba siendo imposible teniendo en cuenta como acaba esa reunión. Finalmente, vemos a Jeff refugiándose en casa de Layla, el único lugar en el que cree que no le juzgarán (por cierto, digo casa de Layla, pero echando la vista atrás hay que ver por la cantidad de manos que ha pasado ese piso. Y eso que al principio era donde vivían Scarlett y Avery cuando eran pareja…)

Luke sigue intentando suplir la canción que ha sacado de su disco, así que recurre a Gunnar para que escriban algo juntos. Esa reunión de corazones rotos acaba convirtiéndose en una gran juerga con mujeres y bebida a la que también se apunta Will, que esta vez no quería fingir que le apetecía estar con chicas, aunque ha disimulado ante Luke. Finalmente consiguen escribir una canción, aunque los dos siguen estando heridos, y puede que aún tarden un tiempo en superarlo (o no, que ya sabemos que en esta serie las cosas siempre van muy rápido)

Avery intenta meterse de lleno en su faceta de productor del disco de Saddie, aunque Juliette no se lo está poniendo nada fácil en vista de que lo tiene como chico para todo. Pero Bucky no está muy contento porque cree que Avery está tardando demasiado, y el ingeniero de sonido que han contratado no está muy contento con él tampoco, ya que no dejan de sucederse las interrupciones por las llamadas de Juliette y porque Avery busca un sonido muy específico que están tardando en encontrar. Además, Pete, el ex de Saddie, está saltándose la orden de alejamiento que la cantante le ha impuesto esperando fuera del estudio, por lo que Saddie tampoco está para cantar. Cuando Avery se entera de todos los problemas de Saddie con Pete y especialmente cuando sabe que está fuera del estudio, decide actuar, y sale fuera del estudio a enfrentarse a él. Pero antes de que pase nada, Saddie se aprovecha de la cámara de seguridad que hay fuera y dado que podría probar que Pete se ha saltado la orden, consigue que se marche (mejor para Avery, que las estadísticas en peleas no le favorecen. No hay más que recordar la que tuvo con Gunnar en la primera temporada…). Ya metida de nuevo en situación, Saddie vuelve al estudio y borda la grabación, por lo que todos contentos con el trabajo de Avery.

Las posibilidades de trasplante no mejoran, y Deacon está obsesionado por saber cuánto tiempo le quedaría de vida en caso de no finalmente no conseguir la operación. Y dado que su médico no quiere decírselo, decide consultarlo por internet. Cuando ve que solo le quedan 6 meses de vida, al guitarrista le puede la ansiedad, y comienza a dejar testamento y a intentar que Maddie se aleje (aún más de él). Por suerte, la Maddie sigue insistiendo en verla, y con ello ayuda a ver a Deacon que él a su vez no soporta no verla, y que, le quede lo que le quede, no tiene por qué pasarlo amargado. Quien está llevando muy mal todo este asunto es Scarlett, que intenta que su tío lleve una vida lo más sana que pueda  y que no pierda las esperanzas, pero en realidad quien las necesita es ella. Por suerte, el doctor está siendo un apoyo en ese sentido convirtiéndose en un amigo, y visto lo visto es  probable que no tarde en ser algo más que eso.

Otro entretenido capítulo de Nashville para la colección, que en mi opinión ha despuntado un poco más que los anteriores.






Reacciones: 

Related

Series 372081880092649748

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item