loslunesserifilos

Review Nashville 3x11- "I´m not that good in goodbye"

Tras casi un par de meses de parón, volvemos a la ciudad del country para retomar las tramas que...


Tras casi un par de meses de parón, volvemos a la ciudad del country para retomar las tramas que dejó en alza la midseason finale. Es decir, la no-boda de Rayna y Luke, la sí-boda de Juliette y Avery, Deacon siendo diagnosticado de una cirrosis que tiene opciones de ser cáncer, el intento de suicidio de una Layla que ya no soportaba más su situación o a Gunnar descubriendo que en realidad Micah no es su hijo, sino su sobrino.

Comencemos con Rayna, que tras dejar a Luke plantado antes de llegar al altar, ve como al cantante no le ha sentado especialmente bien la noticia. Tras destrozar la tarta de bodas entre otras cosas, Luke va a casa de Deacon convencido de que va a encontrar a Rayna allí, pero no es el caso. Allí, los hombres de Rayna deciden afrontar la situación de la manera más lógica posible: a puñetazo limpio, donde Luke se lleva a la peor parte. Además, son conveniente grabados por gente que pasaba por allí.

Los Sálvame estadounidenses se empiezan a frotar las manos con la situación, así que Rayna decide anticiparse a Luke y declara que aunque su relación sentimental haya llegado a su fin, espera poder seguir manteniendo la amistad con él. No parece que Luke piense lo mismo teniendo en cuenta que le está pasando muchas de las facturas de la boda a Rayna (lo que seguramente dejará su cuenta corriente tambaleándose)  y que vuelve a restregarle que ha relanzado su carrera gracias a el. Ni siquiera sus hijas están contentas ante lo que ha pasado. Maddie porque su madre no ha dejado a Luke por Deacon, y Daphne porque no va a casarse con Luke. Colt y Sage tampoco están muy contentos con cómo está llevando su padre la situación, por lo que deciden juntarse con Maddie y Daphne.

Y es que Luke, decidido a aparentar que no está tocado por lo sucedido (y para amortizar parte de lo de la boda), decide organizar un concierto privado para 500 fans en su rancho. Veremos si Luke quiere seguir desquitándose con Rayna y qué papel juega ahora el cantante en la serie, ya que hasta ahora siempre había estado ligado a su ex. Rayna, tras enterarse de que Deacon fue a verla, se pasa por su casa y le dice que sigue queriéndole, pero que necesita tiempo.

El problema es que a Deacon no podía haberle llegado esta situación en peor momento. Las pruebas que le hacen confirman que su cirrosis es cáncer, y que, dado el tamaño del tumor, no es posible la quimioterapia, por lo que la única opción de Deacon es un trasplante de hígado. Trasplante que debe efectuarse lo antes posible, ya que si el tumor crece un poco más, no habrá nada que hacer. Lamentablemente, Scarlett no tiene el grupo sanguíneo necesario, y no puede ser su donante (visto lo visto, Maddie puede ser su mejor opción). No obstante, Deacon no quiere que nadie se entere de lo que le ocurre, especialmente Rayna. Scarlett, viendo que la situación de su tío es preocupante, decide llamar a su madre, así que parece que pronto tendremos a Beverly de vuelta.

En contraste con la situación de Rayna y Luke, Juliette y Avery viven en un remanso de paz. Con una luna de miel pendiente para cuando nazca el bebé, el matrimonio decide empezar a comportarse como tal, por lo que Avery va a mudarse a casa de Juliette y empieza a traer sus cosas (Me faltan Emily y Glenn en toda esta trama) Después de todo lo que han pasado, da gusto verles discutir por algo tan simple y cotidiano como donde colocar los muebles. Y es que Avery está encaprichado con una silla que a Juliette no le gusta como queda con el resto de la decoración, y además Avery considera que no le está dejando suficiente espacio para sus cosas. Solución: Juliette acaba colocando la silla en la futura habitación del bebé, recalcando que ahora lo comparten todo, y todos contentos.

Saddie no lo está pasando bien. La agresión de su ex la ha vuelto temerosa. Se encierra en casa y no duda en comprarse un arma para defenderse. No obstante, al final del capítulo cambia de actitud y parece decidida a denunciar la agresión a la policía. Bien por ella. Gunnar, por su parte, ha tenido que afrontar el tener que contarle la verdad a Micah. El niño no se ha tomado bien descubrir que su adorado padre es en realidad su tío, y ha declarado en el juicio que prefiere estar con sus abuelos. Al menos, Gunnar ha conseguido arreglar un poco las cosas con la abuela, y parece que podrá tener cierto contacto con Micah. Menos da una piedra.

Layla no llevó a cabo su intento de suicidio con éxito, pero no es capaz de soportar la situación en la que vive. Por suerte, Jeff ha intervenido y les ha quitado de encima el gran peso que suponía estar amenazados por la directora del reality. Jeff ha utilizado sus armas y ha conseguido que cancelen el programa y que el video de la confesión de homosexualidad de Will no vea la luz. Además, Will va a concederle el divorcio a Layla, diciéndole que puede alegar que la ha engañado. Así que Layla queda “libre” y parece que con terreno despejado con Jeff (pese a lo poco creíble que es el cambio de actitud del jefe de Edgehill hacia ella). Jeff, además, se ha librado de cualquier posible implicación por lo de la fiesta gracias a la influencia de Teddy y que a Layla no ha declarado en su contra. Jeff, ahora deja un poco de lado los romances y céntrate más en volver a ser un cabrón. Retoma el tema de fichar a las hijas de Rayna, que puede dar juego.

En fin, sin brillar especialmente, Nashville no ha tenido un mal retorno. Ahora toca ir desplegando las tramas de esta segunda mitad de la temporada.


Reacciones: 

Related

Series 8932610638625020655

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item